Lunes, 18 de Diciembre de 2017
17:59 CET.
colombia

Sara Sharratt conversa con DDC sobre el rol y los retos de las mujeres en el paso del conflicto a la paz

Evitar la impunidad de crímenes de violencia sexual ocurridos en el marco del conflicto armado, generar programas de apoyo a las mujeres que hicieron parte de las guerrillas y garantizar un rol más activo de las víctimas en la toma de decisiones son algunos de los objetivos y retos que plantea la psicóloga Sara Sharratt, experta internacional en género, en un periodo de transición del conflicto a la paz.

En diálogo con DIARIO DE CUBA, Sharratt —decana de asuntos académicos, catedrática de la Universidad para la Paz de las Naciones Unidas y especialista en el enjuiciamiento de la violencia sexual en los tribunales internacionales— asegura que en tiempos de posconflicto las mujeres ex combatientes son las más invisibilizadas, y los delitos de violencia sexual los casos con mayor grado de impunidad. 

Para el caso colombiano, Sara Sharratt invita a las mujeres a hacer validar sus testimonios y experiencias, y exigir la apertura de espacios en la toma de decisiones, más aún cuando se aproxima la firma de un acuerdo de paz en La Habana, Cuba, entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Desde su experiencia de género en el tratamiento de víctimas en la antigua Yugoslavia, África y en conflictos centroamericanos, ¿qué análisis se puede realizar sobre el rol de la mujer en una etapa de posconflicto?

En una situación de posconflicto a veces hay programas para ayudar a la gente que se desmoviliza. Pero primero es importante mencionar que tradicionalmente se ha definido como soldado al hombre que porta un revolver, un rifle o un arma; entonces las mujeres que no tienen un arma pero que son guerrilleras igual que ellos, que ayudan cocinando, o como espías para ir de un lugar a otro, o que cumplen distintos roles en el grupo, no son consideradas soldados. Esa definición tradicional hace que en un periodo de posconflicto las mujeres no sean ayudadas en proyectos de desmovilización, muchas de ellas acaban en la prostitución y en la pobreza.

La otra cosa es que para la mujer es a veces vergonzoso decir que tuvo un rol que no es tradicional para ellas; muchas mujeres tampoco quieren decir mira: yo fui guerrillera, etc.

Otro tema es que después del conflicto la violencia contra la mujer aumenta. Pues habrá un acuerdo de paz en general, pero entonces tienes una violencia en contra de la mujer, tienes falta de representación, falta de toma de decisiones y mujeres en peores condiciones que cuando estaban en la guerra.

Teniendo en cuenta ese panorama ¿cuál es el reto para que las mujeres tengan un papel más activo en el posconflicto?

Es un papel en toma de decisiones, una participación activa en toma de decisiones, y además que no se olviden que si no siguen luchando por lo que han ganado, lo van a perder, lo vamos a perder. Las mujeres no podemos considerar la batalla ganada cuando se firman los acuerdos de paz, eso para mi es central.

¿Qué decir ante los elevados casos de impunidad en periodos de justicia transicional, por ejemplo crímenes de violencia sexual en marco de conflictos armados?

Yo trabajé mucho en Bosnia, en Yugoslavia, también en Uganda, donde hubo un desastre con la violencia sexual, y sí hay muchísima impunidad para los crímenes de violencia sexual; no solamente hay impunidad sino que también en las cortes, tampoco se llevan cargos por parte de los fiscales que tienen los casos. Por ejemplo: en la Corte Penal Internacional no ha habido un acusado de violencia sexual; se conocen muchas investigaciones pero no pasa nada.

Recientemente y por primera vez en la historia latinoamericana hay un primer culpable por violencia sexual y esclavitud, esto es en Guatemala.

Lo que pasa es que la justicia no está incorporando esos crímenes como importantes y serios. Yo he oído a hombres que reconocen que cumplieron genocidios, atrocidades, pero nunca dijeron que han violado, no lo reconocen como algo importante. Entonces me pregunto, ¿qué crímenes van a ser serios? ¿Quiénes van a quedar impunes? ¿Qué clase de condena van a sufrir? Estas preguntas nos las debemos hacer en un periodo de justicia transicional.

