Viernes, 24 de Noviembre de 2017
01:52 CET.
PERÚ

El Gobierno de Perú a la expectativa de una eventual deportación de Alejandro Toledo

El Gobierno de Perú está hoy a la expectativa de la deportación del expresidente Alejandro Toledo desde Estados Unidos, apelando a sus normas migratorias, para que responda por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por un millonario soborno de la empresa Odebrecht, reportó EFE.

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, explicó que "se identificó que existe una norma, en el marco de las competencias que tiene la ley de migración en Estados Unidos, (con la cual) el Departamento de Estado puede evaluar deportar a una persona", declaró en una entrevista con RPP Noticias.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, planteó esta opción a su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante una conversación telefónica que tuvieron el domingo sobre la búsqueda de quien dirigiera el país andino entre 2001 y 2006 y quien se presume que pudiera estar en San Francisco (California).

Sobre Toledo pesa una orden de detención preventiva por 18 meses por supuestamente recibir un soborno de 20 millones de dólares para dar la concesión de la carretera Interoceánica a Odebrecht en 2014.

Zavala dijo que la petición peruana tiene que ser evaluada por el Departamento de Estado, que "verá si aplica o no".

No obstante, las autoridades estadounidenses han respondido a la petición inicial de detención que requieren mayor información para que un juez pueda aprobar una eventual deportación de Toledo.

Coincidió en que la otra opción para lograr la deportación de Toledo es "el mecanismo del Departamento de Justicia con la información que envía el juez" sobre el proceso abierto en Perú.

Sobre esa solicitud de información adicional, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, declaró el lunes que el sistema judicial penal ha cumplido con una serie de pedidos de detención previsora con fines de extradición, "pero la autoridad judicial de Estados Unidos ha pedido un informe adicional y se va a cumplir con ello".

Sánchez añadió que la investigación preparatoria contra Toledo está formalizada y "se ha pedido prisión preventiva porque existen elementos probatorios suficientes que identifican delitos y lo vinculan a él, de modo que no hay persecución política, sino penal".

El primer ministro remarcó que el Gobierno peruano ha actuado con todos los mecanismos que le faculta la ley para evitar las acusaciones de una presunta persecución política como sostiene el expresidente.

"No hemos ido más allá de la ley, no hay ninguna interferencia política, nos hemos cuidado de estar dentro del marco de la ley en el Perú y en el extranjero", expresó.

Toledo denunció el domingo ser víctima de una "caza de brujas" y agregó que llamarlo "fugitivo" es una distorsión maquiavélica, al negar los cargos que se le imputan mediante un mensaje en Twitter.

De otro lado, el Gobierno ha creado el Fideicomiso de Retención y Reparación (FIRR) para recaudar el pago de las reparaciones civiles de empresas sentenciadas o que hayan aceptado su responsabilidad en actos de corrupción, según un decreto de urgencia anunciado por Kuczynski en mensaje a la nación el domingo.

El fondo forma parte de una serie de medidas para evitar la paralización de la ejecución de obras públicas o asociaciones público privadas y "la ruptura de la cadena de pagos que ponen en grave riesgo el desempeño económico del país", como consecuencia de actos de corrupción de empresas concesionarias o contratistas, precisó la norma.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.