Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Crónicas desde Miami

'Joe is back'

"El congresista Carlos Curbelo no tiene nada que declarar al respecto", así respondió la oficina del funcionario público a la prensa al conocerse el lanzamiento de Joe García como aspirante al escaño del distrito 26 del sur de la Florida, para el Congreso de EEUU.

Pareciera que Curbelo no ha perdido el sueño por el "tempestivo" anuncio de su antiguo rival, quien regresa por sus fueros a tratar de rescatar el puesto que le escamoteó por muy pocos votos, (52% Curbelo-49% Joe),  en las elecciones de noviembre de 2014.

Pero la opinión en las calles es totalmente contraria, el anuncio de Joe ha dado vida a una campaña que discurría pálida y aburrida hasta el momento.

Quizás la oficina del republicano Curbelo prefiere no gastar cartuchos en un candidato que debe dirimirse inicialmente en las primarias, porque gran parte del Partido Demócrata ya ha puesto sus fichas y dineros a favor de Annette Taddeo, la empresaria colombiana con una amplia trayectoria política, a quien las encuestas sitúan por debajo de Curbelo.

Un presentador de noticias locales se atrevió a calificar la campaña por el distrito 26 como "una contienda feroz a partir del anuncio de Joe García", no sabemos si se trató de un libretazo del conocido periodista o si leyó exactamente lo que decía el teleprompter, pero de cualquier forma la frase refleja la opinión general de sus televidentes, que sin importar del bando que se encuentren, ya auguran fuertes debates y cerrados conteos en una evidente final entre el republicano Carlos Curbelo y el demócrata Joe García.

Curbelo tiene a su favor haber derrotado a García en la votación anterior. Pero Joe asegura que se trató de un sufragio de medio término, donde no se elige al presidente y en la que muchos demócratas prefieren quedarse en casa. Algo que evidentemente no pasará esta vez, cuando se espera una presencia masiva de votantes por la trascendencia mediática que tienen los aspirantes presidenciales.

Otra evidente ventaja de Curbelo es el tiempo que lleva en campaña, porque la entrada de Joe viene siendo como en la recta final. El aspirante demócrata tendrá que batallar contra reloj para conseguir financiamiento para enfrentar las dos lidias que tiene por delante. Valga decir que Curbelo y Taddeo destacan por su habilidad para recaudar fondos.

Joe carga el estigma de su anterior jefe de campaña, Jeffrey García, quien se declaró culpable de intentar allanarle el camino financiando un candidato falso para las elecciones de 2010, un acto en el que Joe no fue nunca implicado y que ya prescribió sin que se pudieran presentar cargos en su contra, por lo que no podrá ser acusado jamás.

Curbelo, por su parte, tuvo que pagar una multa de 3.200 dólares a la comisión electoral por omitir información de donantes a su campaña de 2014.

En la calle muchos piensan que Joe está corriendo por su cuenta y presionando a los demócratas con su candidatura, otros creen que en realidad es una jugada de emergencia del partido ante la imposibilidad de Taddeo de remontar en las encuestas.

Sea una u otra la razón que motivaron su lanzamiento, el cuartel general de los demócratas tendrá que reconsiderar su apoyo teniendo en cuenta la repercusión que ha provocado la entrada de Joe al ruedo.

El tema cubano debe ser el centro de su campaña, llega al escenario electoral en momentos en que su rival propone "ajustes" a la Ley de Ajuste. Joe es de la otra banda de la mesa, de los que siempre apoyaron el restablecimiento de relaciones con la Isla.

Curbelo esgrime argumentos fuertes sobre violaciones constantes a la política de apoyo a los emigrantes cubanos, pero algunos temen que esto desemboque en restricciones o cancelaciones de estrategias recientes hacia Cuba.

Antes que Obama, antes que las negociaciones y embajadas, ya Joe peleaba, en muchos casos solo, porque se distendieran las relaciones entre los dos países. Así que no debe cambiar su discurso "a favor de la familia cubana y a favor de los intercambios con la Isla".

