Martes, 26 de Septiembre de 2017
02:31 CEST.
Corea del Norte

Tillerson: 'El enfoque de los últimos 20 años con Corea del Norte ha sido un fracaso'

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, afirmó este jueves que la estrategia aplicada hasta ahora para frenar el programa nuclear de Corea del Norte "ha sido un fracaso", y apostó por "un nuevo enfoque", reporta EFE.

"Es importante reconocer que los esfuerzos diplomáticos y de otro tipo realizados durante los últimos 20 años para conducir a Corea del Norte a la desnuclearización han sido un fracaso", dijo Tillerson en una rueda de prensa en Tokio, tras reunirse con su homólogo nipón, Fumio Kishida.

"Teniendo en cuenta que la amenaza (norcoreana) continúa su escalada, está claro que necesitamos un nuevo enfoque", destacó Tillerson durante su visita a Japón, la primera parada de su gira asiática.

Entre los esfuerzos fallidos, Tillerson subrayó "el programa de asistencia a Corea del Norte de 1.300 millones de dólares como estímulo para tomar un camino diferente, que tuvo como respuesta el desarrollo de más capacidades nucleares y más lanzamientos de misiles".

El jefe de la diplomacia estadounidense evitó dar más detalles sobre la nueva estrategia que prepara Washington ante Pyongyang, y explicó que uno de los objetivos de su gira asiática, que también incluye Seúl y Pekín, es "intercambiar puntos de vista" para el futuro enfoque.

En este sentido, adelantó que pedirá apoyo a China "para llevar a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear", y apuntó que Pekín "tiene un papel muy importante que jugar".

El gigante asiático "es una fuente principal de comercio y actividad económica de Corea del Norte, tiene una clara posición a favor de la su desnuclearización y ha votado a favor de resoluciones de la ONU 2230 y 2221", recalcó Tillerson en alusión a las últimas sanciones de Naciones Unidas contra Pyongyang.

El secretario de Estado de Estados Unidos manifestó que discutirá con Pekín "nuevas medidas" para tratar de poner freno al programa armamentístico nuclear del régimen que lidera Kim Jong-un.

En la misma línea, el ministro nipón de Asuntos Exteriores resaltó la necesidad de "alinear" las posiciones de Tokio, Washington y Seúl ante Corea del Norte, y afirmó que las "repetidas provocaciones" de este país "han alcanzado un nuevo nivel".

El régimen norcoreano realizó una veintena de test de misiles y dos ensayos nucleares el año pasado, además de probar a comienzos de este mes otros cuatro misiles balísticos, uno de los cuales cayó a solo 200 kilómetros de la costa nipona.

Poco después de las declaraciones de Tillerson, Corea del Norte advirtió que Estados Unidos debe cambiar su "política hostil" hacia Pyongyang para poner solución al conflicto en la península.

El encargado de negocios de la embajada norcoreana en China, Pak Myong Ho, criticó las maniobras conjuntas que están llevando a cabo Washington y Seúl en la zona y la instalación del sistema THAAD que, en su opinión, amenaza "el equilibro de poderes" en Asia Pacífico.

El diplomático norcoreano afirmó que Pyongyang había propuesto una especie de acuerdo de paz a Washington, pero aseguró que no recibieron ninguna respuesta, e indicó que el pacto propuesto por China, sobre la suspensión de las pruebas nucleares norcoreanas a cambio de la paralización de maniobras de Seúl y Washington, fue rápidamente descartado por Estados Unidos.

"Frente a las amenazas de Estados Unidos y sus aliados, la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) necesita reforzar su capacidad nuclear", mantuvo el funcionario norcoreano y criticó las sanciones impuestas por la ONU al régimen de Kim Jong-un.

Ante preguntas de los periodistas, el diplomático también se refirió al asesinato en Malasia de Kim Jong-nam, hermano del dictador norcoreano, e insistió en que el caso es una "farsa política" orquestada por enemigos de Pyongyang.

"Deberíamos tratar el asunto desde una perspectiva científica y objetiva", dijo el norcoreano, cuyo Gobierno rechaza toda responsabilidad en la muerte del miembro de la familia Kim.

Estados Unidos y Corea del Sur aseguran que Pyongyang está detrás del fallecimiento de Kim Jong-nam, que pereció en el aeropuerto de Kuala Lumpur después de que dos mujeres le frotaran la cara con el agente nervioso VX, un arma de destrucción masiva según la ONU.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.