Lunes, 20 de Noviembre de 2017
00:04 CET.
China

Pekín levanta la censura en internet durante un foro, pero solo para periodistas extranjeros

Periodistas y participantes en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda, la reunión con 29 líderes mundiales que acoge en estos días Pekín, pueden acceder a webs bloqueadas en China, como YouTube, Google, Facebook o Twitter, ya que los organizadores han levantado la censura en internet en la sede del encuentro.

Pero la tregua solo beneficia a los participantes extranjeros, pues la prensa china acreditada para el foro, a la que se le han asignado claves diferentes de acceso a internet, sigue sin poder entrar a las webs "sensibles" para Pekín, publica la agencia EFE.

En el centro de prensa instalado en el Centro Internacional de Convenciones de Pekín, en la zona olímpica, es posible desde este viernes acceder a ésas y otras muchas páginas web habitualmente censuradas en China, uno de los países con más limitaciones a la navegación en la red.

El levantamiento de la censura en internet es habitual en grandes acontecimientos internacionales organizados en China. Pekín ya lo aplicó, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos de 2008, en las cumbres del Foro Asia Pacífico (2014) y del G20 en Hangzhou (2016).

La Nuevas Rutas de la Seda es un proyecto de Pekín para mejorar la conectividad entre Asia y Europa con infraestructuras e inversiones.

Según EFE, fue ideado por el presidente chino, Xi Jinping, en 2013, durante una visita oficial a Asia Central. El plan busca construir carreteras, vías férreas, puertos, plataformas logísticas y otras infraestructuras en más de 60 países.

Una de las metas es crear una red que permita, por mar y tierra, crear rutas alternativas para los productos que China exporta y para las materias primas que requiere su industria, para lo cual se planean grandes conexiones por Asia Central, Rusia, el subcontinente indio, el sureste asiático e incluso el este de África.

También conocido con el nombre oficial de "Iniciativa de la Franja y la Ruta", el proyecto con el que Xi busca pasar a la Historia es visto como una suerte de Plan Marshall con el que China aumentará su influencia económica —y posiblemente también política— especialmente en su órbita asiática.

El proyecto se inspira en la histórica Ruta de la Seda que durante un milenio fue el principal nexo comercial entre el Este y el Oeste a través de los desiertos y montañas de Asia Central y Oriente Próximo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.