Viernes, 24 de Noviembre de 2017
15:44 CET.
Brasil

Lula arranca su caravana por Brasil con un discurso de marcado tono electoral

Archivado en

Arropado por sus bases, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva inició este jueves su caravana por el noreste de Brasil, un viaje a sus raíces con el que pretende cimentar su regreso al poder y alejar la sombra de su condena por corrupción, reporta la AFP.

Lula puso a funcionar su maquinaria en Salvador, capital del estado de Bahía, donde urgió a los militantes de un Partido de los Trabajadores (PT) en horas bajas a articularse para volver a la Presidencia en las elecciones del próximo año.

"En 2018 vamos a colocar a una persona democrática para gobernar este país y tenemos que comenzar a organizarnos ya", afirmó entre los gritos de los alrededor de 3.000 seguidores que coreaban su nombre en un ala del estadio Arena Fonte Nova.

Aunque admitió que "falta mucho tiempo" para definir quién será el candidato del PT, la platea coreaba su nombre y aplaudía cada vez que su discurso hacia referencia a una eventual vuelta al poder.

Entre tambores y danzas bahianas, el expresidente (2003-2010) recibió homenajes, besos y abrazos con un enorme cartel rezando a su espalda: "Brasil precisa de Lula y Lula nos necesita".

Y, de vuelta a la carretera como en los viejos tiempos, el veterano líder obrero parece determinado a seguir en el juego.

"Tengo 71 años y las ganas de luchar como si tuviera 30. Quiero andar por este país para despertar la conciencia del pueblo", aseguró vestido con una camisa roja que portaba su propia caricatura, y sudoroso por la humedad de ese histórico bastión izquierdista.

A más de un año de las elecciones, Lula se encuentra en una encrucijada. Condenado a casi 10 años de prisión por corrupción, y autorizado a recurrir en libertad, el exmandatario ha apostado por esta vuelta a sus raíces para luchar por un regreso que ahora parece improbable.

La caravana "Lula por Brasil" se inspira en las "Caravanas de la Ciudadanía" que permitieron al exdirigente sindical visitar 359 ciudades del país entre 1993 y 1996. Seis años más tarde, se convertía en el primer presidente obrero del país.

El nordeste, donde está su natal Pernambuco, es también una de las regiones que más se benefició de sus ambiciosas políticas sociales, que contribuyeron a sacar a millones de brasileños de la pobreza durante sus dos mandatos.

Un legado con el que pretende reencontrase ahora durante una gira que ya se ha topado con las primeras piedras en el camino, como la decisión de un juez de suspender la entrega del título de doctor honoris causa que iba a recibir en una universidad del estado por no seguir los requisitos necesarios.

Con una tasa de popularidad del 80%, Lula era prácticamente intocable cuando dejó el poder en 2010, mientras Brasil volaba impulsado por el boom de las materias primas.

Pero hoy el panorama ha cambiado considerablemente. Con el gigante emergente desplomado, el país lucha para salir de su peor recesión en un siglo cuando se cumple un año de que su sucesora y ahijada política, Dilma Rousseff, fuera destituida tras ser acusada de maquillar las cuentas públicas.

Tampoco los años han tratado mejor a Lula, cuya imagen se ha visto considerablemente empañada por los escándalos de corrupción.

El pasado 12 de julio, el exmandatario fue condenado a nueve años y medio de cárcel por el juez Sergio Moro, a cargo en primera instancia de la investigación Lava Jato sobre una gigantesca red de sobornos en Petrobras.

Erigido por muchos como símbolo de lucha anticorrupción —y enemigo de Lula— el popular magistrado congeló también sus bienes y acogió poco después una segunda denuncia en su contra por otro caso relacionado con el mismo escándalo.

El líder de la izquierda rechaza todos los cargos y los atribuye a una tentativa de las "élites" de bloquear su eventual candidatura presidencial. Eso ocurriría, en principio, si el fallo fuese confirmado en segunda instancia.

Mientras, los sondeos siguen situándole en cabeza en caso de que pueda presentarse, aunque deben leerse con cautela, ya que Lula es también una figura que despierta rechazo y analistas estiman que su ventaja podría diluirse cuando otros candidatos se lancen oficialmente a la carrera.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Pues voten por ese señor!!! La verdad es que solo hay algo más asqueroso que la mierda: la política!!

Imagen de Anónimo

Pero a este descarado y corrupto no lo han metido en prision!?  Que esperan para condenarlo por delincuente a cadena perpetua!?

Imagen de Anónimo

Este está armando una mariconga como Moco Pegao Espin, pero que va a acabar bailando tras las rejas. 

Imagen de Anónimo

Está haciendo lo de Kristina..... Tratando de volver a ser funcionario para tener inmunidad..... Primero que le devuelva a los cubanos la que le dió Odebrecht, que bien que se la cobró a Shakira, Alí Babá (su yerno militar) y los 40 generales.....

Imagen de Anónimo

Ahí están los ciegos beneficiados de gratuidades siguiendo a un hombre que es corrupto hasta los tuétanos,  que cobró y disfrutó todo lo mal habido, que se dice inocente pero las pruebas salen todos los dias, y eso que todavía no se ha dicho cuánto le pagaron a Pamela por el Mariel pero los millones deben ser muchosssss