Sábado, 10 de Diciembre de 2016
15:54 CET.
Argentina

El Gobierno de Macri exhorta a Cristina Fernández a renunciar a una de las jubilaciones que cobra

La ministra argentina de Desarrollo Social, Carolina Stanley, firmó este jueves una resolución en la que exhorta a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner a "optar" por una de las dos jubilaciones que actualmente percibe —una de ellas por su fallecido esposo, Néstor Kirchner— y efectuar "la devolución del monto total que le fuera abonado indebidamente", informa la Agencia Diarios y Noticias (DyN).

En información de la cartera de Desarrollo Social, citada por la agencia, el Gobierno resolvió "suspender el pago de la asignación mensual vitalicia que le fuera otorgada a la expresidenta" y la llamó a "optar por una u otra".

La resolución está basada en la ley 24.018, la cual establece que "toda asignación especial resulta incompatible con el goce de toda pensión o jubilación estatal".

Cristina Fernández, quien entre ambas jubilaciones cobra unos 330.000 pesos argentinos (casi 22.000 dólares), deberá "concretar fehacientemente" la elección y "hasta tanto ello no suceda la suspensión es procedente sobre el último de los beneficios otorgados por resultar el que generó la incompatibilidad legal", señaló la cartera de Desarrollo Social.

"En el caso de que se ejerza el derecho de opción", la exjefa de Estado "debería efectuar la devolución del monto total que le fuera abonado indebidamente a partir de operada la incompatibilidad", añadió.

Instruyó a la dirección general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Desarrollo Social "para que, de resultar necesario, vencido los plazos correspondientes, se inicien las acciones judiciales pertinentes".

La Justicia embarga cuentas a la hija de Cristina Fernández

Entretanto, la Cámara Federal de Buenos Aires confirmó el embargo dictado en julio pasado sobre 5,7 millones de dólares de cuentas y cajas de seguridad propiedad de Florencia, hija de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, informaron fuentes judiciales, reporta EFE.

El juez federal Julián Ercolini encabeza una investigación sobre presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito en Hotesur, empresa administradora de hoteles propiedad de la exfamilia presidencial.

El pasado julio, la Justicia dispuso el embargo sobre los 4,66 millones de dólares que contenían las cajas de seguridad de Florencia, así como 1,03 millones de dólares de una cuenta bancaria y 53.280 pesos (unos 3.500 dólares) de otra, un dinero que la joven dijo era producto de la herencia de su padre, que falleció en 2010, y de la cesión de gananciales que efectuó su madre.

Por ese embargo, el abogado de los Kirchner, Carlos Beraldi, presentó un recurso de apelación, que este jueves fue rechazado, orientado a "cuestionar la legalidad del modo en que se habría obtenido la información" que sirvió de antecedente para el dictado de los embargos preventivos impugnados, señaló el Centro de Información Judicial (CIJ).

La apelación presentada por Beraldi está basada principalmente en que la investigación sobre esas cajas de seguridad puede surgir de un "ilícito", en referencia a la denuncia de la diputada opositora de centro izquierda Margarita Stolbizer —que impulsó que se realizara el embargo— en la que alertaba de "movimientos extraños" en las cuentas bancarias de la expresidenta y de sus hijos.

Tras esa acusación, Cristina Fernández remarcó que la denuncia de Stolbizer —a quien demandó— se basó en una mala interpretación de la información que fue encontrada en un estudio contable allanado a decisión del juez Claudio Bonadio —a quien también denunció— en el marco de otra causa que la afecta, y que investiga a otra de sus empresas, Los Sauces.

El caso Hotesur se abrió a raíz de una denuncia presentada en noviembre de 2014 por Stolbizer, quien acusó a Fernández y a otros altos cargos del Gobierno de entonces de presuntos delitos de violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en la gestión de la empresa.

La diputada aseguraba que el Hotel Alto Calafate, un establecimiento de lujo situado en la villa turística de El Calafate (sur) propiedad de Hotesur, podría ser un alojamiento "fantasma" usado en su momento por el matrimonio Kirchner para hacer supuestos negocios irregulares junto al empresario Lázaro Báez.

El expediente busca determinar si la pareja presidencial, así como sus hijos Florencia y Máximo, resultaron beneficiarios en forma "sistemática y coordinada" de los pagos que los empresarios adjudicatarios de obra pública "favorecidos" por el Estado "habrían realizado a favor de ellos".

En esta causa la Justicia todavía no ha determinado si la expresidenta o sus hijos deben ser citados a declaración indagatoria.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Que devuelva la silicona que tiene en la cara !!!!

Imagen de Anónimo

¡Anduyo, anduyo, devuelve lo que no es tuyo!

Imagen de Anónimo

Me imagino al castrosaurio de RC diciendole te lo dije que hicieras como MABURRO y militalizaras el pais.a dios gracias los argentinos tienen un nivel intelectual mucho mas alto que el venezolano y una poblacion tradicionalmente mas educada por eso no se dejaron.

Imagen de Anónimo

Tienen que tomar el ejemplo de nuestro Comandante en Jefe, que siempre cobró 500 pesos y ahora tiene una pensión de solo 250 y vive en su modesta casita, la cual se ganó trabajando en una microbrigada...

Imagen de Anónimo

Eso no es nada deja que le llegue la hora a los hijos de los actuales dueños de Cuba