¿Qué hacer para evitar esa impunidad, pero también para lograr apoyos a las mujeres que de alguna manera formaron parte del conflicto armado, especialmente en el caso colombiano?

Los testimonios son muy importantes, hay que hacerlos visibles, reconocerlos, y lo clave es la sanción de esos delitos o crímenes. Hay que seguir exigiendo los derechos, buscar todo el apoyo que puedan. En el caso de Colombia, no se dejen invisibilizar otra vez.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 22 Mar 2016 - 3:06 pm.Óigame no se ofenda, le vuevo a repetir: estoy por la Diversidad y la Constitución del 40. Claro que usted puede criticar mis comentarios, pero tengo el mismo derecho de hacerlo, como usted puede venir aquí un día disfrazado de Beatriz Márquez, o de machorra de Harley Davidson o de uno de los Village People. No hay complejo ¡Viva la Diversidad, carajo! Faltaría más.

Imagen de Anónimo

Amadeus, a las 6:41, cuando decías que esta entrevista "ni nos va ni nos viene", ¿hablabas en nombre de quién más? ¿De todos los cubanos, como los Castro? ¿O de algún brote patológico que te hace creer que eres varias personas? Eso de encontrar un tema que puede no interesarte personalmente y juzgar en plural de su interés y luego dedicarte a opinar sobre la apariencia física de alguien denota el grado de imbecilidad que cultivas. Y, por supuesto, eres libre de ser todo lo imbécil que quieras, y yo de comentar lo imbécil que eres. ¿O vas a ser tú el único que juzgas que la entrevista no es interesante, la entrevistada es "muy fuerte" y no se va a poder opinar sobre tus comentarios? 

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 22 Mar 2016 - 11:48 am.Si a usted le molesta lo que dije tiene dos trabajos. Por suerte vivo en un país LIBRE Y DEMOCRÀTICO, es decir, soy libre de expresarme, burlarme, chotear sin faltar el respeto, algo que no he hecho. Si se arrasca es porque le pica. Ya lo sabe tiene dos opciones. Por cierto, ¿le ha preguntado a los cubanos si el asunto de la guerrillla colombiana le interesa realmente? Tengo la sospecha que usted es candidato a una de Macy‘s

Imagen de Anónimo

A ese o esa que firma como Amadeus, no soy ninguno de los que ha comentado antes, pero quería decirte que en tus comentarios se ve la frivolidad y la ignorancia de la que hace galas. Los acuerdos de paz de Colombia se están decidiendo en La Habana, el régimen cubano ha estado involucrado en esa guerra y ahora está involucrado en esos acuerdos, así que es un asunto bastante serio tanto para los colombianos para los cubanos, aunque no lo sea para ti. Si como dijiste antes en un comentario, tú no puedes tomártelo en serio, ¿por qué no te vas con tu choteo provinciano a otra parte? ¿O tienes que llenar con tu bobería todo lo que no te interesa?

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 22 Mar 2016 - 1:29 am. (Idiota que firma como anónimo)Lo que sosopecho que usted o es una loca colombiana o una sargento de las FARC. LO entiendo, pero mire; estoy por la diversidad ¿eh? 

Imagen de Anónimo

Idiota que firmas como Amadeus, puede que la cuestión de la paz de Colombia ni te vaya ni te venga a ti, pero no hables por los demás, que ya bastante hemos tenido de eso con los Castro y los castristas. Tú no eres el centro del mundo, idiota.

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 21 Mar 2016 - 6:01 pm.Disculpe Excelso, idiota hay que ser para tomar demasiado en serio una entrevista que ni nos va ni nos viene. ¿Vive usted en Colombia. Yo no.

Imagen de Anónimo

Hay que ser bastante idiota, como Amadeus y Joshua Ramir, para, dado el tema del que trata esta entrevista, detenerse solamente en el aspecto físico de la entrevistada. 

Imagen de Joshua Ramir

eso es una mujer?

Imagen de Amadeus

Muy fuerte esa señora…