Martes, 17 de Julio de 2018
Última actualización: 12:15 CEST
COREA DEL NORTE

El régimen de Kim Jong-un dice que probó un nuevo misil tierra-mar

Un hombre observa en la televisión fotografías publicadas por el diario norcoreano 'Rodong Sinmun' tras el nuevo lanzamiento de misiles de crucero de Pyongyang. (AP)

Corea del Norte probó un nuevo tipo de misil de crucero que podría alcanzar a buques de guerra de Estados Unidos y Corea del Sur "a voluntad" si el país es atacado, afirmaron este viernes medios estatales norcoreanos, reportó la AP.

El jueves, Seúl detectó el lanzamiento de cuatro misiles desde una localidad de la costa oriental.

Según Pyongyang, los misiles del jueves son el cuarto modelo introducido y probado con éxito este año, en un desafiante mensaje de que seguirá adelante con el programa armamentístico contra el cual se han pronunciado sus vecinos y Washington.

"Este nuevo tipo de misil de crucero es una potente arma de ataque capaz de hundir cualquier grupo de acorazados enemigos" que intente atacar a Corea del Norte y puede usarse "a voluntad", señaló la agencia de noticias oficial norcoreana.

Asimismo precisó que el dictador Kim Jong-un observó la operación durante la cual los proyectiles "detectaron y alcanzaron" objetivos flotando en el mar tras realizar "vuelos circulares".

Las afirmaciones realizadas por las autoridades norcoreanas no pueden confirmarse de forma independiente.

El régimen norcoreano no detalló cuántos misiles tierra-mar se lanzaron, pero el director de seguridad nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, explicó el viernes que Pyongyang disparó cuatro proyectiles de rango corto.

El ejército surcoreano dijo que los misiles se lanzaron desde la localidad de Wonsan y recorrieron unos 200 kilómetros (125 millas) antes de caer en aguas entre la península coreana y Japón.

El ensayo tuvo como objetivo la zona donde días atrás los portaaviones estadounidenses USS Carl Vinson y USS Ronald Reagan participaron en maniobras conjuntas con la marina surcoreana.

La prueba supone un difícil reto para el nuevo presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, un progresista elegido el mes pasado que expresó su deseo de contactar con Pyongyang.

Corea del Norte, que podría tener operativo un misil balístico intercontinental con cabeza nuclear en los próximos años, podría ser también el asunto de política exterior más apremiante para el Gobierno de Donald Trump que, inmerso en turbulencias políticas internas, ha insistido a China para que haga más por controlar la actividad armamentística norcoreana.

2 comentarios

Imagen de Anónimo

Ojalá y les reviente el próximo misil, pero encima de su gordo más pesado, a saber: Kin-Jong-Und.

Imagen de Anónimo

Si el país es atacado... o sea que aparentemente de una posición ''ofensiva'' pasó a una ''defensiva'.  Es ''significativo'' que un país relativamente pequeño tenga una flota de submarinos de 70 unidades -cifra variable- de las cuales siempre tienen 65 o menos de forma operativa. Divididos en dos flotas ''tienen saturada'' las señales, comunicaciones e interferencias ocupando muchas frecuencias en la zona de los dos mares: el del Este y el del Oeste. Todos son de propulsión diésel -y motores eléctricos en algunos modelos- adquiridos o entregados por la antigua U.R.S.S y la actual Rusia y una parte de procedentes de China. Todos obsoletos para estas dos potencias. Ese intenso tráfico intencional de submarinos PUDIERA ENMASCARAR el desplazamiento de unos cuantos submarinos de ataque que PUDIERAN portar misiles muy ofensivos por su poder y alcance. Atención a los clase ROMEO chino-coreano en los cuales están obstinados a perfeccionarlos hasta ''donde puedan o se lo permitan''.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.