Jueves, 18 de Enero de 2018
20:56 CET.
Opinión

Modelo para armar países revolucionarios

Archivado en

Venezuela se rompe en pedazos y las FARC van a crear un partido político. Lo anunciaron a bombo y platillo. ¿Para qué? Para repetir la agonía venezolana. Para las FARC la política es la guerrilla por otros medios. Es esa cosa electoral que se hace cuando fracasan los empeños violentos. En Colombia se habían hundido. Siguen la lección que les dejó Hugo Chávez. Se renuncia a la táctica, pero no a los objetivos.

Solo que hay que responder tres preguntas más inquietantes aún. Primero, ¿pueden las FARC llegar al poder? Segundo, ¿cómo? Y, tercero, ¿qué harán si lo logran?

Comencemos. Por supuesto que pueden llegar al poder. La cocaína es una mina de oro y las FARC disponen de una colosal fortuna. Siembran, producen, distribuyen la droga localmente y la exportan. Dominan toda la cadena. La negociación con Juan Manuel Santos les ha servido para duplicar la superficie de siembra en los últimos 18 meses. El informe de Washington, basado en los ojos implacables de los satélites, asegura que hoy existen 180.000 hectáreas despiadadamente cultivadas. Probablemente son más, dada la habilidad de las FARC para esconderlo todo: los laboratorios para procesar la coca bajo la frondosa vegetación, el dinero en la banca internacional, las tropas y las armas en Venezuela, y por supuesto, sus intenciones.

En cambio, no hay interés en ocultar los vínculos internacionales y las zonas de apoyo. Eso se airea. Todos los partidos comunistas del planeta son solidarios con las FARC, y por ende sus brazos armados, como el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, de Chile, asesino del senador Jaime Guzmán tras la llegada de la democracia.

Entre los respaldos, se incluye, en primer lugar, el de Cuba, orquestado por Raúl Castro.  El de Podemos, la formación del español Pablo Iglesias y de sus cómplices Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón. También, muchos de los partidos rojos y verdes, agavillados en el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europeadel Parlamento Europeo. El PSUV de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, y todos los grupos, movimientos y adláteres presentes en el Foro de Sao Paulo. Son muchas siglas y saben hacer ruido. Menuda tropa.

¿Cómo llegarían las FARC al poder en un país como Colombia? Tal vez sería más fácil que en Venezuela. La compra de votos, sobre todo en la costa, posee una larga tradición, y las FARC, para su flamante partido, tendrán muchos cocadólares disponibles. Solo necesitarán un candidato idóneo, "progresista y moderno", joven y carismático, cuyo nombre no se asocie con hechos terribles de sangre. Junto a él, para que obedezca y no se desvíe, situarían a un comunista duro procedente de la guerrilla.

Sería la misma fórmula empleada por el FMLN en El Salvador en 2009: Mauricio Funes, un periodista muy conocido como presidente, y el comandante de la guerrilla comunista, Salvador Sánchez Cerén, como su vice. Las FARC lo aportaría todo: la plata, los cuadros, los parlamentarios. El candidato a presidente se limitará a poner su cara sonriente en los pasquines. Hoy Funes está en Managua refugiado, acusado de corrupción, mientras gobierna Sánchez Cerén, tras ganar las elecciones en 2014.

La campaña se hará criticando certeramente todo lo que el país percibe como negativo: la pobreza, la desigualdad, la corrupción, los pésimos sistemas públicos de salud y educación, el desalmado comportamiento de las multinacionales y la entrega de tajadas de soberanía a EEUU. El guion está claro.

Lo que no comentarán es cómo combatirán esos males. Lo harán, como siempre, aumentando brutalmente el gasto público para crear un ejército de estómagos agradecidos. Será la fase de gestar la clientela política y de la gran inflación. De ahí saldrán las bayonetas para sostener el poder. Como creen en la lucha de clases, una superstición esencial de los marxistas, echarán a pelear a unos colombianos contra otros, y no les importará arruinar en el camino a cientos de miles de empresarios, grandes y pequeños, o terratenientes de todas las dimensiones, aunque disloquen la economía. Eso no importa.

Es la fase de crear la revolución. Es la etapa ilusionada de la demolición de la vieja Colombia, de enterrar a la burguesía arcaica y procrear a la nueva sociedad, feroz y combativa, con cuadros económicamente dotados por el Estado nuevo que surgirá de las cenizas en la desgastada patria de Santander.

