Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
15:47 CET.
Chile

Declaran culpable a un exmilitar chileno por el asesinato de Víctor Jara

Un exmilitar chileno del régimen del dictador chileno Augusto Pinochet torturó y mató al cantante folclórico Víctor Jara hace más de 40 años, falló el lunes un jurado de Florida, reporta AP. 

El exteniente Pedro Pablo Barrientos Núñez torturó y mató a Jara, determinó el jurado en el juicio civil, que le concedió una indemnización de 28 millones de dólares a su familia.

La familia de Jara argumentó que Barrientos —que ahora vive en Florida— estaba a cargo de los soldados en el estadio donde Jara fue torturado y asesinado en los días subsecuentes al golpe de Estado encabezado por Pinochet en 1973. El golpe derivó en la tortura y desaparición de miles de opositores políticos.

"Aquí empieza la justicia para todas las familias de Chile que esperan conocer el destino de sus seres queridos", dijo Joan Jara, esposa de Víctor Jara, afuera de la corte federal.

Barrientos había desmentido a un testigo que hizo dicha afirmación, y dijo que la demanda nunca debió haber llegado al tribunal. Su abogado, Luis Calderón, dijo que no se había tomado una decisión sobre si apelarán. 

"Estamos decepcionados por el veredicto de los jurados", afirmó Calderón. "Vamos a evaluar y explorar nuestras opciones". 

La demanda fue interpuesta por Joan Jara; por la hija de Víctor Jara, Amanda, quien tenía ocho cuando su padre murió; y por la hijastra del cantante, Manuela, quien tenía 13; y está sustentada en la Ley de Protección a Víctimas de Tortura, que permite entablar demandas en Estados Unidos contra personas que han cometido actos de tortura. 

"Es un proceso para que los criminales vean que si comenten un crimen en cualquier lugar del planeta, no pueden escapar y esconderse", dijo Amanda Jara después del veredicto. 

Víctor Jara era un popular cantante y activista político que trabajó para la candidatura de Salvador Allende, un socialista elegido presidente de Chile en 1970. Los esfuerzos de Allende por nacionalizar industrias, incluida la expropiación de compañías cupríferas de propiedad estadounidense, generaron intensa oposición interna y en Estados Unidos, que se oponía a las influencias izquierdistas en Latinoamérica en medio de la Guerra Fría. 

Pinochet, un comandante del ejército, orquestó un golpe de Estado contra el Gobierno de Allende en septiembre de 1973. Allende se suicidó tras encabezar infructuosamente la resistencia a un ataque militar sobre el palacio presidencial. Pinochet y la junta militar que lideraba clausuraron el Congreso, los partidos políticos de oposición y los sindicatos. Los soldados rodearon a los partidarios de Allende y a las personas que consideraron eran enemigos ideológicos del Gobierno y los enviaron al estadio, donde muchos fueron torturados o desaparecidos. 

Años después, varias comisiones determinaron que casi 3.200 personas fueron asesinadas o desaparecieron entre 1973 y 1990, cuando la dictadura de Pinochet llegó a su fin, y decenas de miles de personas fueron torturadas o arrestadas e interrogadas.

En un informe del año 2000, la CIA indicó que estuvo al tanto de la conspiración para dar un golpe de Estado pero que no lo impulsó. Algunos historiadores argumentan que los esfuerzos de Estados Unidos para desestabilizar al Gobierno de Allende ayudaron a fomentar el golpe. 

"Víctor nunca podría haberse imaginado que la justicia para su caso ocurriría en Estados Unidos", dijo el lunes Joan Jara. 

La demanda de los Jara argumentó que las creencias políticas y la música del cantante, en la que denunciaba la inequidad social, eran una amenaza para el nuevo Gobierno de Pinochet. Víctor Jara fue arrestado durante un allanamiento del ejército a la universidad en la que trabajaba, y transportado al estadio que había sido convertido en una prisión improvisada para unos 5.000 detenidos. Fue trasladado a un vestuario subterráneo donde se le golpeó brutalmente y luego fue baleado más de 40 veces, de acuerdo con la demanda. 

En 1978, Joan Jara intentó que se abriera una investigación penal en Chile, pero esos esfuerzos fueron obstaculizados por una ley que le concedía amnistía a cualquiera que hubiera cometido delitos de 1973 a 1978. En 2012, la Corte de Apelaciones de Santiago acusó a Barrientos como uno de los autores en el homicidio de Jara pero no pudo seguir adelante con un juicio porque la ley chilena no permite juicios en ausencia. Eso dejó a la familia sin opciones para buscar que se hiciera justicia en Chile, señaló la demanda.

Anteriormente, los parientes de víctimas del régimen de Pinochet han demandado exitosamente a líderes militares en las cortes.

En 2003, un jurado en Miami le concedió una indemnización de cuatro millones de dólares a la familia de un economista chileno que fue ejecutado por una comitiva militar conocida como la "Caravana de la Muerte".

