Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 00:59 CET
Argentina

Cristina Fernández califica de 'disparate' que la acusen de haber recibido sobornos

La expresidenta argentina, Cristina Fernández, al acudir a los tribunales federales. (EFE)

La expresidenta argentina Cristina Fernández calificó este lunes de "disparate" que la acusen de haber recibido millonarios sobornos durante los Gobiernos kirchneristas y repitió su versión de que es víctima de una "maniobra persecutoria", en un escrito presentado ante el juez que la investiga por asociación ilícita, reporta EFE.

"Pareciera ser que además de desempeñarme como jefa del Poder Ejecutivo por el voto popular durante ocho años, habría tenido el tiempo suficiente para liderar todos los emprendimientos criminales de los que ahora se me acusa", señala en el texto, que entregó al juez Claudio Bonadio la actual senadora.

Presentó una petición de nulidad y recusó tanto al juez como al fiscal del caso. Negó "de manera terminante los cargos" en su contra.

El escándalo se destapó el 1 de agosto pasado, cuando Bonadio ordenó los arrestos y comparecencias de decenas de empresarios de la obra pública y exfuncionarios, con base en los cuadernos que un chófer del Ministerio de Planificación escribió durante una década, en los que detallaba cómo trasladaba en su auto bolsas repletas de dólares para repartirlas supuestamente a miembros de los Ejecutivos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Fernández (2007-2015).

En medio de un fuerte operativo de seguridad, la exjefa de Estado se presentó este lunes en los tribunales federales de Buenos Aires para cumplir con el llamado del magistrado, con quien mantiene una tensa enemistad después de que la procesara en otras causas y hasta llegara a pedir su detención a finales del año pasado.

"A partir de la asunción del ingeniero Mauricio Macri como presidente de la nación, he sido sometida a una múltiple persecución judicial, solo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional", dice Fernández en el escrito que entregó a Bonadio.

Para que la "maniobra persecutoria fuese eficaz" y rindiera sus "efectos" ante la opinión pública, en todos los casos se habla de "maniobras" de lavado de activos, enriquecimiento ilícito y otros presuntos hechos de corrupción en los cuales, para infringir un "mayor daño", fueron imputados sus hijos, Florencia y Máximo Kirchner, y otros miembros de su familia, se queja.

"Resulta inconcebible que Bonadio, colocándose nuevamente el traje de juez enemigo, me fabrique una nueva causa en la que se me imputa otra vez la conducta de asociación ilícita por la que se me persigue en los procesos que mencionara en el punto anterior", dice Fernández.

Tras definir como un "disparate" la nueva causa en la que se le acusa de recibir sobornos —en los cuadernos del chófer aparecía supuestamente como uno los destinos del dinero la residencia presidencial—, Fernández afirma que esto se debe a las "interferencias" del Gobierno de Macri, sobre la Justicia.

Sobre su decisión de presentar un escrito, la expresidenta niega que sea una "estrategia para no declarar" y recuerda que desde hace más de dos años viene requiriendo que se investigue toda la inversión en obra pública que se desarrolló entre 2003 y 2015.

"Es más, si existe un propósito auténtico por saber lo que ha ocurrido con la obra pública en nuestro país, incluso la investigación debe alcanzar hasta el presente (...) En definitiva, lo que pretendo como cualquier ciudadano es que se lleve a cabo una investigación judicial seria, objetiva e imparcial", dice.

En su cuenta en Twitter, Cristina Fernández denunció una supuesta "estrategia regional para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas que —dijo— ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas durante la primera década y media del siglo XXI".

Al parecer, se refería a la situación de políticos como el expresidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva, condenado a 12 años de prisión bajo cargos de corrupción.

3 comentarios

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

pero bueno, con todo lo que robó esta rata viuda del bizco y no tiene tres dólares para comprarse un tubito de tinte barato para teñirse las raíces de ese pelo de bruja?????? Que barbaridad!!!!

Imagen de el viejo capao

claro, que otra cosa iba a decir esta delincuente???? Es igualita a Maduro, a Ortega, Correa y los hermanitos castros... Todo son unos delincuentes...

Imagen de Balsero

TODOS los gobiernos pertenecientes al grupo del "Socialismo del Siglo XXI" han sido ladrones. Desde el presidente hacia varios estratos hacia abajo, las huestes se quedaron con lo ajeno. Es decir, decían que gobernaban para el pueblo, pero les sacaban al pueblo. Una verdadera máquina de hacer pobres y sumisos. Kirchner (x 2), Lula, Dilma, Correa, Chávez, Maduro, Castro (x 2), Ortega (x 2), Díaz-Canel y pido disculpas porque alguno me olvido en el cuadro de honor. Para peor, la ex presidenta argentina además de estar complicada por enriquecimiento ilícito, pesa sobre su humanidad la causa por la muerte del ex fiscal Nisman, aquel que la señalara por estar implicada en negocios con los iraníes, principales partícipes - según la investigación - de la bomba que mató a decenas en la mutual judía AMIA, en Buenos Aires, justo cuando el amigo D'elía viajaba constantemente a La Habana para buscar bolsos con dinero proveniente de Teherán y Caracas.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.