Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Turquía

Turquía sobrevive a un golpe de Estado fallido contra el presidente Erdogan

Turquía ha vivido esta madrugada las horas más tensas de su historia reciente con la declaración, en torno a las 21.30 del viernes, de un fallido golpe de Estado ejecutado por un grupo de militares contra el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha responsabilizado del acto a su némesis, el clérigo residente en Estados Unidos Fetulá Gulén, reportan diversas agencias.

Una agencia turca de noticias ha informado este sábado de un total de 90 muertos y 1.154 heridos a consecuencia del intento de golpe de Estado, reporta AP. Un funcionario turco precisó que 1.563 militares fueron detenidos.

La agencia estatal aseguró que unos 200 soldados salieron desarmados del cuartel del Ejército y se entregaron.

La comunidad internacional ha mantenido un incómodo silencio antes de proporcionar, con el presidente estadounidense, Barack Obama, a la cabeza su apoyo al "Gobierno democráticamente elegido" de Turquía tras la primera comparecencia del presidente Erdogan, siete horas después de que se escucharan los primeros disparos en las calles de ambas ciudades.

La declaración de Obama ha ido acompañada con la repulsa conjunta emitida por los principales partidos de oposición turcos, incluido el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos, acusado por el presidente turco de participar en la guerra que Turquía libra contra las milicias del Partido de los Trabajadores del Kurdistán. 

La facción rebelde, que se sepa hasta el momento, estaba formada por más de un centenar de militares, equipados con tanques e incluso un helicóptero de combate que han provocado el pánico entre la población antes de que el presidente turco lanzara —desde una llamada por teléfono móvil— una súplica a la rebelión callejera contra los sublevados. 

La llamada de Erdogan, unida al respaldo internacional y el apoyo político interno, reactivó a una población que se daba por convencida del triunfo del golpe en torno a las 23.05 horas, cuando los golpistas tomaron la sede de la cadena estatal TRT, declararon la ley marcial, ratificaron su falsa victoria y anunciaron incluso la apertura de un nuevo proceso constituyente. 

Erdogan también aseguró en comentarios transmitidos en vivo por la cadena NTV que el intento de golpe fue el trabajo de seguidores de Fethullah Gulen, radicado en Estados Unidos, un clérigo al que el presidente turco ha acusado durante largo tiempo de intentar utilizar a sus partidarios en el poder judicial y en el Ejército para derrocar su Gobierno. 

El presidente turco afirmó que permanecerá con su "pueblo" y que no iría a ninguna parte. 

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió esta medianoche a la población salir a las calles para enfrentar a los militares que intentaron dar un golpe de Estado.

Sin embargo, el golpe no ha caído en silencio. A lo largo de la noche se han registrado fuertes enfrentamientos en el Parlamento de Ankara —rodeado por tanques sublevados que han abierto fuego, causando graves daños al edificio—, así como en las inmediaciones del aeropuerto de Ataturk y, en lo que parece ser hasta el momento el ataque más sangriento de la noche, contra la sede de las fuerzas especiales en el barrio de Gulbasi, Ankara, donde los golpistas han matado a 17 policías. 

Los otros dos fallecidos serían el jefe de campaña de Erdogan y de su hijo de 17 años, aunque sus identidades no han podido ser verificadas. La cifra total de víctimas se desconoce por ahora. 

El cierre de los puentes del Bósforo y de Fatih Sultan en torno a las 21.30 horas apuntaban lo que comenzaría media hora después. Los residentes de Ankara y Estambul atestiguaron el vuelo a ras de los tejados de aviones y helicópteros de combate y el sonido de varios disparos. El Gobierno turco confirmó el golpe de Estado en torno a las 22.00 horas a través del primer ministro, Binali Yildirim. El presidente Erdogan estaba en esos momentos con su familia, disfrutando de unas vacaciones en la ciudad de Bodrum, en el suroeste del país.

Los golpistas procedieron a tomar la sede de la cadena turca TRT, donde emitieron su comunicado. Primero, anunciaron la creación de una junta militar interina, llamada "Consejo de la Paz", garante de una "nueva Constitución" y con la voluntad de “conservar todos los acuerdos internacionales mantenidos hasta el momento” antes de declarar la ley marcial y el toque de queda. 

