Domingo, 19 de Noviembre de 2017
23:42 CET.
ARGENTINA

El exvicepresidente argentino Amado Boudou, detenido por presunta corrupción

El exvicepresidente de Argentina Amado Boudou fue detenido el viernes por los supuestos delitos de asociación ilícita y lavado de dinero y se sumó así a otros miembros del Gobierno de Cristina Fernández que se encuentran bajo arresto, reportó la AFP.

Boudou, quien también se desempeñó como ministro de Economía durante parte del mandato de Fernández (2007-2015), fue detenido en su apartamento de Buenos Aires por la Prefectura Naval —la policía guardacostas— y llevado ante el juez federal Ariel Lijo para ser investigado.

Los canales de televisión mostraron imágenes de Boudou mientras era detenido en la madrugada por los guardacostas y posteriormente trasladado al edificio de los tribunales esposado y con un chaleco antibalas.

Tras conocerse la detención de su exvicepresidente Fernández tuiteó: "Está en riesgo la democracia argentina".

"Hoy Argentina asiste a un gran show político, mediático y judicial digitado desde el Gobierno", dijo Fernández en un comunicado en su cuenta de Twitter. Señaló que el objetivo es perseguir a los opositores y atemorizarlos "para que sean sumisos ante la segunda fase del ajuste que se busca implementar".

Lijo ordenó además la detención de José María Núñez Carmona, socio del exvicepresidente, también por supuesta asociación ilícita.

En su orden de detención, reproducida por el Centro de Información Judicial, el juez consideró que los investigados se dedicaron a cometer delitos "para la obtención de beneficios económicos" y que la asociación ilícita que habría liderado Boudou funcionó al menos desde 2009, cuando asumió como ministro de Economía, hasta diciembre de 2015, cuando finalizó su mandato como vicepresidente.

Se desarrolló un "intrincado entramado societario diagramado para generar, entre otras cosas, una opacidad en las transacciones, algunas de ellas registradas en cuentas en el exterior y, de esa manera, disimular los movimientos de dinero y ocultar tanto los bienes como sus beneficiarios", dijo el magistrado.

Indicó que "la organización criminal fue conformada por un grupo societario" integrado por varias empresas en las que Boudou, Núñez Carmona y otros dos allegados bajo investigación compartían alternadamente el carácter de accionistas, directivos e incluso testaferros.

Puntualizó que entre las presuntas maniobras ilegales con Boudou "como actor principal" estaría la adquisición de 19 vehículos "en subasta privada direccionada por parte del Ministerio de Economía".

El juez sospecha además que Boudou y Núñez Carmona "pusieron en circulación en el mercado legal" sumas millonarias no declaradas y de origen ilícito a través de un blanqueo estipulado por una ley "a los fines de disimular la fuente real de los fondos" y posteriormente ingresarlos "al grupo societario que compartían".

El exvicepresidente supuestamente realizó otras dos maniobras de blanqueo, una de ellas junto a su pareja de entonces, a quien le compró un apartamento. "Por el momento... el monto total objeto de delito de lavado de activos ascendería a 4.238.900 pesos" (cerca de 240.000 dólares al cambio actual) y 995.000 dólares, según el escrito judicial.

Eduardo Durañona, abogado de Boudou, se mostró sorprendido por la detención y descartó que su cliente tuviera la intención de fugarse debido a que "siempre estuvo a derecho".

Pero para el juez, Boudou poseería capacidad de acción para evadir el accionar judicial.

Boudou afronta en la actualidad un juicio por la presunta adquisición irregular de la única imprenta de billetes de curso legal del país, uno de los casos de supuesta corrupción más sonados durante el mandato de Fernández.

La Justicia lleva adelante una fuerte ofensiva contra antiguos funcionarios por supuestos actos de corrupción a pocos días de que el oficialismo se alzara con una victoria en las elecciones legislativas, lo que supuso un espaldarazo político para el presidente Mauricio Macri. Algunas de estas causas eran manejadas con lentitud y se aceleraron en los últimos meses.

Uno de los detenidos es Julio De Vido, el poderoso ministro de Planificación Federal durante la presidencia de Fernández y la de su fallecido marido y antecesor Néstor Kirchner (2003-2007). Está acusado de presunta defraudación al Estado y malversación de fondos.

En las legislativas Fernández obtuvo una banca como senadora nacional, lo que le otorga inmunidad parlamentaria para ser detenida en las causas en su contra por supuestos actos de corrupción y en la del presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado contra un centro judío en 1994. La exmandataria se ha declarado inocente.

Para ser detenida, si un juez así lo requiriera, Fernández debería ser sometida a juicio político en el Senado y destituida por dos tercios de los legisladores presentes. Fernández asumirá su banca el 10 de diciembre.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Se robó hasta el agua para el mate.

Imagen de Anónimo

Arriba mi argentina hermosa, finalmente la perra esposa del tuerto logró poner a argentina al borde de la miseria!!!!

Imagen de Anónimo

El socialismo no iba a acabar con la corrupcion de los gobiernos capitalistas oligarcas?parece que esta tarea no le prestaron mucha atencion o si se la prestaron, pero se contagiaron.

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.