Sábado, 23 de Junio de 2018
Última actualización: 07:36 CEST
COLOMBIA

Santos ordena reanudar la negociación de paz con el ELN

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, junto al comisionado de paz Rodrigo Rivera (i) y Gustavo Bell (d) en Bogotá, este 12 de marzo. (AFP)

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este lunes reanudar la negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en un nuevo intento por alcanzar un acuerdo para acabar por completo con un violento conflicto armado de más de medio siglo, reporta Reuters.

Santos redobló la apuesta por el diálogo pese a la derrota que sufrió el oficialismo en los comicios legislativos del domingo a manos de la derecha que más rechaza su política de paz.

"He dado instrucciones al jefe del equipo negociador, Gustavo Bell, para que viaje a Quito y reactive la mesa de diálogo", señaló el mandatario en un mensaje a la nación.

El mandatario había suspendido la negociación en Quito, Ecuador, a finales de enero, después de una escalada de ataques del grupo rebelde contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica del país.

"Pensando en la vida, en salvar vidas, en lograr una paz completa para Colombia, he decidido retomar los diálogos de paz con el ELN", dijo Santos en una declaración desde la sede de la Presidencia. "Con este fin he dado instrucciones al jefe del equipo negociador, Gustavo Bell, para que viaje a Quito y reactive la mesa de diálogo".

Santos anunció la reanudación del diálogo después de que el grupo rebelde decretó una tregua unilateral que permitió que las elecciones legislativas y las consultas presidenciales del fin de semana transcurrieran en paz.

El Gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero de 2017, pero más allá de un cese bilateral de 101 días entre octubre y enero, el proceso no ha tenido logros concretos.

"Desde que se terminó el cese al fuego bilateral, son demasiado los muertos de lado y lado, demasiado los heridos, demasiado las víctimas, esto es lo que debemos parar, y eso solo se logra hablando", sostuvo Santos al justificar su decisión.

De acuerdo con estadísticas del Ejército, en los últimos dos meses murieron 19 militares y 34 guerrilleros.

El ELN, que surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana y con el apoyo de sacerdotes católicos radicales, anunció que reiniciará la negociación para pactar un nuevo cese al fuego bilateral que permita lograr "una solución política del conflicto" y "unas transformaciones que hagan posible la paz".

Santos firmó en 2016 un acuerdo de paz con la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora convertida en un partido político, pero para acabar por completo la confrontación que ha dejado más de 220.000 muertos en cinco décadas, busca pactar con el ELN.

El grupo rebelde, acusado de financiarse a través de secuestros, extorsión, narcotráfico y minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos, pero los intentos han fracasado por las posiciones radicales del grupo.

Aunque es muy aplaudido en el mundo por esa voluntad de diálogo, Santos enfrenta en su país una desaprobación cercana al 80% y una férrea oposición que le cuestiona su supuesto trato indulgente con organizaciones implicadas en delitos atroces, señala la AFP.

Pese a ello es la "única opción que tiene Santos" antes de terminar su mandato: "tratar de apaciguar el conflicto con el ELN, reducir al mínimo los niveles de enfrentamiento con la fuerza pública", señaló a la AFP Camilo Echandía.

Según este experto en el conflicto armado de la Universidad Externado, Santos no quiere pasar a la historia como "el presidente que hizo la paz con las FARC", pero se "levantó de la negociación con el ELN".

Sin embargo, el proceso en Quito no muestra aún mayores avances en parte porque, según los observadores, se está negociando con una guerrilla sin un mando vertical, que concede autonomía militar a sus frentes y que aún no se cohesiona frente a una salida pacífica.

Además "hay un consenso de que en este momento el ELN ha venido aumentado su presencia territorial sobre las zonas que fueron abandonadas" por las FARC, comentó Echandía.

Entretanto, Santos sigue acarreando los costos de su política de mano tendida.

El domingo la coalición de centro derecha con la que gobernó estos ocho años, y que fue mayoría en el Congreso, quedó rezagada frente al avance de los partidos de derecha.

"Es bastante improbable que el próximo gobierno acepte negociar una agenda tan imprecisa, tan general, con tan pocas posibilidades de obtener" resultados, enfatizó Echandía.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

A este hijo de puta traidor hay que impedirle que se escape fuera el pais, una vez que salga de la presidencia. A este hay que juzgarlo por traidor a la patria y desenmascarar el “Nobel de La Paz” que fue vilmente comprado. 

Imagen de Anónimo

Y este personaje de Santos insiste en meter a los terroristas comunistas en el poder y el pueblo colombiano no los quiere para empezar son asesinos.