Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Última actualización: 02:13 CET
INDONESIA

Más de 70 heridos al hundirse el techo del vestíbulo de la Bolsa de Yakarta

La Bolsa de Valores de Yakarta tras los incidentes de este lunes. (AP)

Al menos 77 personas resultaron heridas este lunes en Indonesia al hundirse el techo del vestíbulo de uno de los edificios de dos torres que acoge la Bolsa de Valores de Yakarta, que tuvo que ser desalojada durante unas horas, informaron fuentes oficiales citadas por EFE.

Los heridos, muchos de los cuales eras estudiantes que visitaban el edificio a mediodía, fueron trasladados a cuatro hospitales de la capital, indicó la Policía de Yakarta en un comunicado.

El portavoz de la Policía de Yakarta, Argo Yuwono, descartó en declaraciones a los medios presentes en el exterior de la Bolsa que la causa del derrumbe fuese una explosión, mientras continúa la investigación.

La mayoría de los trabajadores de la Bolsa regresaron a sus puestos de trabajo para la sesión de la tarde.

Imágenes de testigos en las redes sociales y la televisión mostraron los escombros del derrumbe, personas tendidas en el suelo y otras saliendo del edificio tras el accidente.

El rascacielos donde está la Bolsa de Yakarta, construido a fines de la década de 1990, es parte de un complejo de dos torres ubicado en el corazón del distrito financiero y alberga a docenas de otras oficinas, entre ellas la del Banco Mundial. El edificio fue blanco de un ataque con coche bomba de militantes islámicos en septiembre de 2000.

La policía descartó que una bomba fuera la causa del colapso del lunes. Informó que más de 70 personas habían resultado heridas, pero no se reportaron muertes, informa Reuters.

El gobernador de Yakarta, Anies Baswedan, visitó el lugar y dijo que la ciudad "auditará el edificio", el cual las autoridades habían inspeccionado por última vez en mayo.

"Le he transmitido a la administración del edificio que la auditoría de la construcción debe comenzar esta noche para que las actividades de la Bolsa no se vean afectadas", dijo Baswedan a periodistas.

Los estándares de seguridad muchas veces no son cumplidos rigurosamente en Indonesia. El año pasado, un incendio en una fábrica de fuegos artificiales en las afueras de Yakarta causó la muerte de 50 personas, en uno de los peores accidentes industriales del país. Una investigación policial encontró muchas violaciones de seguridad.

Muchos de los heridos eran estudiantes universitarios que estaban en el entrepiso cuando colapsó.

El director presidente de la Bolsa, Tito Sulistio, dijo que la institución pagaría el tratamiento de los estudiantes que visitaban el edificio.

"Garantizo que no hubo muertes. Ayudé a evacuar a las víctimas al parque y hasta donde yo sé, las peores lesiones son fracturas", agregó el directivo citado por la agencia AP.

La mayoría de los heridos eran estudiantes universitarios de Palembang, en Sumatra, que estaban visitando la Bolsa dentro de un viaje de estudios, indicó el portavoz de la policía nacional Setyo Wasisto.

Por su parte, la ministra de Finanzas, Sri Mulyani Indrawati, afirmó que esperaba que el colapso no afectara la confianza de los inversores en el archipiélago del sudeste asiático. La bolsa reanudó sus operaciones por la tarde, según lo previsto.

En un primer momento, las fuerzas especiales acudieron al lugar del accidente debido a la posibilidad de que pudiese ser un atentado.

El 24 de mayo pasado, dos islamistas se suicidaron al hacer estallar los explosivos que llevaban en una estación de autobuses de Yakarta y causaron la muerte de tres agentes en un atentado atribuido a un grupo afín al Estado Islámico.

Indonesia, donde la población musulmana representa cerca del 88% de sus 260 millones de habitantes, ha sufrido varios atentados islamistas este siglo, entre ellos el perpetrado en la turística isla de Bali en 2002, que causó 202 muertos.