Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
12:27 CET.
COLOMBIA

El desarme de las FARC comenzará el 1 de marzo

Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) comenzarán a entregar las armas a una comisión de las Naciones Unidas, el próximo 1 de marzo, dijo hoy el jefe del comando estratégico de transición (COET), general Javier Flórez, según reporta EFE.

"El tema de la entrega del armamento físico lo iniciamos el 1 de marzo con el 30%, el 1 de mayo otro 30% y el 1 de junio el 40%, y quedan entregadas todas las armas" manifestó Flórez, en una rueda de prensa en Bogotá.

En el encuentro con medios, también se hizo un balance del ingreso de guerrilleros de las FARC a las 26 zonas veredales transitoria de normalización (ZVTN) ubicadas en la geografía colombiana.

El alto oficial reiteró que el proceso de dejación de armas se hará escalonadamente cumpliendo el plazo de 180 días que concluirá el 1 de junio.

De acuerdo con Reuters, alrededor de 7.000 integrantes de las FARC concluyeron la movilización a las zonas montañosas y selváticas de Colombia en donde permanecerán hasta que dejen las armas y se reintegren a la sociedad en cumplimiento con el acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla.

El acuerdo de paz, firmado en noviembre por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, después de cuatro años de negociaciones en La Habana, establece que los combatientes se deben concentrar en 26 áreas cercanas a montañas y selvas bajo la supervisión de una misión de Naciones Unidas.

"Este fin de semana se terminó el proceso de movilización hacia las zonas y comienza aplicarse todos los protocolos de cese al fuego bilateral y definitivo y dejación de armas", explicó Santos durante una visita a esta región selvática del sur del país en donde se concentran 438 guerrilleros.

"Han ingresado a las zonas casi 7.000 miembros de las FARC (...) el fin del conflicto es una realidad", precisó el mandatario.

La concentración y desmovilización, para la que fue acordado un plazo de 180 días desde el 1 de diciembre de 2016, marca el fin de más de 52 años de una violenta confrontación que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados. Sin embargo, las autoridades militares estiman que unos 300 rebeldes no se acogieron al acuerdo de paz y desertaron.

Una misión de la ONU recibirá las armas que se fundirán para construir tres monumentos, mientras que los jefes rebeldes acusados de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad deberán someterse a la justicia, confesar sus delitos, reparar a las víctimas y pagar penas privativas de libertad en sitios especiales que no serán cárceles.

El jefe de la misión especial de Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, dijo que pese a la concentración de los rebeldes no ha culminado la construcción de los campamentos definitivos, necesarios para que se pueda iniciar la recepción y depósito de las armas de la insurgencia.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.