Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
02:18 CET.
EEUU

Jack Lew sobre las sanciones económicas de EEUU: 'Debemos ser estratégicos y sensatos'

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, defendió hoy la "efectividad" de las sanciones económicas, especialmente las más recientes y "estratégicas" como las aplicadas contra Rusia por la crisis de Ucrania, pero igualmente reconoció que otras, en referencia al embargo a La Habana, han sido "erróneas y contraproducentes".

"No hace mucho, la opinión convencional rechazaba las sanciones como frontales e instrumentos poco efectivos", aseguró Lew en una conferencia en el centro de estudios Carnegie Endowment for International Peace de Washington, en el que hizo un recorrido rápido por las acciones adoptadas por el Tesoro en este sentido, reportó EFE.

Sin embargo, remarcó que "las empleadas hoy son diferentes", ya que están basadas "en inteligencia financiera, diseñadas estratégicamente, y aplicadas por nuestros socios públicos y privados para concentrar la presión en los actores negativos y crear incentivos claros, a la vez que limitar el impacto colateral".

"Debemos ser estratégicos y sensatos", recalcó el titular del Tesoro.

Para Lew, el ejemplo de estas sanciones con un foco más definido y ajustado son las aplicadas contra Rusia como respuesta a la invasión de Crimea y actividades en Ucrania que buscaron afectar a unos sectores concretos del sistema financiero ruso y reducir los efectos sobre la economía general.

Por contra, apuntó que el embargo comercial en vigor contra el Gobierno de Cuba, por más de 50 años, se ha demostrado como erróneo y en muchos casos contraproducente.

Por ello, indicó que "las sanciones no deberían usarse a la ligera".

"Debemos ser conscientes del riesgo de que un abuso de las sanciones podrían socavar nuestra posición en la economía global, y a su propia efectividad", agregó Lew.

Para el secretario del Tesoro el reciente acuerdo nuclear con Irán es una muestra de lo que se puede lograr con un diseño adecuado de esta herramienta económica, que llevó a que Irán se sentase en la mesa de negociación para sellar un histórico pacto de supervisión de su programa nuclear a cambio del levantamiento parcial de las sanciones.

"Al igual que tenemos que estar listos para ponerlas en práctica, es importante tener la capacidad de reducirlas o levantarlas", concluyó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Anonimo del 30 de marzo 2016 - 6.40 Te conozco camaron, estas disfrazado ,no eres lo que pretendes dar a entender, estas de parte de la dictadura por eso hablas adi, para hacer contracandela jajajajajajajajaaj, Obama ha sido el unico que converso con los opositoresy el fue a visitar al pueblo de Cuba a pie, no te gusta ,sacale punta, jajajaja.Fue un exitaso.

Imagen de Anónimo

Una batalla perdida. No es la guerra, pensará el regimen. Piensan que con un poquito de comida en la boca del pueblo controlaran la situacion y optaran por una variante foranea, china, rusa o vietnamita o un híbrido tropicalizado. Pero las condiciones de Cuba son atípicas por completo, tiene al imperio al lado de sus costas, y ya probó la miel.

Imagen de Anónimo

anonimo 30 mar 2016- 6:46pm     Jumentus desembestado !!!!!!!

Imagen de Anónimo

Evidentemente este señor no es un adivino, pero lo que si está claro con el régimen de La Habana es que la transformación económica de cuba no va a llevar al desarrollo de la democracia en la Isla. Desde leugo que se gestará un capitalismo a "La China" o a "La Rusa", pero no habrá transición a la democracia desde el punto de vista político. ¿Por qué? - Pues sencillamente porque el poder político en Cuba está en manos de una familia (los Castro) con herederos y estos no están dispuestos a renunciar al mismo, como confirman las palabras de Mariela Castro o Alejandro Castro, contrarias a dejar el comunismo detrás. Por mucho que Obama pretenda presentar su viaje a Cuba como un éxito, el perfil con que trató a la disidencia fue bajísimo, en contraposición al trato que ofreció al dictador Raúl Castro o a los militares con negocios en la Isla. Obama obedece a su lobby económico: los granjeros norteamericanos que le dan dinero a su partido y que quieren entrar en la economía cubana.