Martes, 26 de Septiembre de 2017
23:07 CEST.
ESTADOS UNIDOS

Washington maniobra para regularizar a los 'dreamers' a cambio de fondos para el muro con México

Tras acabar con el programa que permite permanecer legalmente en EEUUa los 800.000 sin papeles que llegaron al país siendo menores, la Casa Blanca ahora apoya su regularización en el Congreso a cambio de que se aprueben fondos para la construcción del muro con México, informó El País.

La idea va más allá. Se trataría de sumar la regularización de los "dreamers" a un endurecimiento de las medidas migratorias, entre ellas más recursos para la persecución de los indocumentados y, sobre todo, fondos para la construcción del muro fronterizo.

"No se puede hacer sólo una cosa, se debe intentar una reforma general", señaló la portavoz del Gobierno, Sarah Huckabee Sanders.

La solución es bien vista por muchos conservadores dentro y fuera del Congreso. Daría a Donald Trump el dinero que necesita para uno de los más terribles símbolos de su campaña, pero choca con un rechazo radical de los demócratas. Para ellos, supondría convertir a los jóvenes inmigrantes en rehenes de una negociación radiactiva.

"Los 'dreamers' no son moneda de cambio para un muro fronterizo ni una inhumana fuerza de deportación. Punto", ha declarado el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

De acuerdo con el diario español, las fiscalías generales de 16 estados han salido en defensa de los dreamers y han presentado una demanda conjunta contra la decisión del presidente Donald Trump de poner fin al programa que impide su deportación.

La iniciativa sostiene que se ha retirado a estos inmigrantes de un derecho del que gozaban sin darles posibilidad de recurrir. También apunta a que la medida está basada en prejuicios y puede ser discriminatoria en tanto que el 78% de los afectados son mexicanos.

Liderada por las fiscalías de Nueva York y Washington, bajo control demócrata, la demanda considera que con la liquidación del programa DACA, aprobado en 2012 por Barack Obama, se ha dañado a la economía estadounidense y, por lo tanto, a los estados.

Mientras, Trump intentaba aplacar los ánimos y garantizó este jueves a estos inmigrantes indocumentados que estarán seguros en EEUU por al menos seis meses.

Ante las críticas de grupos religiosos, empresarios y de ambos lados del espectro político, el mandatario buscó este jueves tranquilizar a los llamados "dreamers" que sería respetado un periodo de gracia.

"Para todos aquellos en DACA que están preocupados por su estatus durante el periodo de seis meses, no tienen nada de qué preocuparse - No habrá acción", dijo el mandatario.

Los 800.000 jóvenes, entre los que también se cuentan muchos centroamericanos, que se benefician hoy de este permiso de estadía y trabajo por dos años, renovable, quedarán gradualmente en un limbo jurídico con la derogación del DACA si antes del 5 de marzo de 2018 el Congreso no aprueba una ley que contemple su situación.

Trump ha enviado mensajes contradictorios sobre el programa, llamándolo ilegal pero prometiendo que lo reconsiderará si el Congreso no encuentra una solución en seis meses.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

DURO TRUMP!!!!! ASI ES Y DEBE SER !!!!!

Imagen de Anónimo

Ditú!!!!

Importante: Cualquier utilización del sitio significa conformidad con los términos y condiciones de uso.