Viernes, 15 de Diciembre de 2017
14:55 CET.
Bolivia

Gabriela Zapata usaba el despacho de la primera dama para hacer sus negocios

La expareja de Evo Morales, Gabriela Zapata, detenida por una investigación por tráfico de influencias, usaba el despacho asignado para la primera dama para hacer sus negocios, con ayuda de una funcionaria estatal que fue aprehendida el lunes, informó el Gobierno boliviano, reporta la AFP.

Según detalló el vicepresidente Álvaro García, Zapata recibió apoyo de la directora de la Unidad de Gestión Social, Cristina Choque, quien labora desde el despacho que históricamente es utilizado por las esposas de los gobernantes. Desde allí Zapata contactaba a empresarios, dijo García.

"Yo soy inocente y voy a demostrarlo en este proceso. A mí me han iniciado un proceso administrativo que no ha concluido y están utilizando este proceso en contra mía", afirmó Choque, tras su detención.

García explicó que se investiga cómo pudo haber ocurrido esto, sin que el presidente haya sido informado. Esa oficina fue ocupada de manera temporal, al principio del gobierno de Morales, en 2006, por la hermana del jefe de Estado y luego el despacho se destinó a labores administrativas, pues el presidente es soltero.

Zapata, quien tuvo un hijo con Morales, fue gerente de la empresa china CAMC, que se adjudicó millonarias obras con el Estado. Supuestamente envió cartas a nombre del Gobierno a entidades públicas para conseguir contratos. El caso es investigado por el Congreso.

"García Linera dice que Zapata operaba desde oficina de gestión social de la presidencia. Es la que siempre usaba la primera dama. ¿Claro no?", dijo el legislador opositor Oscar Ortiz en Twitter.

"Si Gabriela Zapata operaba desde el Ministerio de la Presidencia, hay que investigar al ministro", Juan Ramón Quintana, brazo derecho de Morales, agregó el parlamentario.

El último fin de semana, otros dos funcionarios de menor rango de la oficina de Quintana fueron detenidos por sus vínculos con Zapata.

La historia Evo-Gabriela mantiene en vilo a los bolivianos, tras revelarse a principios de febrero que ambos tuvieron una relación, de la que nació un hijo.

El mandatario señaló que, según le había contado Zapata, el hijo de ambos falleció poco después de nacer, en momentos en que la pareja se estaba separando, en 2007.

No obstante, el último sábado una tía de Zapata aseguró que el menor está vivo, y que llevaba por nombre Ernesto Fidel. Este lunes, el mismo gobernante pidió conocer al menor, quien debería tener entre ocho y nueve años.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.