Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
17:18 CET.
BRASIL

'Folha': La empresa JBF tenía una cuenta en el extranjero para pagar sobornos al PT

El dinero de una llamada "cuenta de Lula" que, según el diario Folha de Sao Paulo, estaba a nombre de una empresa offshore controlada por el dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista, fue usado por el empresario para la compra de un apartamento en Nueva York, dos barcos e incluso para pagar la ceremonia de su casamiento, en 2012, aunque el fondo estaba dedicado a pagar sobornos.

Batista repatrió su patrimonio en 2016 y pagó más 6,3 millones de dólares de impuesto a las ganancias, señaló el medio.

Después de la confusión que causó la existencia de la "cuenta", revelada por el empresario en su delación premiada, Batista explicó que "depositaba fondos destinados al pago de sobornos para el Partido de los Trabajadores (PT), durante el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva".

Cuando tenía que hacer aportes para financiar al partido, desembolsaba dinero en Brasil y lo "descontaba" del que ya tenía ahorrado en el exterior. Los recursos seguían fuera del país.

De acuerdo con el periódico de Sao Paulo, Batista está escuchando nuevamente los audios de las conversaciones que grabó con políticos para tratar de descubrir quiénes estaban en las grabaciones. En una de estas fue registrado el diálogo con el presidente Michel Temer, donde se lo escucharía pactando el pago de un soborno, caso por el cual fue denunciado por corrupción por la fiscalía general.

El aparato fue entregado a la Policía Federal (PF), en cuyas instalaciones será sometido a pericias. La PF recuperó el contenido de otros siete encuentros.

Una de las conversaciones registradas en esa época fue entre abogados y ejecutivos de JBS, porque el grabador de Batista se quedó encendido por error.

Detenido el expresidente de Petrobras

El expresidente de la Petrobras y del Banco do Brasil Aldemir Bendine fue arrestado este jueves en una nueva fase de la operación que investiga el gigantesco escándalo por los desvíos en la petrolera estatal brasileña, informaron hoy fuentes oficiales.

Bendine, que presidió las dos mayores estatales de Brasil durante el Gobierno de Dilma Rousseff (2011-2016), es acusado de haber recibido un soborno de tres millones de reales (unos 937.500 dólares) a cambio de favorecer a la constructora Odebrecht en los negocios de Petrobras, reportó EFE.

El exfuncionario fue detenido por agentes de la Policía Federal en Sorocaba, municipio en el interior del estado de Sao Paulo, en desarrollo de una operación en que los investigadores cumplieron tres mandatos de arresto y once de registro en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia y Pernambuco.

En la operación también fueron arrestados el publicista André Gustavo Vieira da Silva, que es representante de Bendine, y Antônio Carlos Vieira da Silva Júnior, igualmente vinculado al expresidente de Petrobras. Ambos fueron acusados de haber recibido como intermediarios los sobornos destinados al entonces presidente de Petrobras.

Bendini fue detenido gracias a la confesión que el expresidente de Odebrecht Marcelo Odebrecht presentó ante la Fiscalía en un acuerdo para colaborar con la Justicia a cambio de la reducción de sus condenas.

Odebrecht, que ya purga una condena por corrupción, relató en su confesión que, a petición de Bendini, entregó a intermediarios los tres millones de reales a cambio de que Petrobras favoreciera a su constructora en los negocios.

Según un comunicado de la Fiscalía, "hay pruebas de que, en vísperas de asumir la presidencia de Petrobras, el 6 de febrero de 2015, Aldemir Bendini y uno de sus operadores financieros le exigieron un soborno a Marcelo Odebrecht. La petición fue hecha para que el grupo empresarial Odebrecht no fuese perjudicado en Petrobras, incluso en relación a las investigaciones de corruptelas en la estatal".

La investigación por los desvíos en Petrobras fue iniciada hace tres años y ya ha mandado a la cárcel a los ejecutivos de varias de las principales constructoras brasileñas, a decenas de exdirigentes de la petrolera y a importantes políticos que favorecían estas tramas.

Según la Fiscalía, las constructoras interesadas en adjudicarse contratos con Petrobras pagaban millonarios sobornos que eran repartidos entre los dirigentes de la estatal y los políticos que intermediaban en los negocios.

Las denuncias por las corruptelas en Petrobras y en Odebrecht llevaron a la Corte Suprema de Brasil a autorizar la apertura de investigaciones contra decenas de políticos con fuero privilegiado, entre ellos media decena de ministros, los entonces presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados y varios de los principales dirigentes partidarios del país.

Bendini, que se destacó como presidente entre 2009 y 2015 del Banco do Brasil, la mayor entidad financiera del país, fue nombrado presidente de Petrobras en 2015 supuestamente para combatir las corruptelas que ya habían sido destapadas en la época.

Pero Odebrecht reveló que Bendini solicitaba sobornos como presidente del Banco do Brasil y que en 2014 llegó a pedir 17 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) para autorizar la renegociación de una deuda de la constructora con el banco público, petición que no fue atendida.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Jajajaja, ezo ez mentira para deztruir la isquierda del mundo y de hamerica latina. ezo ez mentira!!!!