Erdogan hizo su aparición 25 minutos después de esta declaración. Lo hizo a través de un teléfono móvil en una llamada de voz e imagen mediante la aplicación Facetime a la cadena CNN Turk, donde sentó las bases de su mensaje de contraataque que repetiría durante las próximas horas: acusó de la asonada a una "estructura de poder paralela" —la definición que emplea para describir las tácticas de su enemigo Gulen, mientras fuentes cercanas al clérigo desmentían toda participación— y llamó a sus partidarios a combatir a los tanques en las calles antes de anunciar "el máximo castigo para los implicados".

A partir de ahí, violencia. Primero con el ataque efectuado supuestamente por el helicóptero de combate en manos de los golpistas sobre población civil —el helicóptero fue destruido minutos después por un caza de combate—, y a continuación con una operación de los sublevados contra el Parlamento turco en Ankara, bombardeado con proyectiles de tanque.

Apoyo internacional 

No sería hasta en torno a las 01.00 de este sábado cuando el presidente estadounidense, Barack Obama, declaró su apoyo incondicional al Gobierno turco, poniendo en marcha una cadena de apoyos seguida por la Unión Europea, España, México, Alemania y más países, mientras partidos de oposición al presidente — republicanos, nacionalistas, y la formación prokurda del HDP— lanzaban un mensaje a favor del sistema democrático en el país y contra el golpe de Estado.

La llegada de Erdogan a Turquía en torno a las 03.00 de la madrugada en un baño de multitudes ha terminado por desactivar el golpe pero no ha dado ni mucho menos por zanjados los enfrentamientos. De momento se tiene constancia de que militares golpistas han entrado en las sedes del diario Hurriyet, donde han tomado como rehenes a un número indeterminado de periodistas, y de la cadena CNN Turk, que ha detenido su emisión.

Los testigos siguen avisando de bombardeos y tiroteos, estos últimos en la plaza Taksim de Estambul, donde unos 30 soldados sublevados se han rendido a la Policía, al tiempo que Erdogan volvía a señalar, ya en suelo turco, al clérigo Gulen y denunciaba haber sido víctima de un intento de asesinato fallido en el hotel de Bodrum, bombardeado poco después de que lo abandonara. Al menos 130 rebeldes han sido detenidos hasta el momento, según el primer ministro turco, que ha confirmado la muerte de un general asociado al golpe. 

"El Gobierno elegido por el pueblo turco está en disposición de gobernar y va a seguir haciéndolo", ha proclamado en la breve rueda de prensa que ha ofrecido a su llegada a Estambul.

Erdogan ha explicado que lo ocurrido es "un acto de traición" de "unos pocos que no han sabido digerir la unidad nacional" y, en lugar de "ser leales a su país", se han decantado por "recibir órdenes de Pensilvania", donde reside Gulen.

"Pagarán un alto precio", ha afirmado y ha anunciado que "decenas" de militares sublevados han sido detenidos, instando a los restantes a "dar marcha atrás en este error inmediatamente" y entregarse a las fuerzas de seguridad.

Para el jefe de Estado esta asonada ha demostrado la "necesidad" de iniciar "un proceso de limpieza" en las Fuerzas Armadas con el fin de erradicar las "estructuras paralelas", término que suele usar para referirse a los simpatizantes de Gulen.

Reacción en las redes sociales

Las noticias sobre el intento de un golpe de Estado en Turquía inundaron las redes sociales en la tarde del viernes, a pesar de las restricciones de acceso a Twitter, Facebook y YouTube durante las primeras horas del alzamiento. 

Inmediatamente después del inicio del intento de golpe, dos grupos que observan los bloqueos a Internet informaron que existían problemas o resultaba imposible acceder a los servicios de redes sociales. Twitter dijo que sospechaba de una "desaceleración intencional" de su tráfico.

YouTube comentó que estaba al tanto de los reportes sobre que su sitio estaba caído en Turquía, aunque no experimentaba ningún problema técnico aparente, indicando que hubo una orden para limitar el acceso en el país. Posteriormente, el servicio parecía haberse restablecido. 

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, un enemigo declarado de las redes sociales que frecuentemente ha criticado a Twitter y Facebook, se dirigió al país mediante una llamada de vídeo a través de FaceTime que fue transmitida por televisión.

También escribió en Twitter: "Llamo a nuestra nación a ir a aeropuertos y plazas para apropiarse de nuestra democracia y de nuestra voluntad nacional". Además retuiteó publicaciones del primer ministro y de la cuenta oficial de la presidencia que condenaban el golpe de Estado.

Al mismo tiempo, tanto partidarios como opositores al golpe de Estado inundaron las redes sociales con comentarios e imágenes, muchas de ellas eran vídeos transmitidos en vivo.

