Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
15:47 CET.
Bolivia

Primeros resultados del referendo apuntan a una derrota de Morales

La opción "No" contra la reelección presidencial en Bolivia obtenía el 67% de los votos en los primeros cómputos oficiales del referendo del domingo. De consolidarse el resultado, frustraría la aspiración del presidente, Evo Morales, de conseguir un nuevo mandato, reporta la AP.

Pero los datos eran aún reversibles y reflejaban solo un 22% escrutado. El recuento oficial es lento, especialmente en zonas rurales, donde Morales tiene más apoyo.

También la opción "No" llevaba ventaja en conteos rápidos no oficiales difundidos por las principales cadenas de televisión.

La red ATB dijo que la negativa a la reforma obtenía el 52,3% de los votos, y los votos por la reelección, el 47,7%, con un margen de error de más menos 2%.

La RED Unitel dijo que en sus encuestas en boca de urna no oficiales el "No" tenía 51% y el "Sí" el 49% con un margen de error de más menos 3%.

A pesar de los resultados preliminares, opositores salieron a las calles en la oriental ciudad de Santa Cruz, bastión opositor, para festejar el rechazo a la reelección de Morales, reportó EFE.

El líder de la opositora Unidad Nacional, el empresario Samuel Doria Medina, felicitó "al indómito pueblo boliviano" y dijo que "se ha sepultado" la intención de convertir el país "en un proyecto de un solo partido" y al Estado "en autoritario".

El político, tres veces candidato a la Presidencia, dijo que la población ha "recuperado la democracia" y el "derecho a elegir".

El gobernador del departamento de Santa Cruz (este), el opositor Rubén Costas, dijo que hubo una "victoria del pueblo" y que el resultado se obtuvo gracias a los principios del "pueblo que defiende la libertad y la verdadera justicia".

Con más cautela, el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) consideró que Morales tiene que entender el mensaje del "No" y que en poco más de un año perdió, según los sondeos, entre 12 y 14 puntos frente al apoyo obtenido en las presidenciales de 2014, cuando salió elegido con el 63 % de los votos.

El Gobierno, por su parte, habló de un "empate técnico" y pidió esperar al escrutinio oficial, que puede tardar días.

Pese a que se había anunciado que Morales comparecería ante los medios en el Palacio de Gobierno, finalmente fue el vicepresidente Álvaro García Linera quien salió a explicar la posición del Ejecutivo.

El vicepresidente sostuvo que hay un "clarísimo empate técnico electoral" ya que el trabajo de las encuestadoras siempre tiene un margen de error frente a los cómputos definitivos oficiales, por lo que advirtió de la posibilidad de que los resultados se inviertan.

A su juicio, se ha constatado que "la mitad del pueblo boliviano ha optado por que se modifique la Constitución", y tildó de "forzado" y "prematuro" el festejo de la oposición.

Según García Linera, el margen de error se debe a que las encuestas no computan el voto en el extranjero ni el de las zonas rurales, donde Morales tiene un mayor apoyo.

Estimó en alrededor de 110.000 votos la diferencia entre el Sí y el No en los sondeos, una cifra que, a su juicio, puede ser remontada con los sufragios del exterior.

Consultado sobre los resultados que muestran un margen estrecho entre ambas opciones pese a la aspiración de Morales de ganar en la consulta con el 70% de la votación, García Linera dijo que "los referendos se ganan por un voto y eso es lo que cuenta".

"Uno puede tener intenciones de ganar con el cien por ciento, es político y siempre aspira muy alto, pero lo que cuenta son los números y en un referéndum un voto hace la diferencia", añadió.

La jornada electoral fue tranquila con incidentes aislados como la quema de papeletas en doce mesas en la ciudad oriental de Santa Cruz, por parte de ciudadanos molestos por demoras en la apertura de la votación.

"Fue el caso más sobresaliente, en el resto del país la votación se desarrolló en forma pacífica con alta participación ciudadana", dijo la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, Katia Uriona, en un primer balance.

"La pauta general ha sido la normalidad, los hechos en Santa Cruz fueron aislados", dijo el jefe de los observadores de la OEA el expresidente dominicano, Leonel Fernández.

En la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, centenares de policías custodiaban los recintos tras la muerte, el miércoles, de seis funcionarios en una violenta protesta que alteró la campaña electoral.

En el resto de las capitales, la presencia policial era escasa. La policía reportó incidentes menores, entre ellos la detención de al menos mil conductores de vehículos por circular sin permiso, como lo exige la ley electoral.

Las calles se vieron virtualmente desiertas; todas las actividades, incluido el transporte público fueron suspendidas para facilitar que la gente llegara a los centros de votación

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales y el vicepresidente García Linera pudieran volver a ser candidatos en 2019.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Nada apunta, ya perdió Evo con un 72% que votó por él No, o sea no lo quieren más en el,poder, ya van cayendo poco a poco todos los comunistas del siglo XI.

Imagen de Anónimo

Yupiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!! Que se joda!!! Se le está acabando el dinero para seguir comprándose tintes caros para ese pelo tan refeo que tiene!!!!

Imagen de Anónimo

La izquierda latinoamericana va hacia abajo en picada