Esto le aleja del voto conservador histórico cubano y lo acerca a las nuevas generaciones de emigrantes, quienes prefieren defender sus opciones de viajes regulares a la Isla, envíos de dineros y pequeñas inversiones. Pero tiene un problema: estas nuevas generaciones no votan, a veces por falta de costumbre, otras porque no pueden hacerlo. Así que le tocará salir "pal limpio" y convencer a sus acólitos de que la solución está en las urnas y no en los golpecitos de hombros que con frecuencia recibe en la calle.

A Carlos Curbelo se le acabaron las vacaciones, tiene que meterse de a lleno, quitarse la chaqueta y remangarse la camisa. En su contra carga su estilo lacónico y calmado que lo acercan más al esquema de un Bush que al de un Trump o un Cruz, y ya sabemos cómo van las preferencias de los votantes en este ramo.

Los estrategas de la campaña de Curbelo deben subirle la dieta de carbohidratos y café para que luzca activo, moderno y así evitar que los votantes le asocien con la nueva calificación acuñada por Donald Trump de "low energy man".

Joe siempre tuvo la camisa remangada, quizás le toque abrocharse las mangas esta vez y ponerle un freno a ese ímpetu que a veces lo lanza a decir lo que no siente. Va a tener que hablar mucho español en muy poco tiempo, va a tener que pensarlo todo antes y evitar que esa combinación de términos en español e inglés, (popularmente conocida como "spanglish"), le juegue la mala pasada de convertirlo en recurrente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 45 ]

Imagen de Anónimo

Joe, como David Rivera y Marco Rubio son los hijos de Mas Canosa y la Fundación Cubano Americana de los 80, pero luego de la muerte del indiscutible líder, cada cual agarró por su lado y se olvidaron de todo lo que aprendieron. Joe y rivera son unos tramposos, de juego sucio y marañas electorales. Rubio es sobre todo mentiroso, cambia de rumbo constantemente en sus propios intereses. Lo mismo es pro emigrante que a la otra semana nos llega con la extrema derecha. Es además el responsable del descalabro de Jeb Bush, al lanzarse por su cuenta le robó gran parte de los votantes a Bush y condenó la campaña del más lógico de los candidatos. Es el Ros Perot de esta época.

Imagen de Anónimo

Esperemos que con la Tadeo o con Joe  salgamos de Curbelo, que lo unico que ha hecho como representante es tratar de "modificar" la LAC.

Imagen de Cubanón Regusanón

Primero,aquel artículo sobre Posada Cariles que no dijo nad y todo lo dejóen el aire, ahorae ste otro que está ´bueno para l eNuevo Herald, sección  Chanchulos Locales. Hasta cuando, Loret de Muela!

Imagen de Anónimo

Joe g va rumbo al congress again dios contigo, quién contra ti?

Imagen de Anónimo

...ANONIMO 2;55 am,,,ESTOY CONTIGO.......LOS CUBANOS DEBERIAN DE UNIRSE PARA AYUDAR A SUS COMPATRIOTAS,,,NO PARA JODERLOS,,,PERO ESTA EN EL A.D.N DE LOS CUBANOS,,,SE SACAN UN OJO PARA VER AL OTRO CIEGO..

Imagen de Anónimo

Este país está jodido. JOe García debería estar en una celda junto a David Rivera, en vez de estar buscando un escaño congresional.

Imagen de Anónimo

Joe aprieta que a Obama se respeta

Imagen de Anónimo

Este es un cínico y un descarado, que le investiguen bien que él tiene kk.

Imagen de Anónimo

josé García ahora debe usar su verdadero nombre y dejarse crecer el pelo, para parecer más chusma de lo que Es, Pepito pal congreso

Imagen de Anónimo

Joe tiene ventajas con las políticas de Obama hacia Cuba y con el precio de la gasolina