Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 13:01 CET
Rusia

La Policía detiene en una protesta al opositor que ha llamado a boicotear las presidenciales

Manifestación opositora en Vladivostok, Rusia. (AP)

La Policía rusa metió a la fuerza en una furgoneta el domingo al líder de la oposición, Alexei Navalny, momentos después de que este apareció en una manifestación para instar a los votantes a boicotear las que considera unas elecciones presidenciales amañadas, convocadas para el próximo 18 de marzo, informa Reuters.

Imágenes de vídeo publicadas en las redes sociales mostraron que Navalny apareció en la principal vía pública de Moscú, a unos cientos de metros del Kremlin, para unirse a varios cientos de partidarios que participaban en una protesta calificada de ilegal por las autoridades.

Apenas había caminado unos pasos cuando fue rodeado por oficiales de Policía que lo redujeron al suelo y le metieron en un vehículo.

La cuenta personal de Navalny en Twitter tenía un mensaje para sus seguidores indicando que había sido arrestado. Pero "eso no importa. Ven a Tverskaya. No vengas por mí, ven por tu futuro", señalaba el tuit.

Horas antes, la Policía registró la sede de campaña en Moscú de Navalny, donde hay un estudio para transmisiones en vivo, reportó la AP. Un locutor indicó que las autoridades parecieron haber utilizado herramientas para tratar de acceder al estudio de grabación.

Los presentadores dijeron que la Policía les indicó que habían ido a las oficinas por una supuesta amenaza de bomba.

Uno de ellos, Dmitri Nizovtsev, fue arrestado por la Policía durante la redada, de acuerdo con un vídeo que fue transmitido por la sede. El coordinador en Moscú de Navalny, Nikolai Lyaskin, también fue detenido el domingo, según la agencia de noticias Interfax.

A Navalny se le negó el permiso para postularse como candidato presidencial debido a una condena por malversación en un caso que para muchos tiene motivos políticos.

Según los sondeos, el presidente Vladimir Putin ganará con facilidad. La campaña de Navalny tiene como objetivo reducir la participación electoral para tratar de quitar brillo a la victoria del presidente ruso.

El Kremlin dice que las elecciones serán justas y que Navalny y sus seguidores cuentan con un apoyo mínimo y están tratando de manera irresponsables fomentar una indignación social que podría causar disturbios.

Las protestas del domingo reunieron a multitudes a lo largo de Rusia, a pesar de las bajas temperaturas. El sitio web de Navalny mostró a un pequeño grupo de manifestantes en el remoto poblado de Yakutsk, donde la temperatura era de -45 grados Celsius.

Una multitud, que la policía estimó era de unas 1.000 personas, se juntó en la Plaza Pushkin, en Moscú, y algunas personas sostenían unos carteles en los que se leía "Nos han robado las elecciones" y "Elecciones sin Navalny son falsas".

El grupo OVD-Info, que monitorea los arrestos políticos, reportó que decenas de manifestantes fueron detenidos durante marchas en ciudades como Murmansk, Ufa y Kemerovo.

Varios cientos de manifestantes se reunieron en la ciudad portuaria de Vladivostok, en el Pacífico, para quejarse tanto del Gobierno de Putin como de la exclusión de Navalny de las elecciones.

Navalny saltó a la fama con informes detallados sobre la corrupción entre los principales funcionarios rusos, los cuales divulgó en las redes sociales para eludir el control estatal de los canales de televisión.

El año pasado, convocó dos manifestaciones que reunieron a las personas en todo el país, como una forma de responder a aquellos críticos que dicen que Navalny solo atrae a un segmento estrecho de rusos acaudalados.

Archivado en