Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
15:47 CET.
Perú

Kuczynski promete 'revolución social' y combatir la corrupción y la inseguridad

El economista Pedro Pablo Kuczynski juró este jueves como nuevo presidente peruano y en su discurso de investidura prometió una "revolución social" para lograr un Perú "más moderno, más justo y más solidario", así como combatir la corrupción y la inseguridad ciudadana, reporta EFE.

Kuczynski tomó posesión como nuevo presidente de Perú en una ceremonia en el Congreso a la que asistieron personalidades de varios países. El Gobierno cubano envió al ministro de Turismo, Manuel Marrero. 

La presidenta del Parlamento, la fujimorista Luz Salgado, fue la encargada de imponer la banda presidencial a Kuczynski, de 77 años, en un acto al que no asistió el mandatario saliente, Ollanta Humala.

En su discurso, que se prolongó durante 40 minutos, el flamante presidente se comprometió a llevar a su país "a la meta de la paz y unión de los peruanos en el bicentenario" de su Independencia, que se celebrará en 2021.

"Sí a la paz, sí a la unión, no al enfrentamiento, no a la división", enfatizó Kuczynski, que tendrá que lidiar durante el próximo quinquenio con un Congreso dominado por el fujimorismo, con 73 escaños de un total de 130, y que por primera vez en las últimas décadas tendrá una bancada de izquierda con 20 diputados, mientras que su partido logró 18 legisladores.

El nuevo presidente dijo que en su primer discurso decidió dar "un mensaje lleno de esperanza" y agradeció a todos los que votaron por él en los comicios pasados, en los que venció a Keiko Fujimori, la hija del expresidente encarcelado Alberto Fujimori, por una diferencia de tan solo 41.000 votos. 

Tras reconocer los esfuerzos de todos sus antecesores mencionó de manera especial al dos veces presidente Fernando Belaunde (1963-1968 y 1980-1985), al que llamó "un gran demócrata" y recordó que sirvió en sus dos gobiernos.

"Ahora debemos dar un gran salto, solo con ese salto llegaremos a la modernidad que el Perú anhela... quiero una revolución social para mi país, anhelo que en cinco años, el Perú sea un país moderno, más justo, más equitativo y más solidario", señaló. 

Kuczynski expresó su compromiso total en la lucha contra la corrupción y aseguró que no tendrá miramientos para combatirla. 

El nuevo gobernante anunció la creación de "una autoridad especial dedicada a luchar contra la corrupción con toda la independencia y autonomía necesaria". 

"Los invito a luchar conmigo contra este flagelo, especialmente a este Parlamento. No permitiré que mis funcionarios y colaboradores más cercanos caigan en la indignidad de la corrupción", añadió.

El mandatario también se comprometió a dejar, en el 2021, un país donde se pueda vivir seguro, al referirse a su decisión de luchar contra la inseguridad ciudadana y el crimen organizado.

"Les aseguro que no quedará crimen impune, los culpables serán entregados al sistema de justicia reformado", agregó antes de indicar que tiene "un buen plan y un excelente equipo para ejecutarlo." 

El mandatario anunció que su gestión se centrará en desarrollar el acceso del agua para la población, fomentar unos servicios de salud y educación pública de calidad, así como construir infraestructura para el desarrollo. 

Para ello, aseguró que se eliminarán los múltiples obstáculos a la inversión privada "a la cual el Perú espera y recibe con los brazos abiertos".

Kuczynski dijo que la opinión de todos los ciudadanos respecto al impacto de un proyecto será escuchada y que buscará persuadir a las comunidades y explicar "los costos y beneficios que la inversión en industrias básicas y extractivas" traen para el país. 

Asimismo, prometió que para el término de su mandato por lo menos el "60% de puestos de trabajo estarán formalizados", y reiteró que en enero de 2017 se reducirá un punto el Impuesto General a las Ventas (IGV). 

En relación con los derechos humanos, Kuczynski aseguró que su Gobierno cumplirá los compromisos pactados a favor de las víctimas de todo tipo de violencia. 

"Quiero que el Perú sea un faro de civilización en el Pacífico y en América al que todos miren con admiración", afirmó antes de proyectar que para 2021 el Perú será parte del Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

Tras su discurso, Kuczynski se dirigió al Palacio de Gobierno donde ofreció un almuerzo a los mandatarios invitados a su toma de posesión.

Posteriormente, el nuevo jefe de Estado tomó el juramento a su primer gabinete de ministros, que estará encabezado por el economista Fernando Zavala.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.