¿Por qué las FARC tropezarán con la misma piedra? Sencillo: porque la evaluación de la catástrofe es otra. Carece de sentido llegar al poder para atraer capitales, fomentar el mercado, controlar los factores macroeconómicos (inflación, gasto público, corrupción) e imitar a las 25 naciones más exitosas del planeta, todas ellas regidas por la existencia de empresas privadas y sujetas a una legislación que garantiza la existencia de derechos humanos, gobierno limitado y alternancia en el poder. Lo suyo es hacer la revolución, no la paz social y el progreso sosegado. Para las FARC sería absurdo llegar al Palacio de Nariño para repetir lo que hacen, por ejemplo, los holandeses o los suecos. El grito será "¡Viva Chávez!". Lo de siempre.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Sueñen Cubanos castros faldenses que van a Vivir de Venezuela.... se les acaba la bEca SANGUIJUELAS ...HPQLRPARIO TRABAJEN VAGOS DE MIERDA PARA QUE SEPAN QUE ES VIVIR... MARIGUANEROS NARCOTICOS 

Imagen de Anónimo

Hay CAM tienes que cuidarte de las FARC, tiene mucha logica todo lo que escribes pero esto no le gusta a los revolucionarios colombianos entrenados por el Castrismo.En fin excelente analisis CAM, muy buena apreciacion........ 

Imagen de Anónimo

CAM tiene el raro don de resumir en poccas palabras una situacion compleja sin por ello perder profundidad en su analisis. JAB

Imagen de Anónimo

En Cuba cuando la republica habia un presidente que le colgaron el cartel: tiburon se bana pero salpica. Esta es la clave para cualquier gobierno que se diga desente. Cuando los gobiernos tensan la soga y todos sabemos por donde se parte se crea la oportunidad de oro para que la estrema izquierda se alse con el poder, y lo demas es cosa sabida. 

Imagen de Anónimo

Dijeron que Venezuela no era Cuba....y ahí tienen el resultado. Ahora dicen que Colombia no es Venezuela...

Imagen de Anónimo

Con todo el repeto , no creo que jamas Colombia llegue a ser dominada por las farc. Cada pais tiene su propia dinamica social , Colombia no es Venezuela. Esta muy buena la fabula  de CAM ,pero de AHI , NO PASA.Es mas aseguro que maduro asesino ,caera. Lo que si hay que ser honestos , vivir la realidad Latino Americana y dejar de hablar tonterias . EN AMERICA LATINA HAY UNA ENORME CORRUPCION. HAY UNA ENORME DESIGUALDAD SOCIAL ,  Y ESTOS MALES ,SON EL PRETEXTO PARA QUE SURGAN , DEMAGOGOS, POPULISTAS , Y TODA CLASE DE ELEMENTOS ,QUE SE APROVECHAN DE ESTAS SITUACIONES PARA IMPONER ,ESTADOS TOTALITARIOS  MARXISTAS FRACASADOS Y MUY CRIMINALES .Si estos males no se solucionan , siempre habra ,guerras civiles y todo tipo de movimientos sociales, ALGUNOS BUENOS Y HONESTOS ,OTROS CRIMINALES OPORTUNISTAS ,LEASE LOS MARXISTAS. Que los pueblos de America Latina pidan, Justicia Social  es algo muy justo.Combatiendo la pobreza, las desigualdades sociales , ESTAREMOS COMBATIENDO AL MISMO TIEMPO, AL CRIMINAL COMUNISMO MARXISTA.CAM ,USTED MENCIONA LAS 25 NACIONES MAS PROSPERAS DEL PLANETA  Y LE DEJARE SABER ,QUE ENTRE ELLAS ESTA , FINLANDIA ,NORUEGA, DINAMARCA ,SUECIA...., TODAS CON GOBIERNOS SOCIALDEMOCRATAS.RENE LIBERTARIO.

Imagen de Anónimo

O sea, que tendremos otra Venezuela? Bueno, al menos habrán mas personas comprendiendo el proceso cubanos y no tildándonos de cobardes, aprovechados o otros epítetos desagradable. Todavía hoy se escucha o se lee por ahí que Venezuela no será Cuba. Es un buen chiste. Luego oiremos que Colombia no será Venezuela y así sucesivamente.