Lunes, 25 de Marzo de 2019
Última actualización: 02:18 CET
Política

Ben Rhodes cuenta sus años asesorando a Obama

El expresidente de EEUU, Barack Obama, junto a su asesor Ben Rhodes. (NATIONAL REVIEW)

"El arco del universo moral es largo, pero se inclina hacia la justicia." Esta cita de Martín Luther King se podía leer en el Despacho Oval en los años de la presidencia de Barack Obama, a quien probablemente le gustaría que su paso por la Casa Blanca fuese asociado a esa esperanza.

En todo caso, es ese idealismo el que parece haber impulsado a uno de sus más cercanos colaboradores, Ben Rhodes, quien, durante sus dos mandatos, fuera asesor en política exterior, director de comunicaciones y escritor de discursos del presidente.

Así lo plasma Rhodes en su libro de memorias The World as It is (Random House, 2018), publicado recientemente y cuya traducción sería El mundo tal como es

No es esta una lectura para quien busque revelaciones indiscretas sobre la vida entre bastidores en la Casa Blanca o para quien espere un ajuste de cuentas. Es más bien un acercamiento a lo que fue la iniciación de Rhodes a la realidad del poder y, en particular, de los mecanismos y consideraciones que terminan por determinar la política exterior de un país.

Según el autor, era justamente la voluntad de sacudir las inercias establecidas lo que guió la política exterior de Obama, buscando en un primer tiempo reparar las relaciones con los aliados de EEUU y con el mundo musulmán, maltrechas después de la intervención militar estadounidense en Irak en 2003.

Pero también intentando solucionar viejos contenciosos como el pacto nuclear con Irán o el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba.

En este empeño Obama contaba con un equipo que se decantaba por un enfoque más bien positivo, cuando no optimista, de las relaciones internacionales, en el que se agrupaban el propio Rhodes, la consejera de Seguridad Nacional Susan Rice y la embajadora ante la ONU Samantha Power.

La dura realidad

Sin embargo, el entusiasmo de Rhodes terminó chocando con la realidad y, por lo menos, en dos ocasiones se vio distanciado de las decisiones de Obama. 

La primera vez fue a raíz de la actitud conciliadora de EEUU con los militares egipcios en cuanto a la gestión de la Primavera Árabe y de sus consecuencias. 

"Nuestra prioridad tiene que ser la estabilidad", le explicó Obama a Rhodes. Unas palabras que sancionaban la victoria, en este caso, del ala realista de la Casa Blanca: el vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Estado Hillary Clinton.

El otro desencuentro se dio cuando el régimen de Bachar el Asad empleó armas químicas, franqueando la línea roja que la Administración Obama le había fijado en el conflicto civil. 

Pese a correr el riesgo de pasar por débil, el mandatario estadounidense optó por la no intervención, concluyendo que actuar empeoraría aún más la situación en el país árabe.

La cautela a toda costa

Y es que el hilo conductor de la política exterior de Obama era, según Rhodes, no cometer estupideces. En este sentido, le servía de ejemplo el caos generado por las invasiones de Afganistán y de Irak a principios de siglo. 

De igual modo lo frenaba la desagregación en la que se había sumido Libia después que la intervención de la OTAN –con el beneplácito del propio Obama– puso fin a la dictadura de Muamar el Gadafi.

Sin embargo, la cautela también implica riesgos. En el caso de Cuba, por ejemplo, Rhodes –quien llevara las negociaciones que condujeron al restablecimiento de las relaciones diplomáticas– reconoce que las promesas de reformas económicas y políticas, hechas por La Habana, quedaron en punto muerto.

Dos datos resultan llamativos en este recuento. El primero es que la mayoría de los analistas en Washington considerara a Alejandro Castro Espín –el hijo de Raúl Castro y encargado de las negociaciones por el lado cubano– el hombre más poderoso en la Isla después de los hermanos Castro.

