Lunes, 23 de Julio de 2018
Última actualización: 11:13 CEST
VENEZUELA

Amnistía Internacional critica 'el débil liderazgo latinoamericano' frente a la crisis en Venezuela

Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del presidente Nicolás Maduro. (GOOGLE)

La directora de Amnistía Internacional (AI) para las Américas, Erika Guevara, lamentó este lunes "el débil liderazgo" que existe en Latinoamérica frente a la crisis humanitaria que vive Venezuela, a su juicio, una de las peores de todo el continente, reporta EFE.

"Ante esta crisis, lamentablemente vemos una región debilitada", advirtió la activista durante una conferencia de prensa en Buenos Aires sobre la última asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde no se pudo alcanzar un consenso para redactar un documento de condena a la situación en el país caribeño.

Guevara calificó de "circo" y de "fracaso" la 47 asamblea de la organización internacional, celebrada entre el 19 y el 21 de este mes en Cancún (México), ya que los estados no pudieron ponerse de acuerdo ni siquiera en una declaración de mínimos.

"Falta un liderazgo genuino, una voz ética que ponga los derechos humanos en el centro", opinó la activista, quien denunció que fuese México quien liderase la respuesta a la crisis venezolana, un país que, entendió, no tiene legitimidad por las agresiones a los derechos humanos que se cometen dentro de su territorio.

Para Guevara, Venezuela vive "una de las peores crisis de violación de derechos humanos de todo el continente", ya que se violentan "de manera masiva" todos los derechos, desde los "económicos, sociales y culturales" hasta los "civiles y políticos".

Además, criticó que el Estado utilice la "represión" para acallar las voces de disidencia y que lleve a sus ciudadanos a "tribunales militares", como al líder opositor Leopoldo López, cuya detención calificó de "arbitraria", ya que, añadió, no existen pruebas que acrediten los delitos por los que está encarcelado.

El hijo de Maduro se presenta a la Constituyente

En medio de la crisis venezolana, el presidente Nicolás Maduro ha convocado a una Constituyente que la oposición ha catalogado como "un fraude" que pretende establecer una Carta Magna al estilo cubano.

Nicolás Ernesto Maduro Guerra, el único hijo del presidente venezolano, aspira a convertirse el próximo 30 de julio en uno de los 545 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que redactarán una nueva Constitución "para reformar el Estado", dijo este lunes el político, de 27 años.

"Vamos a una Asamblea Nacional Constituyente profundamente democrática, ciudadana, popular y socialista. Vamos a reformar el estado", afirmó Guerra durante el juramento de candidatos oficialistas a la ANC en Caracas.

El joven chavista subrayó como un hecho inédito y una "victoria" que la elección del 30 de julio permita a los venezolanos escoger representantes en ámbitos territoriales y sectoriales, siendo esta última modalidad en la que él figura como candidato en el grupo de los trabajadores.

La elección sectorial contempla que grupos como los estudiantes, pensionados y empresarios escojan a sus representantes basados en subregistros electorales, mientras que de la votación territorial surgirá un ganador por cada municipio, excepto en las capitales de estado donde se elegirá a dos constituyentes.

Maduro Guerra, que ha ocupado algunos puestos ejecutivos en la Administración de su padre desde 2013, llamó a los ciudadanos a apoyarle para "mantener los derechos sociales que merece el pueblo".

Entretanto, la excanciller Delcy Rodríguez encabezó el juramento de los candidatos chavistas del ámbito territorial en el municipio caraqueño de Libertador, única jurisdicción en la que se elegirá a siete representantes.

Rodríguez, ahora candidata a la ANC en ese municipio, aseguró que los 300 aspirantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la capital venezolana se desplegarán por todo ese territorio para instar a los ciudadanos a participar en esta contienda y para buscar apoyos.

La primera dama de Venezuela, Cilia Flores, el diputado Diosdado Cabello y varios dirigentes oficialistas que hasta la semana pasada integraban el gabinete de Maduro aspiran a integrar la Asamblea Constituyente y muchos ya han dejado sus puestos para "arropar" a Maduro en su proceso de cambiar la Constitución.

Por su parte, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha rechazado participar en este proceso que califica de fraudulento y ha llamado a sus simpatizantes a seguir manifestándose en las calles como viene ocurriendo desde el 1 de abril.

En medio de la crispación social y política y de las manifestaciones a favor y en contra del Gobierno se han registrado varios hechos violentos en los últimos tres meses que se han saldado con 75 muertos y cerca de 1.500 heridos, según datos de la Fiscalía.