Un mapa que señala todos los vídeos de Facebook Live mostraba decenas de transmisiones en vivo desde Turquía, incluidas algunas en las que se veía a cientos de personas reunidas en las calles. En Twitter, los usuarios compartían desde Estambul y Ankara imágenes y vídeos, en algunos de los cuales se podían escuchar disparos de fondo. 

Turquía, un miembro de la OTAN con la segunda mayor fuerza militar de la alianza occidental, es uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en la lucha contra el grupo insurgente Estado Islámico.

El país da un importante respaldo a los opositores del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil que enfrenta Siria y ha albergado a unos dos millones de refugiados sirios. 

Turquía ha estado en guerra con los separatistas kurdos y ha sufrido numerosos ataques con bombas y disparos este año, incluyendo un atentado hace dos semanas perpetrado por islamistas en el principal aeropuerto de Estambul que causó más de 40 muertes. 

Después de servir como primer ministro desde el 2003, Erdogan fue elegido presidente en el 2014, con planes de reforma de la Constitución para dar a la presidencia mayores poderes ejecutivos. 

Su partido AK, con raíces en el islamismo, ha tenido una relación tensa con los militares y nacionalistas en un Estado que fue fundado sobre principios seculares después de la Primera Guerra Mundial, y que tiene una historia de golpes militares.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de javier monzon velazques

El apoyo a Erdogan es como el apoyo a Maduro. Su régimen antidemocrático e islamista no es precisamente lo que debían apoyar las democracias occidentales. Pero los lideres actuales dejan mucho que desear. Qué falta hace un Churchill, un Reagan y un Adenauer!  

Imagen de Anónimo

El presidente de Turquia estaba de vacaciones en Bodrum, la misma ciudad donde estuvo de paseo con su yate Antonio Castro el hijo de Fidel. Al parecer Bodrum ofrece distracciones especiales para los despotistas. Dicen que Antonio fue alli con una mision secreta.

Imagen de Anónimo

Conclusion: No se puede caer en el fanatismo a costa de defender la democracia solo en una representatividad fallida. Basta mirar nuestro propio caso cubano, si hoy se diera un intento de golpe de Estado que harian las bandas opositoras, el pueblo y la opinion internacional? (Que algun analista de esos que gustan vaticinar, como Montaner, escriban). Los comunistas diran que es anticonstitucional, mientras el pueblo vera el golpe con buenos ojos, y los opositores seran descubiertos, unos los verdaderos estaran del lado de la voluntad popular tratando de llegar a un entendimiento con los golpistas lo que nunca pudieron lograr con la jefatura comunista, y los otros divididos entre ciegos fanaticos y agentes infiltrados estarian en contra del golpe, auspiciados por la comunidad internacional contra el derramamiento de sangre, el dialogo con la dictadura y todas esas supercherias. Como la voluntad popular es desiciva, un golpe militar en Cuba no es ninguna violacion del derecho, es justificado por barrer con un regimen obsoleto.

Imagen de Anónimo

Turquia tuvo la oportunidad de cambiar el negro rumbo de su historia al mando del pseudoterrorista y anticivilizado Erdogan que llego suciamente a ser un presidente. Recuerdo a los carapintadas en la Argentina de Alfonsin y Menem, dirigidos por el golpista Seineldim, aquellos eran militares de honor que querian salvar la riqueza y el bienestar nacional, tambien fracasaron y los argentinos actualmente ya no tienen pais entregado a las transnacionales y a politicos corruptos y entreguistas. Los militares turcos al igual que los argentinos deseaban restablecer  el verdadero sentido de la Constitucion nacional que defiende la voluntad de sus nacionales. Era un ejercito honorable, no alzados ni reclutados. Cualquier Constitucion moderna establece que el deber del ejercito es defender la Constitucio. El presidente la representa, pero si este va contrario a ella debe ser echado. Erdogan ha demostrado estar mas cerca de ser un dictador incluso pisoteando a los otros partidos. Siendo aliado de Occidente es solo un pieza sucia que sirve de enlace con ISIS y quienes los arman y sustentan para justificar guerras e intervenciones. Turquia al igual que la Argentina de finales de los 80 ha sufrido hoy una gran derrota en el intento de salvar su pais. Occidente y Obama, como hace el Papa, piden que no haya sangre para tomar tiempo y mirar cual lado es mas conveniente, ellos que tanta sangre tienen sobre sus cabezas. (continua en una conclusion)

