Jueves, 14 de Diciembre de 2017
21:00 CET.
Elecciones EEUU

La convención de Hillary Clinton

El día previo a la Convención Demócrata, Hillary Clinton viajó a la Florida para revelar quién era su candidato a vicepresidente: Tim Kaine, senador por Virginia y exgobernador del estado. Un demócrata moderado, amistoso, con fama de ser una persona decente, que aprendió español como misionero en Honduras de la mano de los jesuitas. Les enseñaba a los jóvenes a trabajar como carpinteros o soldadores, mientras debatía internamente si se convertía en sacerdote o en político. Optó por el servicio público y desde entonces no ha perdido una elección en Estados Unidos.

La convención tenía cuatro objetivos principales:

  • Lanzar la candidatura de Hillary Clinton, portadora de un mensaje optimista y positivo sobre Estados Unidos (en contraste con el país sombrío y decadente dibujado por Trump), al frente de un Partido Demócrata unido, y presentar, de paso, su perfil humano.
  • Aplacar a una parte sustancial de los votantes de Bernie Sanders, casi todos jóvenes radicales partidarios del socialismo vegetariano,  desconfiados de los lazos de Hillary con Wall Street y con el establishment, a quien ni siquiera le perdonan que hace medio siglo se asomara a la política como una "Goldwater girl" dentro de los "Young Republican", aunque en elecciones posteriores apoyara a Eugene McCarthy y a George McGovern, los Bernie Sanders de aquella época tumultuosa de hippies y melenas desaliñadas.
  • Demoler la imagen de Donald Trump, persuadiendo a los electores de que se trata, en realidad, de un estafador (Bloomberg le llamó "con man"), megalómano, narcisista, ignorante, inexperto, e hipócrita, a quien sería una locura entregarle los códigos nucleares porque podría incendiar el planeta.
  • Convencer a los votantes de que Hillary es una persona confiable, y reducir ese altísimo porcentaje de norteamericanos (55%) que tiene, a priori, una opinión negativa de ella. Para esos fines le fueron muy útiles los magníficos discursos de Michelle y Barack Obama. La enfática declaración del Presidente, asegurando que nadie ha intentado llegar a la Casa Blanca con tantos méritos ni experiencia, incluidos Bill Clinton y él mismo, resultó ser un fuerte espaldarazo.

En cierta medida, Hillary logró esos cuatro objetivos, pero no de una manera definitiva. A estas alturas de los comicios, más del 80% de los electores ya han decidido por quién van a sufragar y, salvo una revelación estremecedora, la batalla se limita a conquistar a un puñado de indecisos e independientes que inclinarán la balanza en una u otra dirección.

Antes de la Convención, Hillary estaba tres puntos por debajo de Trump en la encuesta de CNN, pero luego se colocó un punto por encima en el Rasmussen Report. Todo, dentro del margen de error de este tipo de indagación. Es decir, nadie puede asegurar el resultado.

Curiosamente, el triunfo de Hillary puede venir del bando republicano inconforme con la candidatura de Trump, más o menos como los "demócratas pro Reagan", núcleo fundamental de los neocons, encabezados por Norman Podhoretz y Jeanne Kirkpatrick, ambos procedentes de la izquierda en los años 50, contribuyeron decisivamente a la victoria republicana de 1980 frente a Jimmy Carter.

Primero se desafilió del partido el periodista George Will, luego lo hizo el historiador conservador y gurú republicano Daniel Pipes, quien renunciara  tras 44 años de militancia porque se siente en las antípodas de Trump. Lo dijo en un artículo publicado en el Philadelphia Inquirer el 21 de julio: a los republicanos les conviene la derrota de Trump en noviembre, eliminar su influencia dentro de la organización, y reconstruirla desde dentro.

Estos republicanos no olvidan que Ronald Reagan, en lugar de fabricar un muro, llevó a cabo una amnistía migratoria que regularizó la presencia en el país de millones de inmigrantes indocumentados, casi todos procedentes de México. O que fue George Bush (padre), convencido de la importancia del comercio libre, quien primero se comprometió con el Tratado de Libre Comercio que vinculaba al país a Canadá y México. O que George Bush (hijo) fortaleció los lazos con la OTAN y lanzó el concepto de "conservadores compasivos", porque el mercado no está reñido con la solidaridad con los más necesitados.

