Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Última actualización: 11:44 CET
SUCESOS

Un fiscal inculpa de 17 cargos de asesinato al presunto autor del tiroteo en Florida

Nikolas J Cruz entra en prisión el 15 de febrero de 2018. (AFP)

Un fiscal del estado norteamericano de Florida presentó formalmente este jueves cargos por 17 asesinatos con premeditación contra un joven de 19 años, apuntado como el responsable de la matanza de la víspera en una escuela secundaria, reportó la AFP.

La policía identificó al joven como Nikolas Jacob Cruz, quien había sido alumno de esa escuela y resultó expulsado por problemas de disciplina. Además de las 17 víctimas fatales, otras 15 personas resultaron heridas en el tiroteo.

Cruz fue detenido por la Policía en las inmediaciones de la propia escuela poco después de la masacre.

De acuerdo con la Policía, en poder de Cruz fueron hallados numerosos "magazines" (cargadores de munición para armas semiautomáticas) y un poderoso fusil AR-15.

En redes sociales, Cruz exhibía una obsesión con armas de fuego y cuchillos, y según testimonios de sus excompañeros de colegio mostraba un comportamiento agresivo que terminó motivando su expulsión del establecimiento.

De acuerdo con la agencia británica Reuters, Cruz era de "pocos amigos".

Chad Williams, de 18 años, estudiante de cuarto año en el centro, lo recordaba como un compañero de clase con problemas. Dijo que Cruz activaba la alarma de incendios día tras día, y finalmente fue expulsado. Más recientemente, Williams vio a Cruz con varias publicaciones sobre armas. "Estaba loco por las armas —confirmó—. Era un tipo marginado. No tenía muchos amigos".

Jillian Davis, de 19 años, definió a Cruz como un joven callado y tímido que se transformaba cuando se enojaba y que hablaba mucho sobre armas y cuchillos, pero nadie lo tomaba en serio.

"Diría que no era el chico más normal o sensato de la escuela. Definitivamente, tenía algo raro. Era muy peculiar", dijo Davis, quien se graduó de la escuela el año pasado.

Prohibición de entrar en el campus

El profesor de matemáticas Jim Gard dijo al Miami Herald que a Cruz se le había prohibido, una vez expulsado, que entrara en el campus llevando una mochila. "Hubo problemas con él el año pasado porque amenazaba a los estudiantes, y creo que se le pidió que abandonara el campus", dijo.

La dirección del centro envió un correo electrónico a los profesores para avisarles sobre Cruz, añadió.

Otra estudiante, Dakota Mutchler, de 17 años, explicó que no había hablado con Cruz en más de un año, y que se negó a comunicarse con él cuando le contactó hace dos semanas en Snapchat.

"Todos los que le conocemos sospechábamos que podía pasar algo", dijo Mutchler.

"Se le notaba un poco apagado", relató por su parte Travis Julmice, de 18 años. "Siempre fue un chico con problemas", añadió.

Sin embargo, el superintendente de las Escuelas Públicas del Condado de Broward, Robert Runcie, dijo a los periodistas que la escuela no tenía ninguna indicación de que Cruz fuera un peligro.

"Por lo general, en estas situaciones suele haber signos. Pero no teníamos ninguna advertencia, no hubo llamadas telefónicas ni amenazas", aseguró.

El presidente Donald Trump hará un pronunciamiento a la nación este jueves sobre la masacre, y al mismo tiempo ordenó el izado de las banderas a media asta en los edificios públicos.

"Tantos indicios de que el tirador de Florida estaba mentalmente desequilibrado, incluso fue expulsado de la escuela por mal y errático comportamiento", dijo Trump este jueves en su cuenta de la red social.

Asimismo, recalcó que "los vecinos y compañeros de clase sabían que tenía un gran problema" y agregó que "¡debe siempre informarse a las autoridades en esas circunstancias, una y otra vez!".

El pasado septiembre, un usuario de Youtube alertó al FBI sobre Cruz después de que este comentara un vídeo diciendo que algún día sería un "tirador profesional en un colegio".

El presunto asesino, de 19 años, llegó a participar en un programa de entrenamiento militar junior, según fuentes del Pentágono citadas por la AFP.

1 comentario

Imagen de Anónimo

Que Dios me perdone pero este criminal era toda una joyita delincuente. Me recuerda a uno en Cuba que incendió el albergue de varones del campamento de la escuela al campo con todos dentro por tal de quemar al profesor de educación física con el que había discutido ese mismo. Eso fue en 1989 y afortunadamente fue descubierto antes de quemar a media escuela. Ese tipo de psicopatas deberían estar muy vigilados y nada de contemplaciones. Hay que regular el uso de las armas de fuego para que no caigan en manos de locos como este.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.