Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Última actualización: 15:44 CET
BRASIL

Un festival en Río moviliza a miles de brasileños y 42 artistas por 'Lula libre'

Asistentes al 'Festival Lula Libre'. (ROSARIO3)

El "Festival Lula Libre", un inédito concierto musical ofrecido gratuitamente por 42 conocidos cantantes brasileños, incluidos Gilberto Gil y Chico Buarque, reunió el sábado a una multitud en Río de Janeiro para pedir la libertad del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, reportó EFE.

El concierto llenó por completo la turística plaza de los Arcos da Lapa, en el centro de Río de Janeiro, y mostró el apoyo de numerosos artistas a Lula, preso desde el 7 de abril para cumplir una condena de 12 años de prisión por corrupción.

Los artistas se turnaron para corear el eslogan "Lula libre" en un "acto cultural y político" promovido por sus organizadores "en defensa de la democracia y contra la detención del expresidente", a quien consideraron un "preso político" y víctima de una persecución por parte de jueces que lo condenaron "sin pruebas" para impedirle que vuelva a la Presidencia, según los organizadores.

El acto también fue aprovechado para difundir la candidatura de Lula, que pretende disputar las elecciones presidenciales de octubre pese a estar encarcelado, pese a que afrenta otros seis procesos judiciales y que está virtualmente inhabilitado debido a que la legislación veta las aspiraciones de personas cuya condena ha sido confirmada por tribunales de segunda instancia, como en su caso.

Pese a esos impedimentos, el exjefe de Estado es el máximo favorito en las encuestas para ganar las elecciones, y los últimos sondeos le atribuyen un apoyo del 33%, más del doble de su principal rival, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro (15%).

El concierto fue abierto por la Orquesta Voadora este sábado y en el palco se fueron relevando los diferentes cantantes y grupos, entre ellos sambistas como Beth Carvalho, Jards Macalé y Noca da Portela y representantes de la Música Popular Brasileña como Chico César y Ana Cañas.

El evento se extendió hasta la madrugada del domingo con las presentaciones de Chico Buarque y Gilberto Gil, dos históricos representantes de la Música Popular Brasileña, que nunca han escondido su apoyo a Lula y que se presentaron juntos por última vez en 1973, durante la dictadura militar.

Gil, uno de los padres del movimiento cultural y musical conocido como Tropicalismo, llegó a ser ministro de Cultura de Lula.

El canal Telesur presentó el reencuentro de voces en "Cálice" como un canto, "como en 1973, pero a otra dictadura".

Por el escenario pasó también el trovador cubano Eduardo Sosa, según recogió la edición digital de la Televisión de Santiago de Cuba.

Pese al clima de paz mostrado por la mancha de color rojo que se concentró bajo los Arcos da Lapa, algunos manifestantes llegaron a protagonizar incidentes cuando fiscales electorales aparecieron para decomisar banderas y folletos con propaganda electoral, lo que está prohibido por ley a poco menos de tres meses de las elecciones.

Entre el material de campaña confiscado había un muñeco inflable que representaba al exmandatario, aún considerado como el líder más carismático en la historia de Brasil.

Pese al protagonismo de los cantantes, en el palco también aparecieron dirigentes del PT como la presidenta de la formación, Gleisi Hoffmann, y el senador Lindberg Farías, así como dirigentes sindicales y de partidos históricamente aliados, y líderes de movimientos sociales.

El festival consiguió movilizar en masa a los militantes del PT pese a que otras convocatorias en defensa de la libertad de Lula atrajeron a pocas personas en todo Brasil.

Lula promete deshacer la venta de activos públicos si vuelve a la presidencia

En un artículo publicado el viernes, Lula dijo que si vuelve a ser elegido en octubre propondrá un referéndum para revertir la venta de activos de empresas con presencia estatal como Petrobras y Eletrobras, reportó Reuters.

Lula también prometió que detendrá una sociedad conjunta por valor de 4.750 millones de dólares que entregaría al fabricante estadounidense de aviones Boeing Co una participación controladora en el negocio de aviación comercial de la brasileña Embraer SA.

En su artículo de opinión en el diario Correio Braziliense, Lula criticó al presidente Michel Temer por entregar los recursos del país a empresas extranjeras con concesiones que dan acceso a miles de millones de barriles de petróleo.

"La venta del control de Embraer a Boeing es parte de esa misma política de entregas, renunciando a uno de los sectores más avanzados de la industria brasileña y uno de los pilares de nuestra estrategia de defensa", escribió.

La privatización de la estatal Centrais Elétricas Brasileiras SA, conocida como Eletrobras, una de las energéticas más grandes de Brasil, es otro ejemplo de la "destrucción nacional", dijo Lula.

El popular político afirmó que está comprometido con la revocación de todas las medidas que afecten a la independencia de Brasil y que lo hará por medio de una consulta.

Lula argumentó que su encarcelamiento era parte de un proceso de "sometimiento nacional".

"Quieren excluirme de la elección y silenciar mi voz, en un intento por intimidar y silenciar al pueblo brasileño mientras sus recursos están siendo saqueados abiertamente", comentó.

1 comentario

Imagen de el viejo capao

bueno, por más q presionen la ley es la ley y lulita da silvita se va a morir en su celdita como debe de ser por ladrón y corrupto. lulita da silvita es un DELINCUENTE estilo ortega y maduro

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.