Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Última actualización: 15:23 CET
NICARAGUA

La Policía de Nicaragua confirma otras tres víctimas mortales en las protestas contra Ortega

Marcha en honor a estudiantes fallecidos en las protestas en Nicaragua. (EFE)

Al menos tres civiles muertos y cinco policías heridos fue el saldo de un enfrentamiento armado ocurrido este martes en el norte de Nicaragua entre agentes del orden y manifestantes antigubernamentales, informó la Policía Nacional citada por EFE.

El suceso se registró a las 5:30AM hora local en el barrio Sandino, municipio de Jinotega, cuando las fuerzas policiales realizaban labores de restablecimiento de la libre circulación en ese lugar que, en palabras de la Policía, "estaba secuestrado por grupos de terroristas", en alusión a los que protestan contra el Gobierno.

Esos grupos mantenían bloqueos en la vía y barricadas en las calles de ese barrio donde —insiste el comunicado— cometían "asaltos, lesiones, extorsiones, amenazando a personas y propietarios de negocios, causando terror y zozobra en los habitantes", de acuerdo con la información policial.

"Estos grupos terroristas atacaron con armas de fuego y morteros a las fuerzas policiales, resultando tres personas fallecidas y cinco compañeros policías heridos", según el parte policial.

En su informe, la Policía reiteró su compromiso de continuar trabajando para fortalecer la paz, la seguridad de las personas, familias y comunidades nicaragüenses.

Por su lado, los manifestantes "autoconvocados" de la ciudad de Jinotega denunciaron que se trató de un nuevo ataque de las llamadas "fuerzas combinadas" del Gobierno, integrada por policías, antimotines, parapoliciales y paramilitares, que dejó al menos tres muertos en esa zona norte del país.

El ataque, que se extendió por más de ocho horas entre la noche del lunes y la madrugada de este martes, ocurrió en el barrio Sandino, de Jinotega, 163 kilómetros al norte de Managua, conocido como "el Monimbó del norte", debido a la fuerte resistencia ante el Gobierno de Daniel Ortega, según los "autoconvocados".

La diócesis de Jinotega confirmó el ataque del Gobierno, y el sacerdote Carlos Enrique Herrera ingresó al barrio Sandino para conocer la situación.

Según los "autoconvocados", el Gobierno ejecutó la denominada "Operación Limpieza", que consiste en remover los bloqueos de las vías con palas mecánicas, camiones y trabajadores del Estado, bajo el resguardo de las "fuerzas combinadas", que se movilizan a bordo de camionetas todo terreno y fuertemente armadas.

El Gobierno ha acusado de ejercer terrorismo, crear inseguridad y actuar con violencia a "quienes se han propuesto alterar por la vía de hecho" el orden jurídico y constitucional por medio de los bloqueos de vías.

EEUU acusa a Ortega de patrocinar la violencia en Nicaragua

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, aseguró este martes que la violencia en Nicaragua "patrocinada por el Estado" es "innegable" y acusó al Gobierno del presidente Daniel Ortega de ser responsable de la muerte de más de 350 personas en la ola de protestas que sacude el país desde abril.

"La violencia en Nicaragua patrocinada por el Estado es innegable. La propaganda de Ortega no engaña a nadie y no cambia nada. Más de 350 muertos a manos del régimen. EEUU insta al Gobierno de Ortega a que ponga fin a la violencia YA y a que celebre elecciones adelantadas", escribió Pence en su cuenta oficial de Twitter, reportó EFE.

El vicepresidente acabó su mensaje advirtiendo a Ortega de que "el mundo está observando".

Ortega afirmó el lunes en una entrevista a la cadena de televisión de EEUU Fox News que las protestas en su país proceden tanto de sectores contrarios como favorables al Ejecutivo, y sostuvo que un adelanto electoral crearía "inestabilidad e inseguridad" y "empeoraría las cosas".

Desde que comenzara el levantamiento popular el pasado mes de abril en Nicaragua, se calcula que han fallecido más de 350 personas, la mayoría de ellas a manos de grupos paramilitares favorables al Gobierno.

Esta situación ha llevado a Washington a denunciar en diversas ocasiones la violencia y a sumarse a la comunidad internacional en la exigencia de que Ortega acceda a adelantar los comicios fijados para 2021 para poner fin a los enfrentamientos.

Hasta ahora, EEUU ha revocado una veintena de visados a funcionarios y otros individuos implicados supuestamente en la violencia y, además, ha sancionado a tres altos cargos nicaragüenses cercanos a Ortega, entre los que figura el jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz.

Al ser preguntado este martes por EFE, un alto funcionario del Departamento de Estado rechazó detallar si EEUU impondrá más sanciones.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, condenó "los cobardes ataques" contra miembros de la Iglesia Católica, que actúa como mediadora en el diálogo nacional entre las autoridades nicaragüenses y la opositora Alianza Cívica, que aglutina al sector privado y la sociedad civil.

"EEUU continúa apoyando los esfuerzos dirigidos por la Iglesia para resolver el conflicto en curso en Nicaragua", afirmó.

Esta es la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980 en Nicaragua —con Ortega también como presidente—, después de que su Gobierno realizara unas fallidas reformas a la seguridad social que sirvieron como detonante para que la población comenzara a protestar sobre sus abusos y corruptelas.

1 comentario

Imagen de el viejo capao

Y sigue sin límites el delincuente Ortega matando a su pueblo... 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.