Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 14:04 CEST
COREA DEL NORTE

Seúl propone conversaciones militares a Pyongyang

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. (AFP)

Corea del Sur propuso conversaciones militares con su vecina del Norte, la primera invitación formal a Pyongyang por parte del Gobierno del presidente Moon Jae-in, y abogó por que ambas partes debatan maneras para evitar actos hostiles cerca de su frontera fuertemente militarizada, reportó Reuters.

No hubo respuesta inmediata por parte del régimen de Kim Jong-un a la propuesta de discusiones. Las dos partes permanecen técnicamente en guerra, pero Moon, que llegó al poder en mayo, se ha comprometido a dialogar con Pyongyang, así como a presionar para frenar sus programas de misiles y armas nucleares.

La oferta se produce después de que Corea del Norte afirmara haber realizado la primera prueba de un misil balístico intercontinental (ICBM) a principios de este mes, y dijo que ahora domina la tecnología para montar una ojiva nuclear en un cohete. Corea del Sur y EEUU, su principal aliado, rechazan esa afirmación.

"Las conversaciones y la cooperación entre las dos Coreas, para aliviar la tensión y lograr la paz en la península coreana, serán instrumentos para impulsar un ciclo mutuo y virtuoso para las relaciones entre ambas partes y sobre el problema nuclear de Corea del Norte", dijo el ministro de Unificación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon, en una rueda de prensa.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur propuso conversaciones con Corea del Norte el 21 de julio en Tongilgak para detener todas las actividades que aviven la tensión en la línea de demarcación militar.

Tongilgak es un edificio norcoreano ubicado en la Aldea de la Tregua de Panmunjom, utilizado para conversaciones anteriores entre ambos gobiernos. Las últimas conversaciones de este tipo tuvieron lugar en diciembre de 2015.

Cho también exhortó a que se restablezcan las línea directas entre ambos gobiernos y ejércitos, que Corea del Norte cortó el año pasado en respuesta a las sanciones económicas impuestas por Seúl tras una prueba nuclear.