Sábado, 18 de Noviembre de 2017
16:27 CET.
ARGENTINA

'Tetazo' en Buenos Aires para exigir la legalización del topless

Una manifestación de mujeres, bautizada "tetazo", tuvo lugar este lunes en el emblemático Obelisco de Buenos Aires y reunió a casi 1.000 personas, cifra dividida entre los hombres que miraban y las manifestantes, de las que en torno a 100 enseñaron sus pechos pintados para protestar en contra de la cosificación del cuerpo de la mujer, reporta EFE.

El Obelisco se colmó de mujeres de todas las edades que se sacaban la camiseta y el corpiño y que advertían: "la cantidad de mi ropa no define tu respeto".

La convocatoria surgió a raíz de la expulsión, el 28 de enero, hace dos semanas, de tres mujeres que hacían "topless" en la playa bonaerense de Necochea, cuando 20 policías y seis patrullas les pidieron que se taparan por petición de algunos presentes, según informa AFP.

El "tetazo" tuvo réplicas en Rosario y Mar del Plata. Ya el viernes pasado se produjeron iniciativas similares en las provincias de Corrientes, Chaco y Formosa, en el norte del país, y durante el fin de semana la prensa local retrató a varias mujeres en "topless" en las playas de la costa atlántica y que levantaron pancartas defendiendo esta protesta ante las cámaras.

El grupo "Agitaciones contra el Acoso Callejero" convocó al "tetazo" a través de las redes sociales con las consignas "¡Nuestros senos no deben ser censurados! ¡Igualdad! y ¡La única teta que molesta es la que no se puede comprar!".

El desmesurado incidente en la playa de Necochea abrió el debate sobre las libertades individuales, la discriminación femenina y la moral frente a la desnudez.

"Hay muchísimos más hombres que mujeres y eso nos da la razón de por qué visibilizamos eso. La mirada que tiene el hombre acerca de nosotras es para el consumo de su visión", argumentó a EFE Lola Cofredes, de la organización Nosotras Humanistas.

Entre los cánticos a favor de la libertad de la mujer de mostrar su cuerpo en espacios públicos, alzaban pancartas en las que se podían leer "No vinimos a mostrar las tetas, vinimos a mostrar que somos libres" o "Soberanía sobre nuestro cuerpo" y "Abajo la represión y el negocio sobre el cuerpo de las mujeres", entre otras.

Ailén Glacis estaba en la manifestación porque, a su juicio, "los cuerpos de la mujer tienen que dejar de estar sexualizados y no puede ser que las tetas tengan que ser para el disfrute masculino".

De las alrededor de 500 manifestantes reunidas, casi un centenar mostraba sus pechos con los pezones pintados, algunas en forma de flores y con consignas escritas como "Yo decido", "Tetas y cuerpos libres" y "Sí al tetazo".

Para Cofredes, en la sociedad argentina "está mal visto" tomar el sol en una playa sin parte de arriba del traje de baño, pero para ella "es una cuestión de libertad".

"Cuando vimos esa noticia utilizamos eso para visibilizar la construcción violenta acerca del cuerpo de la mujer", añadió la activista.

"Quiero tomar el sol en tetas en la playa y que nadie venga a decir nada", insistió Silvia Suárez, otra activista.

Entre los más de 500 hombres que se encontraban de público, Silvio de 61 años había ido sin camiseta para apoyar a las mujeres manifestantes ya que, a su juicio, esta concentración "tiene que servir para que la gente despierte (...) y apoye a este movimiento lógico".

En ese sentido, Ailén Glacis aseguró que la presencia de los hombres en la manifestación fue "muy invasiva" lo que, a su juicio, muestra que "los varones siempre estuvieron marcando hasta dónde puede estar la mujer en el espacio público".

Al grito de "afuera el macho, afuera", "pajeros" o "que se vayan todos y no quede ni uno", las mujeres concentradas reclamaron a los varones que se retiraran del lugar ya que la mayoría portaban móviles o cámaras para hacer fotos.

A Camilo Carnoso, de 23 años y uno de los jóvenes que participaron en la concentración, le pareció "lógico" que los echaran porque "el 80% de los hombres vino a ver tetas y esto es algo más que enseñar tetas".

"Mis tetas son mías, ni del Estado ni de la policía", rezaba una de las pancartas.

"Censura esta", desafiaba otra con esa frase pintada en el torso y una flecha señalando sus senos descubiertos.

De acuerdo con AP, en Argentina se estima que en promedio una mujer es asesinada cada 37 horas, según estadísticas oficiales. No es de las cifras más altas a nivel mundial, pero ha ido en crecimiento en los últimos años y ha generado el movimiento "Ni una menos", un colectivo de mujeres que ha liderado convocatorias multitudinarias desde 2015 para reclamar a las autoridades poner freno a la ola de feminicidios.

Este grupo ha convocado para este 8 de marzo, en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, a un paro internacional de mujeres bajo la consigna "Vivas nos queremos".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Ya le llaman "La ofensiva de las tetas gelatinosas" porque todas las hembras hermosas se quedaron en sus casas. www.gate.net/~joachim/

Imagen de Anónimo

Si eso lo hacen en CUba, va todo el mundo encuero pa la plaza a cantar "Yo soy Fidel"

Imagen de Anónimo

Coño chico que falta hace en Cuba un "Lenguazo", a ver si autorizan la legalización de la libertad de expresión.

Imagen de Joshua Ramir

No Pamela, ya tu no estas para esos espectaculos, tu tranquila, a cuidar nietos y que te quiten lo bailao...

Imagen de Anónimo

¿Y no participó Hebe de Bonafini? Yo hubiera pagado por verla...