Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 13:48 CET
EEUU

La Policía arresta a un joven sospechoso de matar en la Universidad de Michigan a sus padres

Sitio donde ocurrió un tiroteo en la Universidad Central de Michigan, Mount Pleasant, este viernes. (GRANT POLMANTEER/ REUTERS)

Un estudiante de la Universidad Central de Michigan sospechoso de matar a sus padres dentro de una residencia universitaria este viernes durante una discusión fue arrestado el sábado, afirmó la casa de estudios, tras una búsqueda que duró un día, reporta Reuters.

El sospechoso fue visto por un transeúnte en un tren que pasó por el extremo norte del campus en Mount Pleasant, a unos 200 kilómetros al noroeste de Detroit, poco después de medianoche y fue detenido sin incidentes, dijo en un comunicado la portavoz de la Universidad, Heather Smith.

El estudiante fue identificado como James Eric Davis Jr., de 19 años, después de que las dos víctimas fueron encontradas en un salón de la residencia en la Universidad, dijo la Policía. En tanto, funcionarios del plantel publicaron en Twitter que las víctimas eran James Davis Sr. y Diva Davis, ambos de 47 años.

"Fue un incidente aislado, pero tuvimos dos personas que fueron asesinadas en una instalación de la residencia. Eso es traumático", comentó el gobernador de Michigan, Rick Snyder, en una conferencia de prensa horas después del tiroteo ocurrido el viernes por la mañana.

El hecho llevó a las autoridades a ordenar el cierre del campus, que tiene más de 20.000 estudiantes, y la Policía también advirtió a residentes de Mount Pleasant que estuvieran atentos.

Policías en helicópteros y radiopatrullas pasaron el viernes buscando en el campus y las áreas aledañas al sospechoso, informaron medios locales. La policía escoltó a personas que salían del campus tras la cancelación de eventos universitarios y de las clases del sábado, dijeron funcionarios de la casa de estudios en un comunicado.

Davis había sido trasladado a un hospital local el jueves por la noche tras una aparente sobredosis o "mala reacción a drogas", dijo a los periodistas el teniente de la Policía de la Universidad Central de Michigan, Larry Klaus.

El incidente tuvo lugar a poco más de dos semanas después de que 17 estudiantes y profesores fueron asesinados a tiros por un exestudiante de 19 años con un rifle de asalto en una escuela secundaria en Florida.