Miércoles, 18 de Enero de 2017
21:06 CET.
EEUU

'Trumphobia' y 'Trumpmanía'

Un neologismo pudiera haber recorrido las redes sociales en los últimos meses: Trumphobia, o fobia a Donald Trump. Las fobias son miedos intensos, pánico, ansiedad incontrolable frente a objetos, animales, situaciones particulares… o personas. Como las fobias tienen elementos del inconsciente, pues los individuos no conocen su origen con exactitud, resultan difíciles de resolver por medios propios y la ayuda externa es esencial para superarlas.

En este caso particular, Donald pasó de ser un showman o bussinesman, a un animal político que más tuvo de lo primero desde aquella aparición pública culpando a los mexicanos de todas las desgracias norteamericanas. Es preciso decir que como toda fobia, siempre hay un factor de real amenaza externa que el individuo sobredimensiona como puede ser la altura, una multitud, una araña o un reptil.

El señor Trump puede haberle caído exageradamente "gordo" a una buena cantidad de personas desde antes con ese peinado y su bronceado artificial, y al hacerse de un certamen considerado por muchos fatuo, sumun de la cursilería, como es Miss Universo. Otros, sin embargo, gustan de las alturas o de las arañas como mascotas, y el peinado, la insolación falsa y las muñecas prefabricadas poco les importan. A lo que si le temen, como toda fobia, irracionalmente, es a los mexicanos —porque mexicanos solemos ser todos los que nos expresamos en la lengua de Cervantes.

A partir de aquella declaración pública que daba inicio a su carrera por la nominación republicana, Donald ha sido lo suficiente "anti-psicólogo" como para que lo odien en la misma medida que lo amen; para desatar la Trumphobia y su contrario dialectico, la Trumpmanía. Que nadie pueda ignorarlo, dejar de hablar de él. Y eso es bastante en un país donde el dominó político esta trancado; el Ejecutivo no ejecuta ni el Legislativo legisla, y para más desgracia, ni la Corte Suprema tiene el equilibrio necesario para ser imparcial. Como si faltara leña a la hoguera, los rusos, los chinos, los filipinos y cuanto enemigo tienen los Estados Unidos, que no son pocos, parecen estarle dispensando al demócrata Barack Obama una sonada trompetilla como despedida.

Este asunto rebasa lo político para internarse, incluso, en lo científico y lo filosófico. Una publicación psicoterapéutica norteamericana se pregunta si es profesional y ético permitir la discusión política en la oficina del terapeuta; si las personas no quedarán afectadas en su psiquis por lo que llaman Trumpismo. En mayo, Robinson Mayer publicó en The Atlantic un artículo cuyo título traducido sería "¿Cómo preservar su salud mental a pesar de la Elección 2016?".

Mayer escribía que Donald era el candidato que más ansiedad había ocasionado a los norteamericanos en cualquier elección previa. Y el Washington Post hablaba de "ansiedad Trump" en marzo. A tal punto ha llegado la preocupación —o la Trumphobia de algunos— que el profesor William Doherty de la Universidad de Minnesota ha lanzado desde junio pasado una plataforma llamada Terapistas Ciudadanos para reunir profesionales de la salud mental contra Donald Trump. Cuentan con más de 2.220, y la lista incluye verdaderas leyendas del campo psicoterapéutico norteamericano.

En lo que todos los analistas de la política norteamericana coinciden es en la singularidad del fenómeno; en la paradoja del anti-político; mientras más políticamente incorrecto, alejado de lo tradicional, más exitoso. Esa singularidad pudiera verse como el inicio de un cambio radical, no solo en Estados Unidos, de hacer y vivir para la política. Parece que el mundo ya no necesita mandatarios que hablen varios idiomas, hayan ido a Harvard, sean generales exitosos. Acaso la mayoría del pueblo busca gerentes, hombres cuya virtud es hacer dinero sin importar mucho cómo y dónde lo hacen.

La Trumphobia la padecen los políticos, republicanos y demócratas; los intelectuales, periodistas, científicos, creadores, artistas. Ellos ven en Trump un patán mediocre, la negación de la grandeza de "América".

Justamente lo contrario de los trumpmaníacos. Para ellos, los políticos y los intelectuales no producen sino problemas, y para muestra, un Obama doble. Donald, a pesar de sus millones, un peinado ridículo y una altanería muy bien pensada, es empático, puede calzar sus mismos zapatos, es "uno de ellos". Precisamente porque Trump está más allá del bien y del mal, y según sus seguidores, poco le importan Rusia, un coreano nuclear, incluso Cuba en transición a una monarquía tropical, sino que traerá mejoras al bolsillo de los estadounidenses.  

