Martes, 12 de Diciembre de 2017
11:12 CET.
VENEZUELA

La Iglesia culpa a Maduro y a la oposición del fracaso del diálogo

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón, consideró este sábado que el proceso de diálogo nacional iniciado en octubre pasado fracasó por culpa exclusiva de los interlocutores: el Gobierno de Nicolás Maduro y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), reporta EFE.

Durante su discurso de apertura en la asamblea anual de la CEV, Padrón dijo que el 2016 "ha terminado muy mal, con gran desesperanza" para Venezuela, y aseguró que los ciudadanos atraviesan la etapa más "dura, incierta e injusta" de los últimos 50 años.

A juicio del obispo, la mesa de diálogo "sesionó con altibajos" y su mecanismo no funcionó "por una maligna conjunción de factores: no había entre las partes voluntad sincera de dialogar".

Asimismo, dijo que el Gobierno encontró en el diálogo un instrumento para "ganar tiempo y frenar" el referendo revocatorio presidencial, una iniciativa que el poder electoral suspendió pocos días antes de que la MUD intentara cumplir el último requisito.

La autoridad eclesiástica afirmó, además, que el Gobierno "secuestró" el diálogo 10 días antes de instalarse formalmente al utilizar "subterfugios judiciales (...) para secuestrar, sin fecha límite, la convocatoria del Referendo".

Mientras que para la oposición, continúa el presidente de la CEV, las conversaciones fueron una ocasión "para exhibir las innumerables deficiencias" de los poderes públicos, en materia de derechos humanos, economía y respeto a la autonomía de los poderes.

Padrón acusó al Gobierno y a la MUD de usar las negociaciones como "una simple estrategia política (...) para fines particulares, incluso subalternos" y no para dirimir asuntos como la severa crisis económica, la inflación, la inseguridad ciudadana y la escasez de alimentos y medicinas.

"Más temprano que tarde los líderes políticos, para sacar a este país de la crisis que lo está destruyendo, invocando la democracia, tendrán que recurrir, en nombre de la democracia, al diálogo, la negociación y los acuerdos, únicos antídotos frente a la irracionalidad de la fuerza, la corrupción y la violencia", agregó.

El pasado diciembre el proceso de diálogo en Venezuela entró en "fase de revisión" debido al incumplimiento de los primeros acuerdos suscritos, algo por lo que las partes se acusan mutuamente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

La iglesia culpa a Maduro, Maduro culpa a la oposicion, y la oposicion culpa a la Iglesia, se formo el peloteo de nunca acabar para no darle la bola al pueblo venezolano y poner el out final a Maduro.

Imagen de Anónimo

Maduro, los obispos del diablo y los lideres corruptos e infiltrados de la oposicion.. son tres cabezas de la misma mielda

Imagen de Anónimo

El Papa Pancho es aliado de los represores de izquierda ahora asi que, con el no se puede contar.

Imagen de Anónimo

Capriles es del G-2 cubano.

Imagen de Anónimo

Creo que este Obispo, de una claridad de juicio muy justa, debía trazar una estrategia que permita a Venezuela a través de la propia Iglesia católica venezolana (en nada, como se ve, relacionada con la cubana o con la políticamente correcta norteamericana) salir de la crisis y llevar la Política y la Sociedad venezolana a una situación diferente, digamos: de esperanza y de progreso, así como de lucha con maña. Seguramente el Obispo o algún católico venezolano dirán ¿cómo? - Pues tienen en sus manos mantener otro tipo de espíritu vivo (abierto a la libertad, la democracia y el respeto a los derechos de los demás) en la mente de los venezolanos, como hizo la Iglesia católica en la antigua Polonia comunista. Esa misma Iglesia que en el seno del movimiento obrero o entre los estudiantes socavó al régimen comunista polaco, de manera lenta, pero aplastante y sobre todo inteligente. No queda otra solución, aunque las culturas polaca y venezolana sean diferentes. 

Imagen de Anónimo

Probres venezolanos que tendrán que deramar sangre para salir de estos desgraciados. Que dios los proteja.