Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:37 CET.
VENEZUELA

El proceso para el revocatorio entra en una fase de incertidumbre tras acabar la validación de firmas

La oposición espera completar este viernes un trámite de firmas para activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, tras lo cual su plan entrará nuevamente en una fase de suspenso, reportó la AFP.

Durante cinco días, miles de personas validaron, con sus huellas dactilares, las rúbricas que estamparon a finales de abril para echar a andar la consulta.

La oposición —mayoría en la Asamblea Nacional— necesita que el Consejo Nacional Electoral (CNE) legalice unas 200.000 firmas, de las 1,3 millones que recaudó y fueron admitidas por el organismo.

Los cálculos de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) son optimistas: hasta el jueves, en 23 de los 24 estados dijo haber logrado el mínimo requerido, equivalente al 1% del padrón electoral de cada región.

Solamente en Nueva Esparta —cuya capital es la turística isla Margarita— faltaban por validar unas 200 rúbricas.

"El total de firmas validadas hasta este momento es de 326.381. Hemos superado todos los obstáculos", señaló la diputada Delsa Solórzano.

Cumplido el plazo de validación, el proceso entra en una etapa de incertidumbre, pues el CNE —acusado por la oposición de servir al Gobierno— no anunciará hasta el 26 de julio si se alcanzó la meta.

'El cambio no será inmediato'

Durante la semana, la MUD denunció un sabotaje del oficialismo contra el reconocimiento de firmas mediante demoras, bloqueo logístico y amenazas veladas de suspensión del trámite.

Los adversarios de Maduro impulsan el revocatorio apoyados en la severa crisis económica, que en las últimas semanas ha aumentado la tensión social con saqueos en varias ciudades que dejaron al menos cinco muertos.

Una escasez del 80% de los alimentos y la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015), además de los altos índices de criminalidad, motivan el rechazo a Maduro, quien según una encuesta de la firma Datanálisis, apenas tiene un 25% de apoyo.

[La crisis venezolana en DIARIO DE CUBA]

"El cambio no va a ser inmediato, pero el referendo es un paso", dice Eugenia Parra una estudiante de farmacéutica de 28 años, mientras hace cola para comprar alimentos en un supermercado del este de Caracas.

Parra no había podido validar su firma, pues debe repartir el tiempo entre las largas filas para abastecer a su familia, los estudios y un trabajo a tiempo parcial en una clínica.

Fuera del mismo supermercado espera su turno Ramón Bernay, un economista jubilado de 64 años, quien sentencia que "este año no habrá referendo".

"No van a sacar a Maduro ni por la OEA ni por un golpe. Yo hago cola todos los días y esta situación me arrecha (enoja), pero resisto porque lo que hay aquí es una guerra económica de la burguesía", afirma.

Maduro estima imposible que el revocatorio pueda celebrarse este año, aduciendo que los plazos legales no lo permiten.

Para la oposición, es crucial que la consulta se realice antes del 10 de enero de 2017, pues si se revoca a Maduro, habrá elecciones anticipadas.

Si ocurre después de esa fecha, el mandatario socialista podrá elegir a su sucesor en caso de derrota.

"Si hay, iremos y ganaremos; y si no lo hay, la vida política del país continuará", sostuvo el gobernante el jueves.

Por lo pronto, si el CNE activa la consulta, la oposición deberá recoger cuatro millones de firmas para convocarla. Y para deponer a Maduro, el "sí" debe sacar más de los 7,5 millones de votos con que fue elegido.

Venezolanos hacen colas, también para ratificar sus firmas

Los cientos de venezolanos que hacían colas el jueves para validar sus firmas manifestaban su disposición a que se dé el referéndum para lograr un cambio de Gobierno, reportó por su parte EFE.

Tal es el caso de Greys García, quien dijo a la agencia española, que si ya estaban "pulidos" (expertos) para hacer colas para comprar comida, entonces "bueno, hay que sacar a esa gente".

Por su parte, Ana Aguirre, manifestó que haría la cola para validar su firma "hasta la hora que fuera" y que además era "lo mejor que hacía".

Y María Rodríguez decidió enviarle un mensaje a la canciller, Delcy Rodríguez, en el que le señalaba que la cola que estaba haciendo no era precisamente porque apoyara la gestión del Gobierno, sino porque querían "salir" de él.

"Que vea la cola", agregó, refiriéndose a la canciller venezolana.

Entre tanto, los seguidores del chavismo se concentraron en las principales plazas Bolívar del país caribeño, para repudiar el "intervencionismo" de la OEA.

Con la premisa de rechazo al "intervencionismo", propuesta el miércoles por el jefe de Estado, personas como José Torres, aseguraban que defenderían su patria "en el terreno que sea", pues no estaban de acuerdo con que la OEA debatiera la situación de su país.

Sin embargo, otro sector de la oposición también salió a manifestar exigiendo a los países miembros de la OEA, frente a su sede en Caracas, que votaran a favor de la Carta Democrática Interamericana (CDI).

Al final del día la oposición venezolana celebró el hecho de que al menos 20 de los países miembros de la OEA aceptaran discutir el informe que presentó el secretario general del organismo, Luis Almagro, sobre la situación de Venezuela.

Uno de los promotores del referéndum revocatorio, Henrique Capriles, escribió en su cuenta de Twitter que "Maduro y sus enchufados en la OEA" estaban "derrotados en el orden del día".

"Nuestro Pueblo y nuestra Venezuela no está sola", agregó Capriles en el mensaje.

A pesar de esta celebración por la sesión de la OEA, la alianza de opositores denunció que durante el cuarto día de validación de las firmas para el revocatorio, los "obstáculos" e "incidencias" para llevar a cabo tal acción continuaron.

La diputada de la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, aseguró que el Consejo Nacional Electoral ha impedido a las personas validar sus firmas "con la excusa de que pueden volver mañana".

Y en ese sentido expuso que este viernes el ente electoral no tendrá "excusas" para impedirle a los ciudadanos que validen sus firmas porque "el Consejo Nacional Electoral asumió el compromiso de que si hay electores en las colas" los centros electorales no deben cerrar.

Venezuela, la Carta Democrática y el desenlace

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió este jueves a los 34 países miembros que apliquen la Carta Democrática a Venezuela para 'defender a un pueblo que necesita voz'.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.