Por otra parte, es aquí, en el sur de Florida, donde las cosas aún no están claras. Los latinos a veces suelen ocultar sus fobias y manías. Si le preguntas a alguien si va a votar por Trump, suele cambiar de respuesta, dependiendo de que este solo, acompañado, y por quién. Curiosamente, también se percibe un silencio sugestivo en La Habana; en otras épocas y a esta altura del juego, ya habían desatado una Reaganfobia y una Bushfobia como si formaran parte de la campaña demócrata.

La Isla siempre ha sido una caja de resonancia de la política exterior norteamericana. Eco al fin, aún habrá que seguir el sonido de La Habana para aclarar ciertas cosas. Así de compleja y rocambolesca es la elección norteamericana de 2016. 

Comentarios [ 106 ]

Imagen de Anónimo

El problema de los mexicanos es que sufren un terrible complejo de inferioridad, eso lo dice Octavio Paz en el Laberinto de la Soledad, son corrupto y malinchistas, o sea traidores, y por ello tienen que andar siempre con ese falso escudo de que son mas inteligentes y perfectos que todo el mundo y, nada mas lejo de la verdad.

Con el territorio de Mexico y las riquezas naturales que posee, mas su gran poblacion, son mas de 120 millones de habitantes, es para que ellos, en lugar de dar inmigrantes y politicos y presidentes corruptos, fueran un pais mas induztrializado que Alemania y Japon. Mira a ver si tu vez a los alemanes y japoneses inmigrando en masa como lo hacen los mexicanos???? Por tu madre, el simbolo de mexicanizacion, es simbolo de miseria, corrupcion y pobreza, en fin, simbolo de la Malinche...

Grandes verdades, que a ellos no les gusta que se las digan.

Imagen de Anónimo

Leyendo estos comentarios me doy cuenta que "Nuestra america" era un sueno iluso de Marti ( por cierto, un cubano ). A mi no me gusta criticar a los mexicanos pero cuando los leo expresarse asi de los cubanos no se quien es peor: si Trump o ellos. No en balde Marti escogio a este pais para organizar la guerra y salio echando de Mexico, jamas nos hubieran ayudado a ser libres, como ahora tampoco. Parece que es la sangre azteca o tolteca por el resentimiento a Espana lo que los lleva a esa odio contra los caribenos en general y los cubanos en particular. Por alla arriba hay uno que dice no llevara turismo mexicano a Cuba: gracias. Ustedes solo van a Cuba a buscar prostitutas de piel blanca.

Imagen de Anónimo

01:04 cest, Hay mijito, si usted supiera que fue al reves, la deje por el mal aliento que sufria, mucho aji picante, y eso es malo hasta pa' las hemorroides...

Y mas respeto con el padre Ignacio, no sea mal educado, hombre nuevoo...

Imagen de Anónimo

22:58 A usted un mexicano le tumbó la jeva, igual que el curita conarde jajajjajajajaja 

Imagen de Anónimo

21:06 cest, por que no das tu nombre chivaton de la seguridad del estado, si tanto quieres a esos compadres pues te los regalo, llevatelos contigo para la luna, pero a los malos, con los Buenos comparto yo.

Chivaton barato de la tirania, miserable, ni que fueras tu tan perfecto ni tan especial, da tu nombre, quien eres, criticas a los anonimos del foro y tambien te escondes como una gallinuera...

Miserable agente del g2 Castrista, aqui yo hablo con toda la libertad que tus tiranos me quitaron en Cuba, lo que se han dado aqui son puntos de vista, verdades que se escuchan y se dicen en voz Baja, sin la intencion de ofender a nadie, falso cubano...

Imagen de Anónimo

Da vergüenza ajena ser cubano y leer comentarios de cubiches que se creen superiores, siempre desde un cobarde anonimato, nombres y foticos falsas. ¡Qué daño les hace el fidelito que llevan dentro! Mexicanos que pasan por acá, no todos los cubanos somos como esta pila de energúmeros y cobardones facistas.

Imagen de Anónimo

Guanajomanía es lo que hay con el facista este.

Imagen de padre Ignacio

I officially declare myself in the basket of deplorables. Chupense esa en lo que les mando la otra.

Trump for president.

Imagen de Anónimo

Trump  Presidente . Hillary tiene mucho que explicar ,de su fundacion ,bengazi, toda la corrupcion que la rodea. pronto habran mas e-mail. LA PALABRA NACO es cuando se hace referencia a una persona , poco educada , grosera, de piel oscura de hacendencia  umilde . por cierto solo es usada en mexico entre sus habitantes . SANTANA LE VENDIO A HOUSTON  . PARTE DEL TERRITORIO QUE ERA PROPIEDAD DE MEXICO EN ESE ENTONCES . Y CREAN SAM HOUSTON LE HISO UN GRAN FAVOR AL COMPRARLO .

Imagen de Anónimo

Yo no sé por qué, si tan mal opinan de los cubanos, hay tanto mexicano comentando aquí. ¿Será envidia? ¿Será que no pueden vivir sin los cubanos?