El otro es que Alejandro Castro le haya propuesto a Rhodes que EEUU devolviera la base naval de Guantánamo, incluso con sus presos. "Cuba sabe muy bien cómo mantener la gente a resguardo", le habría dicho. Evidentemente la oferta fue rechazada.

Aun así, como suele suceder en el tablero geopolítico, la Administración Obama veía el acercamiento con Cuba como parte de un plan más amplio: reforzar la posición estadounidense en Latinoamérica después de casi dos décadas de repliegue en la región.

¿Correspondió pues la política exterior de Obama al idealismo que supuestamente lo impulsaba? ¿Logró dejar un mundo mucho más seguro y propicio a la colaboración entre Estados? Detractores y defensores del expresidente siguen enfrentados al respecto.

Probablemente estas memorias de Rhodes no ayuden a zanjar el debate. En cambio, propician una perspectiva nada despreciable sobre la complejidad de la toma de decisiones en la esfera internacional.

42 comentarios

Imagen de Anónimo

Sí, con la nueva información secreta se descubrió que al que asignaron para investigar la “injerencia rusa”, le mandaba mensajes a la amante asegurándole cómo era que iban a montar la trampa, pensando que crook Hilary iba a ganar y que todo iba quedar por debajo de la mesa, como Obama hizo con Benghazi, con la operación fast and furious, la limpiadera de files con cloro, y que el private email lo usaba hasta el Hussein presidente. Cuántas cosas han salido!, y las que van a salir.

Imagen de Anónimo

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia entregó a legisladores republicanos nueva información secreta relacionada con la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones después que el bloque oficialista amenazó a declarar a varios funcionarios en desacato e incluso impugnarlos.Una vocera del presidente de la cámara Paul Ryan dijo que el departamento respondió parcialmente a varios pedidos de las comisiones judicial y de inteligencia. 

Imagen de Anónimo

Esta gente de Obama todavía no se recuperan del trancazo... Añoran melancolicamente sus días de gloria...

Imagen de Anónimo

#Trump2020 #MAGA

Imagen de Anónimo

Oye anonimo del 21: 20 aqui esto es un espacio abierto donde cada cual expresa libremente sus opiniones sin necesidad de caer en los descalificaciones u ofensas. Si no puedes opinar sin ofender es porque eres un tarado. Probablemente estas pidiendo a gritos un loquero para esa cabecita tuya de tarado.

Imagen de Anónimo

Si el Hussein hubiese podido también les devuelve la Base.  

Imagen de Anónimo

16:53 Los médicos en Cuba todavía no pueden salir libremente....... Obama estaba acabando con los USA, y con los Castro se bajó los pantalones (Espía inseminando a la mujer en Cuba, mientras los Castro le dejaban a más de 20 funcionarios diplomáticos sordos). Que Obama sea una persona simpática es una cosa, pero su desempeño como presidente tuvo más desaciertos que triunfos. El Trump será un loco, pero de momento ciertas cosas le están funcionando mejor que a Obama. Esa es la realidad.

Imagen de Anónimo

Dice un ANO aqui: "con un tirano no se negocia y punto. Sentarse en la mesa de negociacion con un tirano es rebajarse a su nivel".  Y yo le pregunto; Con quien se sento a la mesa el payaso amarillo de la casa revuelta, el TRUMPUTIN AMARILLO?  Quien es KIM JONG-UN? .PODRIAS RESPONDERME, CUBICHE FLORIDANO ACEFALO? A que no tienes argumentos, clarooo, si tu amo amarillo te dejo en Ridi-CULO.

Imagen de Anónimo

El desastre que hizo Obama en Cuba se está viendo ahora: sigue la corona castrista eligiendo a sus monarcas.

Imagen de Anónimo

Barry Soetoro, alias Barack Hussein Obama es un seudocomunista. Traidor del pueblo cubano. #Trump2020 #Pence2024 #Ivanka2032 #BarronTrump2040#MAGA 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.