Sábado, 10 de Diciembre de 2016
15:54 CET.
CENSURA

Pekín aprueba una ley de censura cinematográfica

Archivado en

El Gobierno chino ha aprobado una nueva ley cinematográfica que censura en pos de los intereses del Partido Comunista.

La ley estipula que ninguna película debe tener contenido que "ponga en riesgo la unidad nacional, la soberanía y la integridad territorial", que revele secretos de Estado o dañe la dignidad, honor e intereses nacionales, reportó la agencia Xinhua.

Asimismo, delega el poder del Gobierno central de censurar filmes a los gobiernos provinciales, y reduce varios trámites de aprobación.

Quienes se dediquen a la producción cinematográfica deben servir a la gente y al socialismo, indica la nueva legislación que entrará en vigor el 1 de marzo y dará oficialmente el control de los contenidos al Gobierno.

Desde la llegada del presidente Xi Jinping al poder, se censuran áreas que abarcan desde las telenovelas hasta las redes sociales.

El vicepresidente de la Asociación Cinematográfica de Shanghai, Shi Chuan, elogió la ley y la calificó de "hito" que proporcionará una base legal para los agentes del orden y ayudará a proteger mejor los intereses del público, indicó a Xinhua.

Las compañías chinas tampoco podrán asociarse con empresas o individuos extranjeros que, según el Gobierno, mantengan actitudes dañinas, "perjudiquen la estabilidad social o hieran los sentimientos del pueblo chino".

La ley también se encargará de regular las ganancias ilegales, la falsificación y la inflación de datos en temas como la venta de entradas.

La legislación también especifica que los actores, directores y otro personal deben ser "excelentes en integridad moral y arte cinematográfico", mantener la autodisciplina y construir una imagen pública positiva.

La Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión (Aepprct), órgano de supervisión de los medios, también va a establecer un "comité de ética profesional", destinado a guiar a las organizaciones y personas del sector para que practiquen los "valores socialistas clave".

Con el fin de asegurar el acceso al mercado de películas, en crecimiento de China, que está previsto supere el de América del Norte en 2018, los estudios de Hollywood ya autocensuran sus grandes producciones para asegurarse de que no contienen elementos de la historia que puedan "herir" sensibilidades políticas chinas.

Cualquier imagen negativa del Estado chino o incluso una mención de pasada de la independencia de Taiwán o del Tíbet son censuradas, por ejemplo.

Pekín solo autoriza el estreno de 34 películas internacionales anualmente (aunque este año han sido 37).

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Y ese es el modelo socialista.