Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Bolivia

Evo Morales dice que el asesinato de un viceministro a manos de mineros responde a una 'conspiración política'

Archivado en

El presidente de Bolivia, Evo Morales, enfrenta la mayor crisis social en más de una década en el poder tras la muerte de dos manifestantes y el asesinato de un viceministro a manos de integrantes del poderoso sector de los mineros artesanales, que exigen asociarse con privados para hacer frente a la caída en los precios de los metales, reporta la AP.

El mandatario boliviano calificó de "conspiración política" el secuestro y asesinato a golpes del viceministro de Régimen Interior Rodolfo Illanes, ocurrido el jueves en la localidad de Panduro, 130 kilómetros al sur de La Paz, adonde el funcionario había acudido para intentar dialogar con los mineros tras tres días de cortes de carreteras que dejaron dos obreros muertos en choques con la policía.

"Esta es una conspiración política, no una reivindicación social", dijo Morales en rueda de prensa al acusar a los opositores políticos por alentar la demanda de los mineros.

"Siento que esta conspiración permanente está usando a discapacitados, usando al transporte privado y a los cooperativistas" para afectar al Gobierno, sostuvo.

Pero sus declaraciones fueron rechazadas por la oposición. "Haría bien que Morales sea autocrítico y deje de lado falsas teorías de conspiración y de culpar a la derecha y a los medios de comunicación cuando el trasfondo de estas protestas es la crisis", dijo el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), uno de los líderes de la oposición.

En una ceremonia militar, el Morales señaló que la protesta minera estuvo ligada a "ciertos intereses externos de grupos que quieren crear cierta inestabilidad".

"La próxima semana demostraremos como hay injerencia no solamente de carácter político interno, sino también externo", anunció Morales, sin dar más detalles.

Illanes, asesor del sindicato cocalero, del cual el mandatario es líder hace casi 30 años, fue declarado "héroe defensor de los recursos naturales". Además el Gobierno declaró "duelo por tres días a nivel nacional sin suspensión de actividades".

Tras el asesinato de Illanes, los mineros se retiraron de las carreteras, luego de tres días de protestas, y sus dirigentes estaban ocultos. La policía allanó el viernes las oficinas del gremio, incautó documentación y detuvo preventivamente a 43 personas, según AFP. Dos policías que habían sido tomados como rehenes en Cochabamba (centro) fueron liberados, dijeron las autoridades.

Morales demandó a la Fiscalía buscar y detener a los autores "materiales e intelectuales" del asesinato de Illanes, cuyo cuerpo fue abandonado en una carretera el jueves por la tarde.

Según los informes oficiales, Illanes fue tomado de rehén y torturado. "La causa de la muerte ha sido básicamente por derrame cerebral, tenemos traumatismo cerebral y torácico; tenemos también costillas fracturadas, ha sido una escena muy dura, ha habido una flagelación", dijo el fiscal de La Paz, Edwin Blanco.

El fiscal general Ramiro Guerrero dijo que Illanes fue torturado durante unas siete horas, reportó Infobae.com.

"Fue golpeado en todo el cuerpo, en el cráneo y las extremidades", dijo Guerrero. "Al parecer, el golpe que acabó con su vida fue en la cabeza, con un objeto".

El auto del viceministro fue incendiado por los manifestantes.

Una capilla ardiente fue instalada el palacio presidencial con el féretro del abogado y docente universitario, militante del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS). Funcionarios de Gobierno y legisladores le rendían honores.

Los principales directivos de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin) mantenían el viernes un silencio absoluto.

Por su parte, en un comunicado, la ONU expresó su "más firme rechazo" y condenó "profundamente la muerte violenta del viceministro", y deploró las "protestas extremadamente violentas de los cooperativistas mineros".

Quiénes son los mineros

Estos mineros suman más de cien mil y están asociados a cooperativas que ellos mismos administran. El Estado en la década de los 80 les entregó minas casi agotadas que explotan con reducido capital y precaria tecnología. Arrancan el mineral de la roca a punta de dinamita y barreno. Producen zinc, estaño, plata y oro.

Al ser empresas de autoempleo, el Estado los liberó de algunos impuestos pero en los años del auge de precios, muchos de ellos se hicieron ricos y comenzaron a contratar obreros bajo su dependencia a los que ahora impiden sindicalizarse.

Mientras duró el auge de los precios los mineros artesanales fueron aliados del presidente Morales y lograron escaños en el Poder Legislativo, dominado por el gobernante Movimiento al Socialismo.

Pero la negativa del Gobierno a permitir que se asocien con capitales privados los ha puesto en pie de guerra. El Gobierno ha dicho que al ser empresas de carácter social, no lucrativas y con beneficios impositivos no pueden asociarse a capitalistas privados. También reclaman nuevos yacimientos y rebajas en las tarifas eléctricas para sus empresas.

Morales dice que sus exaliados tienen "exageradas ambiciones". Su Gobierno enfrenta una creciente agitación social desde principios de año cuando la desaceleración comenzó a golpear a una economía basada en la exportación de gas natural y minerales, que representan poco más del 70% de las ventas al exterior. Los ingresos por exportaciones se han reducido en un tercio en el primer semestre.

El mes pasado, Morales afrontó protestas de la Central Obrera Boliviana tras el cierre de una fábrica estatal de textiles que dejó cesantes a más 800 personas y antes había tenido que sortear una larga protesta de discapacitados que reclamaban un aumento en sus subsidios estatales.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

La única conspiración verdadera es la del eje La Habana-Caracas tal y como la unión de la Alemania Nazi con Mussolini y el Imperio del Japon, con vistas a la dominación mundial; con el objetivo de esclavizar la America Latina. Esta reaccion del pueblo Boliviano ante los nuevos Incas encabezado por el títere castrochavista ambicioso y descerebrado Huevo Cocales no es una conspiración, es el pueblo que se ha cansado de tanta mentira y de la ingerencia de los Castro en su patria. 

Imagen de Anónimo

¿Y cuando Huevo Cocales (se lo tomo prestado al que lo inventó porque es muy simpático) era líder sindical a qué respondía? ¿Aquellos eran unos sindicatos y estos son otros?