Sábado, 20 de Enero de 2018
12:02 CET.
VENEZUELA

Policías y manifestantes vuelven a chocar frente a la base militar en Caracas

Un centenar de personas se enfrentaron este viernes, por segundo día consecutivo, a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) frente a la base aérea militar de La Carlota en Caracas, luego de que culminara el denominado "trancazo" convocado por la oposición venezolana.

EFE constató que mientras los manifestantes se acercaban al borde de la base aérea para lanzar piedras contra los efectivos de la GNB estos emplearon agua y gases lacrimógenos para dispersarlos.

En el lugar había tres camiones incendiados y varios heridos, ninguno de gravedad sino afectados principalmente por los gases lacrimógenos.

El jueves un grupo de manifestantes se enfrentó en este mismo lugar a los uniformados de la aviación militar, según dijo el Gobierno, y un joven falleció tras recibir disparos a quemarropa por parte de un agente de ese componente de la Fuerza Armada.

Según comprobó un reportero de EFE en el lugar de los hechos, un funcionario disparó al menos dos veces con un fusil empleado para lanzar perdigones a escasa distancia de la víctima, desde el interior de la base aérea militar de La Carlota (colindante a la principal autopista de Caracas).

Por este hecho, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a un "trancazo" en las principales avenidas del país.

El 'trancazo' de este viernes

Centenares de venezolanos cortaron calles y autopistas en ciudades de todo el país para protestar contra el Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, y por el asesinato de un joven que se enfrentó a las fuerzas del orden tras una marcha opositora y recibió disparos de perdigón de un militar.

Dirigentes opositores como el diputado Juan Andrés Mejía publicaron en sus cuentas de Twitter fotografías de decenas de personas bloqueando la autopista Francisco Fajardo de Caracas, la principal vía rápida de la ciudad.

"Buscamos que reaccionen todos los sectores. Mover a sectores como el transporte, el comercio, tocar la fibra de los venezolanos que no terminan de animarse a la protesta", dijo a EFE en uno de los puntos cortados de la Francisco de Miranda la ingeniera informática Anette Ramírez, de 55 años.

"Todos los venezolanos debemos salir a manifestar, y no solo hoy, sino todos los días porque no es posible que maten jóvenes y la gente luego regrese a su casa y nos quedemos tranquilos mientras el régimen avanza", explicó otro de los participantes, el técnico de electricidad Francisco Regalado, de 54 años.

Otros manifestantes citaron la escasez de algunos alimentos y medicamentos que sufre el país, así como la existencia de políticos presos y la inseguridad.

Asimismo, critican la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa Maduro, que es rechazada por la oposición y debe servir para redactar una nueva Carta Magna en Venezuela.

El país petrolero vive inmerso en una gran tensión política desde el comienzo el 1 de abril de una ola de manifestaciones opositoras para exigir la renuncia del presidente Maduro, quien relevó en el poder al fallecido Hugo Chávez en 2013 y tiene mandato hasta 2018.

El Gobierno ha hecho desde entonces numerosas demostraciones de fuerza con diversas concentraciones en las calles del país.

Un grupo de simpatizantes del chavismo ataca el Parlamento

Un grupo de civiles, supuestamente armados y adeptos al chavismo, atacó este viernes con explosivos, piedras y palos la sede administrativa del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, lo que dejó a cuatro personas heridas y daños materiales, informó la Cámara en un comunicado.

Los agresores, según la fuente, eran miembros de los llamados "colectivos" (organizaciones civiles a veces armadas afines al Gobierno) e intentaron derribar la puerta principal de acceso al edificio, mientras otros detonaron explosivos y fuegos artificiales, "y la mayoría amenazaron con palos, tubos y piedras".

Entre los heridos están la ciudadana Amalia Andrade "a quien le lanzaron un niple (explosivo) en el pie"; Urimare Capote, quien "perdió la audición por la explosión de un niple"; Argenis Hernández, que "recibió el impacto de un fuego artificial en el pie", y Kenny Aranguren, a quien "le rociaron pintura en espray rojo en la cara".

La jefa de nómina del Parlamento, Ingrid Torrealba, informó que los trabajadores también protestaban en contra del cambio de Constitución que promueve el jefe de Estado, Nicolás Maduro, cuando comenzaron los ataques.

"Estábamos manifestando en paz, cuando llegaron los esbirros, los asesinos colectivos, dirigidos y enviados por (el alcalde del municipio Liberador de Caracas) Jorge Rodríguez, empistolados, con chaleco antibalas para tirarnos gas pimienta, cohetes, acorralándonos y debimos encerrarnos en la planta baja de la sede administrativa", aseguró la funcionaria.

El Parlamento ha denunciado que mientras ocurrieron estos hechos un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) "no hizo nada para evitar la situación de violencia" pese a estar apostados a pocos metros de la Cámara.

Venezuela vive desde el pasado 1 de abril una ola de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno, algunas de las cuales han terminado con hechos de violencia, dejando un saldo de 75 muertos y más de 1.000 heridos, según datos de la Fiscalía.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.