Algo de esto intuyó Barack Obama en su notable discurso ante la Convención. Les dijo a los republicanos que el partido de Lincoln en esta época era el demócrata. Era el que estaba abierto a los afroamericanos, a las mujeres, a las minorías, y los invitó a votar por Hillary.

No creo que muchos lo hagan, pero ya Pipes anunció que tal vez escogería al libertario Gary Johnson, exrepublicano y exgobernador de Nuevo México, que se cansó de un partido que coqueteaba con el aislacionismo, el proteccionismo y el racismo, tres anatemas para cualquier persona convencida de los valores de la libertad.  

 

La convención demócrata y la estrategia de Hillary Clinton

'Lo interesante en los próximos comicios es que se enfrentarán dos opciones muy diferentes desde el punto de vista ideológico', señala Montaner.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

¿Que le esperará a la Casa Blanca, una Primera Dama encueruza  o un Primer "Caballero Templario"? JiJiJi.

Imagen de Anónimo

La nieta de montaner trabaja para la campaña de Clinton, es hija de Jorge Ramos, que hace lo mismo.

Imagen de Anónimo

Helen Aguiire ha luchado por las aspiraciones de los Dreamers. Hay fanatismo en las tendencias políticas del país. Es doloroso que así sea.

Imagen de Anónimo

21:54: Comprendo tu punto de vista y me parece muy razonable tu idea de votar por Gary Johnson si no ves otra alternativa que te convenza. Pero no te quedes en casa: un voto por el tercer partido dice mucho más que la abstención.

Imagen de Anónimo

Soy Republicano de toda una vida y cada dia me siento menos identificado con el partido actual, las razones serian muchas pero empiezo por decir que lo que me atrae de los conservadores es el amor al capitalismo y la oposicion al "big government"; pero ya ni eso: el GOP es parte del gran aparato de Washington y Trump lo hara peor.Entonces viene el tema social donde yo creo que el gobierno no debe meterse en como vivimos nuestras vidas y por estos tiempos los conservadores quieren legislar hasta con quien nos acostamos.Los Democratas por otro lado son un nido de liberales medio comunistas que quieren crear grandes programas que te atrapen como individuo porque ese es el socialismo.Al final Hillary ganara arrolladoramente digan lo que digan las encuestas porque lo que cuenta es el voto del Colegio Electoral y Trump jamaz ganaria los swing states con numeros tan bajos entre los jovenes y minorias. Los EE.UU han cambiado y el GOP no se ha dado cuenta.Por mi parte votaria por Gary Johnson o por nadie; pero ni Hillary ni Trump.

Imagen de Anónimo

Dios mio!!! como esta el culto y el herudito aqui en la politica!!!, empezando por el Sr Montaner, no por gusto nuestros paises de America Latina son un desastre, sabemos tanto y tenemos tanta experiencia que cuestionamos la democracia de este pais y sobre todo el sentir del pueblo americano, del americano de verdad, nacido y criado aqui, que mal estamos!!!! Miami Dade es el unico condado en la Florida que perdio Trump, y posiblemnte el que mas vota demócrata, somos unos bárbaros... no salgo de mi asombro.

Imagen de Anónimo

Pensar así es de idiotas, TRump ha demostrado su incapacidad absoluta para gobernar, llevara  pais al caos, el pais no se puede gobernar como él dirige su negocio, es un populista neto,  eso Putin lo apoya, porque quiere la destruccion de Estados Unidos, habran  choques raciales, religiosos etc etc y la cama estará lista para que dentro de 4 años triunfe un súper populista con Sanders y ya veremos una Venezuela aquí, los enemigos de Estados Unidos no descansan, hay una crisis global en el mundo y muchos imbeciles se tragan que Estados Unidos esta fracasado y todavía se mantiene firme en el primer lugar, con un nivel de desempleo bajisimo,cualquier cosa puede suceder, este país con el apoyo a TRump ha demostrado una incultura política sin límites y cualquier cosa puede suceder

Imagen de Anónimo

Gary Johnson es la respuesta que muchos, inconformes con Trump y con la Clinton, estan buscando. Solo tienen que informarse un poco. Es gratis

Imagen de Anónimo

Cuando era niño me decían que en este país cualquiera puede ser Presidente, y estoy comenzando a creerlo.

Imagen de Anónimo

de bala, tan jodio esta la politica en este pais pais q las opciones q nos brindan son kk1 y kk2?