Imagen de Anónimo

Erdogan es un islamista convencido , si gano elecciones , pero por esto no ha dejado de ser un tipo muy autoritario , enfermo de ego y creyendose ,fundador de una nueva Turquia . Erdogan se ha ganado muchos enemigos , incluso algunos lo ven , como un retrogrado que quiere islamizar a Turquia y hechar abajo toda la obra de Ataturk ,   ilustre  sabio y gran hombre que fundo la nueva Turquia. Turquia es mienbro fundador de la OTAN, ha estado al lado de USA ,siempre , ha sido un gran baluarte de occidente y ayudo muchisimo a USA , en los tiempos de la guerra fria ,con una postura anticomunista y antisovietica muy fuerte, y actualmente anti rusa.Deseamos todo lo mejor ,para el pueblo turco.  

Imagen de Anónimo

erdogan, con todos los demeritos que tiene, es el presidente de uno estado democratico y solo el pueblo lo puede echar, no los militares que en los estados democraticos toman ordenes, no los dan.

Imagen de Anónimo

Anónimo 13:40, la Turquía del siglo XXI se dará cuenta muy tarde del callejón sin salida al que la ha llevado Erdogan (y del que le querían sacar esos militares que ratificaron su defensa de la democracia y los derechos humanos). Por otra parte, Erdogan con su filiación islamista y conservadora: ha silenciado a la prensa y los intelectuales por la fuerza, por tanto impide que su pueblo tenga elementos de reflexión para defender la democracia y los derechos humanos (como le proponían anoche parte de sus militares de honor) y no principios obsoletos de una cultura religiosa, que nunca pasó por la Ilustración y defiende la imposición de la fé por la fuerza: yihadismo. Erdogan se sabe que no ganó limpiamente tampoco las elecciones, que persigue con saña a los opositores y a los kurdos (sin Estado y gaseados por el régimen de Hussein) y que con él, el país marcha por un rumbo contrario a lo que se propuso Ataturk: modernizar Turquía, empezando por la lengua y acabando con todo su pasado obsoleto de harenes y sultanes vagos, que nada hacían por su pueblo; sino llevarlo a a la guerra, amén de ocupar otros pueblos en los Balcanes, como a Grecia. ¿Qué pretende usted? ¿defiende acaso la vuelta de Turquía al Imperio musulman que acabó con la civilización occidental en su propia tierra en 1454, expulsando a su pueblo por Europa? ¿pretende usted justificar el exterminio turco de los armenios, como hace Erdogan?

Imagen de Anónimo

los amigos de los golpistas manipulan los hechos. Son democraticos solamente cuando vencen las elecciones. Cuando las pierden, se inventan cualquiera cosa para apoyar el golpe militar. La turquia ha mostrado que en el siglo xxi los golpes militares son dificiles y vienen derrotados.

Imagen de Anónimo

Anónimo 10:18, qué pretende manipulando los hechos y la verdad si la misma no se puede tapr con un dedo, como usted pretende haciéndose el bueno y el políticamente correcto y de izquierdas mezclada con derecha y dictaduras de toda laya. Si usted sabe que Ortega manipuló las elecciones y la Constitución en Nicaragua para perpetuarse en el poder; y eso no es precisamente democracia ni nada que se le parezca, además de ser un comunista de pronóstico entre otras cosas y ya no me meto en su vida privada, que es también de dominio público (y si no, que lo diga la menor, hija de su mujer). Lo mismo hizo Correa en Ecuador, perpetuarse en el poder, e impedir la libertad de expresión y la crítica a sus desmanes. Venezuela ya ve, un gobierno dirigido en la sombra por Cuba (ninguno de los dos modelos de democracia) y que hace caso omiso de los deseos de su pueblo y manipula las elecciones hace mucho tiempo. Y Bolivia, ya por suerte, los propios bolivianos dijeron no a la perpetuación constitucional manipulada de Morales. En Egipto, no me diga, si los hermanos musulmanes (en su facción terrorista) colaboraban con los terroristas palestinos desde Egipto y además tenía el poder en sus manos violando los derechos humanos y libertades y el propósito de la primavera árabe (democracia) no gobierno islamista radical ni un demonio. Mire, hay países donde los militares, lo que hacen es restablecer el orden, porque está en su mentalidad y los ejemplos sobran. 

Imagen de Anónimo

el presidente americano y sus aliados han dicho no al golpe militar solamente cuando este veniva derrotado. Al inicio del golpe los eeuu y sus aliados han sido silenciosos. Antes han visto si el golpe fuera conseguido, despuès, con el  golpe derrotado, han dicho no.