Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Última actualización: 23:51 CET
Venezuela

Caracas anuncia el arresto de cinco policías por el incendio que dejó 68 muertos en una comisaría

Cementerio de Valencia, Carabobo, durante el entierro de un recluso. (AP)

El Gobierno de Venezuela ordenó el arresto de cinco funcionarios de la Policía estatal por su presunto papel en un motín y un incendio que causaron la muerte de 68 personas, 66 de ellas reos, en las celdas atestadas de una comisaría de Valencia, la capital del estado de Carabobo, informa Reuters.

"Dictadas órdenes de aprehensión por el @MinpublicoVE contra 5 funcionarios de PoliCarabobo; indiciados de ser responsables de los trágicos hechos que ocasionaron la muerte de 68 ciudadan@s en los calabozos de la Comandancia de dicha Policía regional: YA DETENIDOS #JUSTICIA", tuiteó el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab.

Saab, un exgobernador del Partido Socialista cercano al presidente Nicolás Maduro, no proporcionó más detalles sobre la causa del desastre, el peor que ha afectado las cárceles notoriamente violentas de Venezuela en más de dos décadas.

Según la AP, Saab dijo que entre los funcionarios que ya están detenidos figura José Luis Rodríguez, subdirector de la Policía de Carabobo.

Familiares de presos muertos y un reo sobreviviente dijeron a Reuters que hubo un tiroteo con la Policía el miércoles por la mañana en la comisaría de Valencia.

La viuda de un recluso dijo que los oficiales habían rociado el área con gasolina, lo que alimentó un incendio a través de las celdas pequeñas con hamacas colgadas y divididas con sábanas.

Otras versiones afirman que los reclusos provocaron el fuego.

No hubo comentarios inmediatos de la Policía estatal de Carabobo.

La oposición de Venezuela culpa de la tragedia a la incapacidad de Maduro para reformar las cárceles sin ley de Venezuela, donde los presos se pasean con armas y organizan crímenes desde las celdas.

"¡La situación en los centros de detención y las celdas policiales en Venezuela es inaceptable!", dijo el legislador opositor Miguel Pizarro.

El anuncio de los arrestos fue efectuado un día después del entierro de los fallecidos, uno al lado de otro, en medio de la consternación de sus familiares. El Gobierno de Maduro, luego de varios días de silencio, solicitó el viernes al Ministerio Público que comenzara una investigación para determinar las causas del siniestro y las responsabilidades.

Desde hace años las organizaciones defensoras de los derechos humanos han alertado sobre la precaria situación de los centros policiales venezolanos, donde se estima que están recluidas 32.600 personas y hay un hacinamiento superior al 450%, según cálculos del Observatorio Venezolano de Prisiones.

Los detenidos deben estar en las comisarías por lapsos no superiores a 96 horas, pero debido al retraso del Ministerio de Servicio Penitenciario en dar los cupos en las cárceles y el hacinamiento en éstas, los presos pasan meses e incluso años detenidos en las estaciones policiales.