Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Argentina

Un juez ordena detener a Hebe de Bonafini por rebeldía ante la justicia

Un juez ordenó este jueves detener por rebeldía ante la justicia a la veterana líder de la organización Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, conocida por su lucha contra la dictadura en Argentina, reporta AFP.

El juez Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo del caso, "ordenó su detención", confirmó su secretario del juzgado luego de que Bonafini, de 87 años, se negara a comparecer por segunda vez en un mes ante su tribunal que investiga un caso por presunto desvío de fondos públicos.

"Si me tienen que meter presa, que me metan", desafió la activista apoyada por una multitud en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, donde marcha desde hace casi cuatro décadas pidiendo justicia por sus dos hijos que integran la lista de 30.000 desaparecidos en la dictadura argentina (1976-83).

El juez investiga presuntas irregularidades en el mecanismo de construcción de viviendas sociales del programa Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo, que contó con financiamiento del Estado durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003/2015).

Ni Bonafini ni las Madres habían sido imputadas al ser consideradas "víctimas de la defraudación" por el anterior juez de la causa.

La orden de detención coincidió con la hora en que cada jueves las ancianas suben a una camioneta para recorrer 10 cuadras hasta la sede de gobierno, donde cubriendo sus cabezas con pañuelos blancos realizan una emotiva ronda con una gran bandera, que este año dice: "la falta de trabajo también es un crimen".

Bonafini había anticipado sus razones para faltar a la citación del juez en una carta que dejó su abogado Juan Manuel Morente en los tribunales.

La mujer, que perdió a sus dos hijos, Raúl y Jorge —además de su nuera, los tres desaparecidos—, a manos de los represores de la dictadura recalcó que "siempre" sufrió "la misma ignominia, la misma indiferencia" por parte de la justicia y que por eso no irá a ningún tribunal.

"Desde 1977 vengo padeciendo las agresiones de la mal llamada justicia, implementada por jueces de la Nación", sostuvo Bonafini en su carta.

El juez declaró a Bonafini oficialmente en "rebeldía" para justificar su detención.

"Nos podrán poner presas, pero lo que no podrán poner preso es el pensamiento", dijo Bonafini ante cientos de seguidores y varios exministros del gabinete de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), que se acercaron a acompañar a la activista.

Subrayó en alusión a la justicia: "No le tenemos miedo. Como nos quieren asustar, nos amenazan", dijo al referirse a una confusa orden de allanamiento que terminó en una escena rocambolesca cuando Bonafini y sus compañeras salían de la sede de la organización para su ronda habitual.

Un cordón humano impidió el allanamiento en las puertas de la sede de Madres, ubicada a 200 metros del Congreso. El jefe policial, acompañado por varias camionetas policiales y decenas de gendarmes pertrechados, intentaron frenar el vehículo al que subieron las Madres y evitaron a los efectivos.

"Madres de la Plaza, el pueblo las abraza", cantaban decenas de activistas al acompañar la salida de Bonafini junto a las otras Madres.

Bonafini recordó que en febrero de 1977 empezó su "calvario" con la justicia al hacer 168 presentaciones por su hijo Jorge, y luego por su hijo Raúl, desaparecido en diciembre del mismo año.

"En una constante peregrinación por los juzgados siempre padecí las mismas injusticias, las mismas agresiones. Luego en mayo de 1978, desapareció también mi nuera María Elena, y nada cambió", sostuvo Bonafini.

La activista contó que en 2001 denunció agresiones físicas contra su hija Alejandra y posteriormente fue involucrada en la causa por el supuesto desvío de fondos a cargo del exapoderado de la fundación de las Madres Sergio Schoklender. Dijo que las Madres aportaron cientos de pruebas a los jueces por ese caso y que nunca fueron si quiera leídas, reprochó al juez Martínez de Giorgi. Por todo eso, consideró una "burla" la citación del jueves que "castiga a todas, ancianas de 85 a 90 años, y nos condena a pagar las deudas, injustas y ajenas", afirmó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 28 ]

Imagen de Anónimo

Al fin le llega su turno a estos comunistas reciclados, esta señora por no decir vieja repugnante es otra que bien baila, a la carcel con todos, Lula, Dilma, Kristina, maduro, cabellos, La familia Castro, y muchos más, ya les viene llegando, vieja sinverguenza y descarada como la Menchu, todos son iguales.

Imagen de Anónimo

hebe de bonafini es un gigante. El juez y los comentaristas hombres pequenos.

Imagen de Anónimo

Esa Hebe es una degenerada. Algún día el diablo se la llevará a hacerle compañia a su amigo fifo.

Imagen de Anónimo

¿esta seora no fue la que se alegró cuando se enteró del derribo de las tores gemelas? De seguro hubiera aolaudido a Hitler por la matanza de judios o a Stalin por las otras que hizo...Nada mas cerca de un fascista que un izquierdoso extremista.

Imagen de Anónimo

ASI mismo "Nos podrán poner presas, pero lo que no podrán poner preso es el pensamiento.. vieja hipocrita.. pero no se acuerda de esto, cuando va a Cuba invitada por los tiranos ..y ni le importa las Damas de Blanco..hij`d`puta. 

Imagen de Anónimo

Esto verdaderamente no es una mujer .Es un verdadero demonio.Cuando esta mujer se alegró del terrible atentado que costó la vida a tantos seres humanos en las torres Gemelas de NY pasó la linea que dibvide a los seres humanos racionales de las peores bestias.Y no olvidarse que "Detrás de un extremista se esconde un oportunista".

Imagen de Amadeus

El odio y el resentimiento es lo que ha hecho de esta señora un ser monstruoso. Ni Bush, ni Obama ni los 3000 norteamericanos civiles e inocentes que murieron en el WTC , tienen nada que ver con las desparición de sus hijos. Sólo alguien calcomido por la envidia y el dolor, puede alegrarse del dolor de tantas madres, hijas, esposas, hermanas que perdieron también a sus seres más queridos por el fanatismo musulmán. Fuck Hebe!

Imagen de Anónimo

Hebe de Bonafini sobre los atentados del 9/11 a las Torres Gemelas: Por eso cuando pasó lo del atentado [...], sentí alegría. No voy a ser hipócrita, no me dolió para nada. [...] Ahí [en las Torres Gemelas] no murieron pobres, no murieron poblaciones, no murieron viejos. [...] El día del atentado yo sentí que había hombres y mujeres muy valientes. Valientes, como una montaña de valientes, que se prepararon y donaron sus vidas para nosotros. Ni siquiera para nosotros, tal vez para nuestros nietos. Declararon la guerra con sus cuerpos, manejando un avión para estrellarse y hacer mierda al poder más grande del mundo. Brindé por mis hijos, brindé por tantos muertos, contra el bloqueo, por todo lo que se me venía a la cabeza. [...] Brindé por los hombres que hicieron una declaración de guerra con el cuerpo. Una declaración de guerra inesperada para todos. Pero una declaración de guerra para algo que Estados Unidos no puede atacar porque no sabe a quién, ni cómo, ni dónde llegar.

Imagen de Anónimo

Pobres pateticas viejas, a la justicia se respeta, no se ignora... 

Imagen de Anónimo

Vieja ladrona. Descarada como todos los comunistas. Ahora va a saber lo que son cajitas de dulce de guayaba, la muy cabrona. Cristina, pon tu barba en remojo!!!