Martes, 25 de Abril de 2017
01:58 CEST.
Bolivia

El jefe máximo de las FARC tuvo un 'susto' de salud y fue tratado en Cuba

Archivado en

El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, tuvo un "susto" de salud y fue tratado en Cuba, dijo este miércoles otro cabecilla de esa guerrilla colombiana que ha firmado la paz con el Gobierno, informa la AFP.

"Tuvo un susto, sí, bueno, lo tuvimos nosotros", dijo en entrevista con Caracol Radio el comandante de las FARC Carlos Antonio Lozada, al ser preguntado por el estado de salud de Londoño.

"Hace poco nos envió un mensaje que nos llenó de regocijo, (fue) después de un chequeo médico y dijo: 'Mi corazón está en perfecto estado'", añadió Lozada sobre lo ocurrido al líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

Según explicó, Timochenko fue tratado por su afección en La Habana, sede durante los cuatro años de las negociaciones con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Londoño, de 58 años y quien encabeza las FARC desde 2011, ha tenido un muy bajo perfil en las últimas semanas, aunque ha seguido activo en las redes sociales.

Incluso algunos miembros del grupo ilegal replicaron un trino de una cuenta falsa atribuida él en la que se decía que estaba en buen estado de salud.

Timochenko tampoco ha sido de los miembros de las FARC más públicamente visibles en estos últimos tiempos y se ha reservado a aparecer en ocasiones más puntuales, como la firma del acuerdo de paz el 24 de noviembre en un histórico teatro en Bogotá.

Las FARC no habían informado antes de lo ocurrido a su jefe máximo, ni Lozada dio más detalles sobre cuándo o cómo Londoño sufrió este percance de salud.

Este miércoles comenzó en Colombia la primera fase del proceso de dejación de armas de las FARC, acordado el grupo y el gobierno en el histórico pacto de paz.

Timochenko marcó la fecha con un mensaje en su cuenta en Twitter: "Hoy, cuando damos un paso más hacia la paz, recordamos al camarada Raúl Reyes, cuya sangre no fue derramada en vano. #RaúlReyesPresente", escribió, sobre el responsable internacional de la organización, abatido en 2008 en una operación del ejército colombiano en Ecuador, cerca de la frontera.

Algunos gobernantes aliados de La Habana y otras figuras suelen buscar atención médica en Cuba, donde el régimen mantiene bien atados a los medios de comunicación y les garantiza el secretismo.