Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
15:47 CET.
BRASIL

La oposición retomará el juicio político a Rousseff mientras se alista para manifestarse el domingo

La oposición brasileña anunció el lunes que se concentrará en retomar los trámites para un posible juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, quien a su vez acusó a sus adversarios de ahondar la crisis política y económica del país, reportó EFE.

El primer paso de la oposición será pedir una mayor celeridad a la Corte Suprema en relación a las aclaraciones que debe dar sobre cómo se tramitará en el Congreso el posible juicio político contra la mandataria, dijo el jefe del grupo del partido Demócratas (DEM) en la Cámara Baja, Pauderney Avelino.

El diputado explicó que, después de que el Tribunal Supremo publicara la sentencia de diciembre pasado mediante la cual suspendió el proceso contra Rousseff por "errores de procedimiento", ahora "debe aclarar cómo será conducido el trámite".

Según Avelino, esa aclaración requiere ahora de "más urgencia", una vez que la Fiscalía sospecha que el antecesor y padrino político de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, se enriqueció en forma ilícita con las corruptelas en la estatal Petrobras y que el dinero de la corrupción petrolera alimentó la campaña de Rousseff en 2014.

El pasado viernes, la Policía Federal allanó las residencias de Lula, algunas de sus familiares y allegados, en una vasta operación en el marco de la cual llevó al expresidente desde su casa a una comisaría para prestar declaración.

Avelino también dijo que la oposición anexará a la solicitud de juicio político presentada contra Rousseff las acusaciones hechas por el que fuera jefe del oficialismo en el Senado Delcidio Amaral, que en un acuerdo de cooperación judicial aún no oficializado habría dicho que Lula y Rousseff "sabían" de las irregularidades en la petrolera.

"Eso es muy grave y tendrá que ser tomado en cuenta", apuntó el diputado, quien también aseguró que la oposición puede obstruir en el Congreso todas las votaciones que interesen al Gobierno como otra forma de presión.

Manifestaciones el domingo

Para incrementar aún más la tensión, el Gobierno se enfrentará el próximo domingo a una gran jornada de manifestaciones convocada por grupos opositores en favor del proceso de destitución de Rousseff, a la cual manifestó su respaldo la poderosa Federación de Empresarios del Estado de Sao Paulo (Fiesp).

Reportes de EFE señalan que el presidente de Fiesp, Paulo Skaf, anunció este martes el apoyo de esa entidad y de otras organizaciones empresariales a las protestas previstas para el domingo en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff.

"Consideramos, por unanimidad, que este Gobierno perdió la credibilidad y la confianza y que eso está provocando el deterioro de la economía. Por eso consideramos importante participar, pacífica y respetuosamente, en la jornada del 13 de marzo", afirmó Skaf en declaraciones a periodistas.

El presidente de la principal y más influyente patronal brasileña agregó que participará en la protesta prevista en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil.

Skaf anunció el respaldo de los empresarios a las manifestaciones tras un encuentro con otros líderes gremiales y con representantes del Movimiento Brasil Libre y Ven a la Calle, dos de las organizaciones no gubernamentales que han convocado las marchas en las redes sociales.

Se trata de los mismos grupos que promovieron al menos tres jornadas de protestas contra el Gobierno el año pasado, una de las cuales movilizó a cerca de dos millones de personas en un centenar de ciudades del país.

Estas organizaciones reclaman la renuncia de la jefa de Estado y apoyan el juicio político que la oposición intenta impulsar en el Congreso para destituir a la mandataria.

Según Skaf, la renuncia o la destitución de Rousseff permitirá que se retome el crecimiento y aumentará la confianza de los inversores en el país.

El dirigente empresarial alertó sobre la necesidad de refuerzo policial ante supuestas amenazas de grupos que apoyan al Gobierno de enfrentarse en las calles a los manifestantes que se oponen a Rousseff.

Tanto el oficialista Partido de los Trabajadores como la unión sindical Central Única de los Trabajadores (CUT) y grupos afines al Gobierno como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) han convocado a sus militantes a defender el mandato de Rousseff en las calles.

Por su parte, el comandante del Ejército brasileño, general Eduardo Villas Boas, dijo en un documento publicado este martes por la prensa que la institución presta "mucha atención a la evolución de la crisis política judicial".

De acuerdo con Notimex, aseguró que el rol de las Fuerzas Armadas será de "búsqueda de la conservación del orden público".

En un mensaje enviado a los oficiales de la reserva la semana pasada, Villas Boas dice que el "mantenimiento de la paz social y el esfuerzo para evitar la desintegración del Estado deben ser objetivos de toda la sociedad brasileña".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Bebe

La culpa siempre es dl imperialismo.nunca de sus errores.