Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 11:25 CEST
VENEZUELA

Otra jornada de protestas se salda con un joven muerto, gases lacrimógenos y miles de manifestantes descontentos

Manifestación este lunes. (AFP)

La puja entre la oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro cobró fuerza este lunes con decenas de miles de personas en las calles de Venezuela, tras 52 días de violentas protestas, disturbios y enfrentamientos que dejan 49 muertos, casi todos jóvenes.

Un chaparrón de gases lacrimógenos impidió avanzar a más de 20.000 opositores (según cálculos de AFP) y miembros de la Federación Médica Venezolana (FMV), que salieron a protestar por la "catastrófica" situación de los hospitales ante la falta de insumos, equipamiento y medicamentos.

"¿Si tengo miedo? Da más miedo seguir viviendo", se quejó Raúl, de 64 años, un médico general.

"La salud es un desastre. Estamos en el peor estado de los últimos 30 años", dijo a la AFP Fernando Gudayol, un cirujano de 50 años.

Un joven de 19 años, Yorman Alí Bervecia Cabeza, murió este lunes, a causa de una herida de bala, según la Fiscalía, durante fuertes disturbios en el pueblo Los Pozones, en Barinas (oeste), estado natal del fallecido presidente Hugo Chávez, durante protestas contra Maduro.

Redoblar la apuesta

La oposición debe redoblar su apuesta en las calles pese a la violencia y a una vida cotidiana que puede ser insoportable, con colas interminables para conseguir alimentos o el tránsito paralizado por barricadas, marchas o protestas.

"Puede perder su momentum. Es difícil mantener el ritmo de esta ola de protestas. La gente tiene que trabajar, estudiar, comer y vivir su vida. Necesita elaborar una estrategia de cómo puede capitalizar este movimiento", advirtió a la AFP David Smilde, asesor principal de WOLA (Washington Office on Latin America), especializado en Venezuela.

Todo en medio de un colapso económico que genera una severa escasez de alimentos y una inflación que según el FMI escalará a 720% este año, además de una criminalidad rampante.

Los analistas advierten que la violencia puede irse de las manos.

"No beneficia a nadie, hay muchos fallecidos y heridos, un estado de conmoción", advirtió Francisco Coello, sociólogo de la Universidad Católica Andres Bello.

Según el último balance de la Fiscalía, las protestas dejan 49 muertos y casi un millar de heridos. De acuerdo con la ONG Foro Penal, desde que se iniciaron las protestas el 1 de abril, hubo 2.660 detenidos, de los cuales al menos 161 han sido encarcelados por órdenes de tribunales militares.