Viernes, 20 de Julio de 2018
Última actualización: 13:51 CEST
SOCIEDAD

CorteIDH: Es una obligación de los gobiernos garantizar el matrimonio gay

Activistas celebran la decisión de la CorteIDH. (REUTERS)

Los homosexuales se anotaron una nueva victoria en la lucha por sus derechos en América, luego de que este martes la CorteIDH emitiera una opinión en la que señala que es una obligación de los Estados garantizar el matrimonio a las parejas del mismo sexo, reporta EFE.

En respuesta a una solicitud del Gobierno de Costa Rica, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) determinó que "es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio" y el de la libre identidad.

Esta opinión, que no es vinculante pero se considera un llamado de atención a los países americanos, ha representado un nuevo espaldarazo para la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGTB) del continente, que aún entre un manto de discriminación ha logrado avances significativos por sus derechos.

Con esta decisión se hace un llamado a 12 países de América Latina a legalizar el matrimonio homosexual.

La CorteIDH, además, dijo que los gobiernos tenían la obligación de extender los derechos sobre la propiedad para las parejas del mismo sexo, así como permitir que las personas transgénero se cambien el nombre en sus documentos de identidad.

También consideró "inadmisible y discriminatorio" que se establezca una disposición legal separada solo para los matrimonios del mismo sexo.

Esta decisión, recuerda la BBC, llega en el contexto de varios países latinoamericanos que han cambiado o debaten sobre si reformar las leyes para incluir el matrimonio gay.

EEUU ha sido el abanderado en el reconocimiento de los derechos LGBT en el continente, luego de que en 2015 haya protagonizado una de las mayores victorias de esa comunidad en ese lado del mundo con la aprobación del matrimonio homosexual por el Tribunal Supremo, que declaró ilegales las leyes en 14 estados sobre el tema.

En 2010, sin embargo, Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en autorizar por ley el matrimonio civil entre personas del mismo sexo, otorgándole a los homosexuales los mismos derechos que a los heterosexuales, incluyendo el de adoptar.

Los LGTB brasileños han conquistado también importantes derechos sociales, jurídicos y políticos, como el matrimonio en 2015 y posteriormente el de la adopción y el cambio de identidad en documentos oficiales, pero aún esperan del Congreso la aprobación de su mayor reivindicación: la tipificación de la homofobia como un crimen, que ya ha dejado 340 víctimas fatales.

En México, en 12 de las 32 entidades federativas se pueden realizar matrimonios entre personas del mismo sexo sin tener que recurrir a un amparo con base en la resolución emitida el 12 de octubre de 2015 por el Supremo, que declaró inconstitucionales las leyes estatales que prohíben el matrimonio homosexual.

Sin embargo, los crímenes de odio contra el colectivo persisten, con al menos 202 asesinatos de personas LGBT entre 2014 y 2016.

También en 2015 y después de cuatro años de tramitación, Chile aprobó el Acuerdo de Unión Civil para las parejas que conviven sin casarse, ya sean heterosexuales u homosexuales, pero varias propuestas de matrimonio gay se encuentran estancadas en el Parlamento.

La población LGBT en Colombia ha logrado además importantes avances en cuanto a igualdad. A través de varios fallos del Supremo y la Corte Constitucional, los gais colombianos cuentan con los mismos derechos patrimoniales en pareja que los heterosexuales, así como a cambiar su sexo en el documento de identidad.

Igualmente, una pareja del mismo sexo tiene permitido adoptar en Colombia y se reconoce su unión igualitaria, por lo que ningún juez o notario puede negarse a celebrar matrimonios.

En Ecuador, en tanto, no está permitido el matrimonio civil, pero sí las uniones de hecho, por lo que, desde 2014 hasta septiembre de 2017, la Dirección General de Registro Civil registró 385 uniones de personas LGBT.

Perú, en contraste, no tiene permitido ni el matrimonio ni la adopción de personas homosexuales, e incluso los proyectos legislativos presentados en los últimos dos años para permitir una "unión civil" han sido archivados por el Congreso.

En Centroamérica el panorama también es poco alentador. En Panamá no está permitido el matrimonio y se espera que el Supremo resuelva una demanda de inconstitucionalidad presentada contra el Código de Familia, que busca invalidar un artículo que establece la unión voluntaria entre hombre y mujer y legalizar los matrimonios gay.

En El Salvador, los casamientos de personas del mismo sexo y la adopción están prohibidos, a pesar que diversas organizaciones que defienden los derechos de la comunidad LGTBI y algunos diputados del oficialista FMLN piden que se legalice el matrimonio homosexual.

Honduras prohíbe también el matrimonio, así como las adopciones, y en la actualidad no existe ninguna iniciativa para legalizarlos.

Costa Rica, sede de la CorteIDH, tampoco avala el matrimonio homosexual e iniciativas para legalizar las uniones de hecho están estancadas en el Congreso desde hace años. El país sí ha mostrado algunos avances como el aseguramiento de este tipo de parejas en la Caja Costarricense del Seguro Social.

Esta opinión de la CorteIDH ha sido también recibida favorablemente por varios organismos hemisféricos, como el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), que la consideró de "enorme trascendencia para guiar" a los Estados americanos.

En Cuba, nada de lo anterior es posible. En el país que ha presumido de haber hecho una revolución, de nada ha valido que sea la hija de Raúl Castro quien defienda la causa del matrimonio homosexual.

En la Isla los homosexuales siguen sin poder casarse legalmente.

En 2017, Mariela Castro Espín, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), dijo sobre la ausencia en Cuba de una legislación para el matrimonio entre parejas del mismo sexo que "las leyes no logran modificar los prejuicios ni las conciencias".

"Cuba no ha adoptado una ley a favor del matrimonio homosexual porque no se puede repetir lo que hacen otros y, además, esto no asegura el fin de los crímenes de odio hacia ese grupo", enfatizó.

4 comentarios

Imagen de Anónimo

Segun tu, anonimo 00:28, no legalizando el matrimonio entre personas del mismo sexo vamos a "evitar" que el mundo se joda y que desaparezcamos como especie? Really? Me parece que para eso vas a tener que bajarte con otro plan digamos mas serio :) hasta hace uno años la union entre personas del mismo sexo era solo una utopia y el mundo anadaba igual de jodido... y en cuanto a como explicarle a los niños que su familia no esta compuesta de una mama y un papa, ni te preocupes, los chamacos tienen muchisimo mas cerebro que muchos mayores y entiende infinitamente mejor que algunos que andan por aqui.

Imagen de Anónimo

Mundo asquerozo el que tenemos, que mal estamos.

Imagen de Anónimo

Con los comentarios racistas y homofóbicos en estos predios uno se da cuenta de que la Cuba que proponen va a ser igual de mierda que la que tenemos

Imagen de Anónimo

Que rico,,,ahora todos nos casaremos entre gays,,,yeguas con yeguas,,caballos con caballos, perros y perros,,gallos y gallos, etc etc etc,,,,,,,y se jodio el mundo,,,desaparecemos como especie,,,no jodan,,(como le explicas a un nino q no tiene mama y papa,,,),,,,imagino q DDC me sensure este comentario,,pero no importa,,

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.