Viernes, 20 de Enero de 2017
08:37 CET.
Colombia

Las FARC piden perdón por la masacre de 79 personas en 2002

Archivado en

Con la ofrenda de un Cristo negro, las FARC pidieron el jueves perdón por la masacre de 79 personas en un pueblo ubicado en una zona selvática del noroeste de Colombia, uno de los episodios más repudiados del conflicto armado en la nación sudamericana, informa Reuters.

La masacre ocurrió en mayo de 2002, cuando miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) bombardearon con misiles de fabricación artesanal la iglesia del pueblo de Bojayá, en el departamento del Chocó.

"Pedimos nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la era justa que tanto han anhelado los humildes de todos los rincones de Colombia", dijo el número dos de las FARC, Iván Márquez.

Las FARC, que firmaron el lunes un acuerdo de paz con el presidente Juan Manuel Santos para poner fin a un conflicto de 52 años que dejó 220.000 muertos y millones de desplazados, combatían en esa región contra escuadrones paramilitares de ultraderecha.

Las 79 personas asesinadas en la iglesia se habían refugiado allí para intentar protegerse del combate.

Como parte del acuerdo de paz que deberá ser avalado por los colombianos en un plebiscito el domingo, los 7.000 integrantes del grupo ilegal armado abandonarán las armas y conformarán un partido político.

Durante la firma del acuerdo de paz, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", pidió perdón a todas las víctimas del conflicto.

La guerrilla es responsable de asesinatos, masacres, secuestros, reclutamiento de niños, desplazamientos y miles de ataques contra el Ejército y la infraestructura económica del país. También se le acusa de financiarse a través del narcotráfico.

El denominado Cristo Negro de Bojayá, donado por las FARC, mide 2,45 metros de altura y fue esculpido por el artista cubano Enrique Angulo con madera de la región selvática del noroeste colombiano.

En el acto de Bojayá también participó el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, así como diferentes líderes comunitarios.

Jaramillo confirmó que las FARC comenzaron a entregar explosivos a la misión especial de la ONU tal y como fue acordado en las negociaciones de paz, reportó EFE.

"Todo esto ya comenzó, eso va a ocurrir, y los responsables de informar, que son la misión política especial de las naciones unidas, lo van a hacer", dijo Jaramillo en declaraciones a periodistas.

El comisionado no dio detalles sobre los explosivos entregados, pero medios locales informaron que las FARC tenían previsto ceder dinamita, cordón detonante, explosivo anfo y granadas, entre otras.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Y de compensacion $ por reparacion de daños a las familias nadie habla.

Imagen de Anónimo

Ay, ....que cosa tan linda de parte de los ex-narco terroristas !!!!!

wow!!!!

Imagen de Anónimo

O sea que los familiares perdieron sus seres queridos y los asesinos son gratificados con integrarse en el poder politico, que bien estamos Colombia.

Imagen de Anónimo

Y raul castro no pidio perdon???