Sábado, 23 de Junio de 2018
Última actualización: 12:05 CEST
EEUU

El FBI eleva a diez la cifra de muertos y a 13 la de heridos en un tiroteo en Texas

Fuerzas de seguridad y del equipo médico atienden a víctimas de un tiroteo en una escuela en Santa Fe. (EFE)
Dimitrios Pagourtzis, detenido e identificado como el sospechoso del tiroteo en Santa Fe, Texas, cerca de Houston. (Policía del Condado Galveston/AP)

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de EEUU elevó este sábado a 13 el número de heridos en el tiroteo de este viernes en una escuela de Santa Fe (Texas), mientras seguía tratando de aclarar que llevó a un joven de 17 años a emprender la masacre en la que perdieron la vida diez personas, reportó EFE.

Entre los heridos se encuentran los dos agentes de seguridad del instituto, cuyo estado de salud es "crítico pero estable" dentro de la gravedad, según confirmó el jefe de policía del Departamento de Santa Fe, Walter Braun, en una conferencia de prensa.

Braun explicó que ambos oficiales, encargados de vigilar el centro educativo, actuaron "de la mejor forma posible" y que recibieron entrenamiento para responder a este tipo de situaciones, por lo que sus lesiones se deben a la magnitud del ataque y no a una falta de competencia.

"Hicieron lo que tenían que hacer según el protocolo, acudieron inmediatamente, trataron de detener al sospechoso y estamos orgullosos de su trabajo", comentó.

Las autoridades policiales no quisieron revelar más detalles, al tratarse de una investigación en curso, sobre las posibles motivaciones que llevaron al joven de 17 años Dimitrios Pagourtzis a matar a diez personas, la mayoría de ellas compañeros de la misma escuela.

Los estudiantes comentaron a diversos medios locales que el presunto asesino era un chico tranquilo, bastante tímido y poco hablador que jugaba en el equipo de fútbol americano de la escuela, por lo que resultaba "inimaginable" que cometiera estos actos.

Sin embargo, en el perfil de Pagourtzis en Facebook se pueden ver fotografías en las que muestra iconos totalitarios, desde el comunismo hasta elementos de estética neonazi, aunque, paradójicamente, en su principal foto aparece con una gorra que lleva el símbolo de la paz.

En la misma red social, el presunto asesino publicó una fotografía de una camiseta con el lema "Nacido para matar" que, según medios locales, es la que llevó puesta durante el tiroteo.

La personalidad de Pagourtzis es uno de los grandes interrogantes para los investigadores, que tratan de descubrir por qué robó una escopeta y una pistola del arsenal doméstico de su padre y abrió fuego contra sus compañeros indefensos.

En su primera aparición ante un tribunal el viernes, el menor reconoció la autoría de los hechos y dijo que su plan era suicidarse tras la matanza, pero finalmente no tuvo "coraje" para hacerlo.

Además, según fuentes judiciales, admitió que evitó disparar a las personas que le caían "bien", para que después ellos pudieran "contar la historia".

Tras esta vista, Pagourtzis fue llevado de nuevo a su celda en la prisión de Galveston (Texas), en la que se encuentra aislado a la espera de continuar con un proceso judicial que le expone potencialmente a una condena a cadena perpetua.

El juez del condado de Galveston, Mark Henry, dijo este sábado que las autoridades le confiscaron explosivos caseros que, por fortuna, no estaban listos para ser detonados, al carecer de material incendiario.

Los artefactos estaban elaborados con botes de dióxido de carbono pegados entre sí y con una olla a presión con un reloj despertador y clavos en el interior.

El campus de la escuela de Santa Fe permanecerá cerrado hasta el martes 22 de mayo debido a las labores de exploración para determinar que no queda ningún artefacto en el terreno.

Por su parte, las organizaciones sanitarias pidieron a la ciudadanía que donara sangre en los hospitales de la zona para poder ayudar a los heridos, que se encuentran todavía en estado crítico.

La sociedad texana se volcó una vez más para ayudar a su comunidad en una nueva tragedia, y la estrella de fútbol americano de los Houston Texans, JJ Watt, anunció su disposición a pagar los costes del funeral de las víctimas.

Este es el peor tiroteo escolar después del sucedido el 14 de febrero en una escuela secundaria de Parkland (Florida) en el que fallecieron 17 personas, tras el cual se generó un gran debate sobre el control de las armas en EEUU.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

03:17 estoy totalmentede acuerdo con usted, es como que se alegran de esa triste noticia, no hay pesame salvo algunos, han politisado el desastre aereo tal como lo hace el gobierno cubano en sus mejores tiempos contra. USA, solo vierten odio y fustraccion como venganza a su impotencia. Y de este asesinato se olvidaron , los estudiantes no hacen politica y nada que oscuresca al imperio es relevante , ni la muerte de los hijos de la patria de Lincoln.

Imagen de Anónimo

.. que raro, esta noticia parece normal, nadie dice nada, sera que el accidente del avion se llevo a todo el mundo o es que tal vez para los asiduos a este periodico el hombre nuevo americano en america puede hacer lo que le de la gana que total esa es su casa y todo es perdonado  y el hombre nuevo cubano en america no se puede ni equivocar ,, que cosa mas rara ... me voy 

Imagen de Juan

Va llegar un tiempo no muy lejanos que si no ponen paro a las armas en este país. Los padres y las escuelas le van a dar permiso a los alumno para traer un arma para su protección personal y hay muchos padres que estarán de acuerdo con eso. Será un oeste pero eso puedes pasar. Y eso si pasa el permiso se lo van a otorgar a los estudiantes del doce grado como ese loco, que se hizo el loco y  mato a esos estudiantes.

Imagen de Anónimo

Nada de vivo o muerto. A ningún asesino masivo hay que herirlo (o no) y detenerlo. Ni dejarlo que se suicide. A 1ra vista, tirar a matarlo. La comunidad puede aducir defensa propia.