Víctor Jara interpreta 'Te recuerdo Amanda'

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

Bravo por el éxito de justicia conseguido por la familia de Víctor Jara. Como dice su hija es precisamente en los EEUU y no en su país, donde consigue la justicia.

Imagen de Anónimo

Los que comentan a favor de Pinochet y dando vivas al dictador chileno no tienen cerebro suficiente, al parecer, para imaginar que alguien pueda estar en contra de cualquier dictadura, de izquierdas o de derechas, llámese Castro o Pinochet el dictador. Dicen esos enemigos de la democracia que era Pinochet o el comunismo, y que era preferible Pinochet. Suponiendo que hubiera sido así, entonces si Pinochet era el mal menor, ¿por qué darle vivas al mal, por menor que haya sido? Sencillamente porque esos enemigos del comunismo son pinochetistas, adoradores de un dictador de derechas al que verdaderamente no ven como un mal menor, sino como un bien total. No han llegado ni van a llegar a la democracia, no van a aprender nunca que se puede odiar a Pinochet y a los Castro. Añoran una dictadura que les compense los daños que otra dictadura de signo contrario les ha hecho.

Imagen de Anónimo

Viendo como los descendientes de la casta Castrista en Cuba se ha convertido en una oligarquia multimillonaria creo que las victimas de los asesinatos y torturas castristas tienen que empezar a demandar indeminzaciones similares y que el dinero venga de estas cuentas.

Imagen de Anónimo

Acorde a la Constitución, libertad de palabra, pensamiento y credo: Viva el general Pinochet!!!!! Abajo el castrocomunismo!!!!!

Imagen de Anónimo

Aquí se ve el producto de muchos viejos comunistas que vinieron para Miami porque se están muriendo de hambre, pero en sus corazoncitos rojos rojitos, sigue diciendo: "comandante en jefe, ordene". Hablan mal de Pinochet, el real Salvador de Chile, pero alaban al tirano de Cuba, que ha asesinado nuestra nación. Con los comunistas hay que acabar, o, si no, ya ven cómo estamos en Cuba. Pinochet hizo un buen trabajo en su patria. Y merece la gloria. El aplauso.

Imagen de Anónimo

Chile siempre ha sido un pais con suerte no solo en los penaltis y los 2 Premios Nobeles en Literatura, se libraron de tener un Silvio Rodriguez machacando cancioncitas y deformando gustos gracias a Pinochet

Imagen de Anónimo

VICTOR JARA DESCANSA EN PAZ.....MEALEGRA LA NOTICIA

Imagen de Anónimo

Víctor Jara murió en una guerra civil que él mismo azuzó, convirtiéndose en la voz de la reacción, que hoy en día pasa por progresista, pero que tenía más penetración de Fidel Castro que lo que Pinochet jamás tuvo jamás de la CIA. Los allendistas pretendían acabar con las instituciones, cerrar el Parlamento. Muchos de los dirigentes del nuevo Chile democrático fueron entrenados en Cuba como operativos de esa ofensiva antidemocrática, han llegado a la Presidencia, y nadie los persigue. Han sido tan criminales como Picnochet, por callar, por apoyar durante estos 40 años a una dictadura que hizo daño a Chile y a Cuba y es la responsable de todas las barbaridades de derecha en la época de Jara. Los Allendes sirvieron de lacayos de esa dictadura cubana, como embajadores y diplomáticos y han muerto en sus camas, sin que nadie los juzgue. Lo que sucedió después, los excesos de Pinochet, son también la obra de Jara, la herencia maldita de los que desestabilizaron la sociedad chilena hasta llevarla al caos. Pinochet ha repetido en numerosas entrevistas que si los gringos llegan a estar enterados del golpe, no se hubiera dado. Hoy Raúl recibe honoris causa y Barrientos cadena perpetua.

Imagen de Anónimo

Dan risa los pinochetistas que dejan aquí sus comentarios, catalogan de comunistas al que no le de vivas al dictador chileno y hablan de una censura que les impedirá dar sus opiniones.Igual que lo fueron en Cuba, son militantes pero ahora de signo contrario. De haber vivido en época de Stalin, habrían dado vivas a Hitler, en lugar de considerarlos a ambos dos dictadores.Son mentalidades formadas en la misma lógica de la Escuela Ñico López: allá justifican los crímenes del castrismo con la amenaza del imperialismo yanqui y ellos justifican los crímenes de las dictaduras de derecha con la amenaza del comunismo.Su extremismo les impide ser demócratas y están que trinan con esta noticia de que el sistema judicial de una verdadera democracia como la de EEUU le haya dado finalmente la razón a las víctimas del pinochetismo.Bravo por la justicia norteamericana y por la democracia. 

Imagen de Anónimo

Anónimo 1:05 am.Bravo Hermano!!!! Por cuatro cagados comunistas que se filtran aquí, somos millones los que pensamos como Usted  nunca vamos a claudicar con los castrocomunistas. Abajo Fidel y Raúl Castro!!!! Abajo todos los castrochavistas y comunistas!!!!