Jueves, 14 de Diciembre de 2017
18:19 CET.
América Latina

La ONU aprueba otra resolución sobre Puerto Rico en medio de la crisis fiscal

El Comité de Descolonización de la ONU aprobó el lunes otra resolución que respalda una vez más el derecho de Puerto Rico a la libre determinación, en una sesión marcada por la crisis fiscal que atraviesa la Isla, reporta EFE.

Como en los 16 años anteriores, el también llamado Comité de los 24, aprobó por consenso la resolución presentada por el Gobierno cubano y coauspiciada por Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Siria, Ecuador y Rusia, un texto que en esta ocasión hace alusión a la crisis y toma nota de la imposición de la junta federal de control fiscal aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Como ha señalado desde la primera resolución adoptada por el comité el 28 de agosto de 1972, el texto reconoce el derecho inalienable de la Isla a su libre determinación e independencia de conformidad con la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General del 14 de diciembre de 1960.

Ese documento hace un llamado a la independencia de las colonias considerando los derechos humanos fundamentales y la carta de las Naciones Unidas.

Con la "histórica" resolución de 1972, como la definió el lunes el embajador de Ecuador, Horacio Sevilla Borja, que emitió entonces el voto decisivo a favor del caso de Puerto Rico, "concluyó el largo periodo negativo de 20 años por el cual Estados Unidos consiguió mantener fuera del ámbito de la ONU" la situación colonial de la Isla.

"Desde entonces —agregó— se han aprobado 34 resoluciones y decisiones sin que la comunidad internacional haya logrado su obligación de facilitar a Puerto Rico la conquista de su libre determinación", señaló en declaración al comité.

En un aparte con la prensa, Sevilla Borja, que recién ha regresado a la ONU como embajador de Ecuador, señaló que entonces nunca habría imaginado que cuatro décadas después Puerto Rico "seguiría siendo una colonia" y agregó que lo que ha cambiado es que "Estados Unidos ya no ejerce presión" en contra de la aprobación de las resoluciones.

El comité escuchó cerca de 60 ponentes en una audiencia que se realizó en medio de la crisis fiscal que afronta la Isla, con una deuda impagable de 72.000 millones de dólares, que ha provocado una nueva ola de emigración y problemas para la prestación de servicios básicos.

Esa situación ha desencadenado también una propuesta del Congreso de Estados Unidos para imponer una junta de control fiscal, que estará por encima del gobierno local, para reestructurar esa deuda.

Los países latinoamericanos manifestaron que es "preocupante" la imposición de esa junta, "subyugando" los poderes del Gobierno puertorriqueño, y alertaron de los efectos negativos de la crisis, resultado de su estatus de colonia, que ha provocado desempleo, marginación y pobreza.

El primero en ser escuchado fue el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien pidió que la Asamblea General de la ONU aclare la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico.

García Padilla, del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), hizo el pedido tras denunciar que las recientes decisiones del Gobierno de Estados Unidos han violentado el "pacto bilateral" con la Isla, a la que le reconoció autonomía política con la ley de relaciones federales y la adopción de su Constitución, entre 1950 y 1952.

La mayoría de los ponentes denunciaron la imposición de la junta, la pena de muerte en la Isla y pidieron la excarcelación de Oscar López Rivera, que cumple 35 años de cárcel por sedición en relación a su lucha por la independencia de la isla.

El representante del Gobierno cubano, Humberto Rivero, dijo que la solución del caso colonial de Puerto Rico "es tarea pendiente" del Comité de Descolonización.

Agregó que desde la primera resolución aprobada "poco se ha avanzado" y recordó que el próximo 25 de julio se cumplen 118 años de que Puerto Rico pasara a ser territorio de Estados Unidos, mientras que Bolivia argumentó que es "inadmisible" que no se haya podido aplicar a la Isla la resolución 1514.

La Habana acogió —y fue respaldada por otros países latinoamericanos— una propuesta del Partido Independentista Puertorriqueño para que el presidente del Comité de Descolonización propicie un diálogo entre Estados Unidos y los que proponen la descolonización y la independencia de la Isla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Metance la lengua por el tracero nada de esto tiene que ver con los que aqui comentan. Esta es la decision de nosotros.Al pueblo Boricua le importa una mierda las vidas y los goviernos del resto de America Latina. El que tiene casa de cristal no tira puedras. Con la pobreza, corrupcion, drogas y criminalidad que tienen los paises del sur deben de preocuparce de sus problemas y no meter la cuchara donde no deben.

Imagen de Anónimo

Muy bueno que Cuba ayude a los Portorriqueños a independizarse y así los veremos muriéndose de hambre.

Imagen de Anónimo

Lo que hace falta es que EEUU les de la independencia y verán a los boricuas cagar pelos. 

Imagen de Anónimo

Es muy fácil: todos los países que apoyan la "independencia" de Puerto Rico pueden ponerse de acuerdo y pagar la deuda que tiene la isla y ya está: a juntar dinerito, solidarios.

Imagen de Anónimo

Eso es mut sencillo, que se independicen. En el ultimo referendo la independencia no saco muchos votos. 

Imagen de Anónimo

No entiendo como esto no es una ingerencia en los asuntos internos de Puelto Rrrico? Si los boricuas quieren seguir prendidos de la teta, quienes son los paises letrinoamericanos para destetarlos? Ademas, los que quieren independezarse son unos pocos locos, sobre esta cuestion los boricuas han dicho que quieren seguir mamando de teta.

Imagen de Anónimo

Hace falta que los boricuas se vuelvan locos y se independicen, jajajajajajajaja, pero no lo creo, hay muchos agarrando welfare.