Domingo, 19 de Agosto de 2018
Última actualización: 17:19 CEST
ESTADOS UNIDOS

Trump apela a un 'nuevo momento' en EEUU para actuar con rigor en migración y economía

Donald Trump durante su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, en Washington. (EFE)

El presidente estadounidense, Donald Trump, apeló a la idea de un "nuevo momento americano" para pedir al Congreso que endurezca las leyes migratorias, apruebe su ambicioso plan de infraestructuras y dé prioridad a los intereses de EEUU en seguridad y comercio, reportó EFE.

Trump centró su primer discurso sobre el Estado de la Unión, de más de 80 minutos, en la idea del "sueño americano".

Cuando hablaba de inmigración, llegó a decir que los estadounidenses "también son soñadores" en referencia al nombre de "soñadores" con el que se conoce a los millones de jóvenes indocumentados que llegaron a EEUU de niños.

"Este es nuestro momento americano. Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano", dijo Trump.

El gobernante republicano habló de inmigración en términos de seguridad y culpó a las "fronteras abiertas" de la llegada masiva de mano de obra barata, drogas y pandillas, como la Mara Salvatrucha.

En varias ocasiones, Trump pidió a republicanos y demócratas que trabajen juntos para sacar adelante una reforma migratoria que permita el acceso a la ciudadanía de 1,8 millones de "soñadores" a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro con México.

"Unámonos, dejemos a un lado la política, para finalmente conseguir hacer el trabajo", pidió Trump, quien, sin embargo, insistió en que solo firmará una ley que ponga a "EEUU primero".

El mandatario pidió al Congreso que acabe con la llamada "lotería de visados para la diversidad", que asigna aleatoriamente hasta 50.000 visados a extranjeros, e instaure un sistema de méritos que sustituya al actual método de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como "migración en cadena".

Insistió, además, en la necesidad de levantar un muro para cerrar las puertas a "criminales y terroristas".

Al abordar sus prioridades legislativas, Trump pidió al Congreso que apruebe su plan para reconstruir las infraestructuras del país, que requerirá una inversión de 1,5 billones de dólares.

"EEUU es un país de constructores. Construimos el Empire State Bulding (de Nueva York) en solo un año. ¿No es una vergüenza que ahora pueda llevar hasta diez años conseguir el permiso para una simple carretera?", se preguntó el presidente.

Durante buena parte de su intervención ante el Congreso, Trump presumió  del "éxito extraordinario" de su primer año en la Casa Blanca con récords en los mercados bursátiles, niveles cercanos al pleno empleo y la aprobación el pasado diciembre de su reforma fiscal, la mayor en tres décadas en EEUU.

"Tal y como prometí al pueblo estadounidense desde este podio hace once meses, he conseguido aprobar la mayor reforma de impuestos de la historia de EEUU", se felicitó Trump.

El gobernante, además, se refirió a los tratados comerciales de EEUU y prometió que la "era de sometimiento económico" ha terminado.

"EEUU también ha pasado página tras décadas de injustos acuerdos comerciales que sacrificaban nuestra prosperidad y enviaban fuera nuestras compañías, trabajos y riqueza", dijo Trump, quien evitó hablar específicamente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que negocia actualmente con México y Canadá.

El representante por Massachusetts Joe Kennedy III, en respuesta al discurso del mandatario, pidió a los estadounidenses que rechacen el "caos" de la era Trump y esbozó una visión demócrata que promete "un acuerdo mejor para todos los que tienen su hogar en este país".

En una alusión a los "Dreamers", Kennedy —de 37 años, congresista en su tercera legislatura y nieto del exsecretario de Justicia Robert F. Kennedy— habló en español para decir que esos jóvenes forman parte de la historia de EEUU y que los demócratas no los abandonarán, según recogió Infobae.com.

Promesa de bajar precios a medicinas y tratamientos

Trump señaló en su discurso que rebajar el precio de los medicamentos de prescripción sería una de sus "mayores prioridades", aunque no sugirió ninguna estrategia al respecto, según un reporte de la agencia AP.

"Una de mis primeras prioridades es la de reducir el precio de los fármacos expedidos con receta médica. En muchos otros países, estos fármacos cuestan mucho menos de lo que pagamos por ellos en EEUU. Por eso he ordenado a mi Gobierno que convierta en una de nuestras principales prioridades el dar solución a la injusticia que suponen los elevados precios de los medicamentos. Los precios bajarán", dijo.

Trump advierte que no será 'complaciente' ante las amenazas de Corea del Norte

Trump advirtió el martes de que los misiles de Corea del Norte podrían amenazar "muy pronto" el territorio de EEUU, y que él responderá con una "presión máxima" y no con "complacencia" ante esa situación.

"Las experiencias pasadas demuestran que la complacencia y las concesiones solo incitan a la agresión y la provocación. No repetiré los errores de los gobiernos anteriores (de EEUU) que nos han llevado a esta peligrosa situación", dijo Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense.

"El imprudente programa de misiles nucleares de Corea del Norte podría amenazar muy pronto nuestro territorio. Estamos impulsando una campaña de presión máxima para evitar que eso ocurra", afirmó.

Trump, después de criticar las "dictaduras" de Cuba y Venezuela, argumentó que "ningún régimen" del mundo ha "oprimido a sus propios ciudadanos más total o brutalmente que la cruel dictadura de Corea del Norte".

"Solo necesitamos mirar al depravado carácter del régimen norcoreano para entender la naturaleza de la amenaza nuclear que podría suponer para EEUU y nuestros aliados", subrayó.

Como ejemplo, citó el caso de un turista estadounidense fallecido tras ser retenido en Corea del Norte, Otto Warmbier, cuyos padres, Fred y Cindy, estaban entre el público invitado por Trump para presenciar su discurso.

"Después de un juicio vergonzoso, la dictadura sentenció a Otto a 15 años de trabajos forzados, antes de devolverlo a EEUU en junio pasado, terriblemente herido y al borde de la muerte. Falleció pocos días después de su regreso", recordó Trump.

El presidente también citó el caso de Ji Seong-ho, un joven originario de Corea del Norte a quien también incluyó entre sus invitados y que salió del país asiático junto con su familia huyendo de la hambruna.

"Seong-ho viajó miles de millas con muletas a través de China y el sudeste de Asia hacia la libertad. La mayoría de su familia lo siguió. Su padre fue atrapado tratando de escapar, y fue torturado hasta la muerte", relató Trump, al explicar que el joven perdió una pierna en su huida.

"Hoy —continuó el mandatario— vive en Seúl, donde rescata a otros desertores y transmite a Corea del Norte lo que más teme el régimen: la verdad".