Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
España

La pata podrida

Escribo en víspera de las elecciones españolas. Según las encuestas, termina el bipartidismo. Las grandes fuerzas políticas se fragmentarán en cuatro. Lamentablemente, una de las patas de ese nuevo banco trae consigo un grave factor desestabilizador. Lo explico.

Tras la muerte de Franco, desde la restauración de la democracia a mediados de la década de los 70, el centroderecha (UCD y PP) ha gobernado durante 17 años divididos en tres periodos (Suárez-Calvo Sotelo, Aznar y Rajoy), mientras el centroizquierda (PSOE) lo ha hecho por 22 años (González y Rodríguez Zapatero). En democracia, Felipe González es la persona que ha ocupado el cargo de Presidente de Gobierno por más tiempo consecutivo: 14 años.

Estos casi 40 años democráticos, edificados sobre un periodo similar de dictadura franquista lleno de luces y sombras, de atropellos y aciertos, han sido los mejores de la historia de España. El país dio un salto hacia el desarrollo y la modernidad, alcanzó un PIB anual de US$30.000 y florecieron las obras públicas como nunca antes. Fue la etapa en que media docena de compañías españolas se convirtieron en los mayores inversionistas extranjeros en América Latina.

España es hoy uno de los vivideros más gratos del planeta. Es una de las pocas naciones en el mundo que disponen de medio centenar de ciudades hermosas y perfectamente habitables, dotadas de todos los servicios. La longevidad es altísima, la violencia social mínima y, de acuerdo con todos los estándares, es un país del Primer Mundo. No a la cabeza de ese segmento, pero tampoco en la cola. Radica en una grata medianía razonablemente confortable, como acredita el Índice de Desarrollo Humano que publica anualmente la ONU. En 2014 ocupaba el lugar número 26 de las casi 200 naciones escrutadas.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué, si el bipartidismo, evidentemente, ha dado resultado, los españoles están a punto de pulverizarlo en las urnas?

A mi juicio, la razón fundamental es un cambio en las prioridades de la sociedad española. El principal objetivo de los años 70 y 80 fue consolidar la democracia en el país. Fueron años duros en los que se alternaron las conspiraciones militares con las bombas y los asesinatos de ETA y TerraLliure, terroristas vascos y catalanes que intentaban crear a sangre y fuego dictaduras independentistas de corte soviético, siniestras organizaciones a las que se agregaba el GRAPO, otro grupo de asesinos, también colocados bajo la autoridad ideológica del marxismo-leninismo.

Para contrarrestar esa peligrosa deriva, España, de la mano del PSOE, que había abandonado las supersticiones marxistas, se integró en la Unión Europea (UE) y en la OTAN, y profundizó el desguace del aparato productivo en manos del Estado, creado en la época esencialmente estatista del franquismo. El PP, cuando ganó las elecciones, continuó por la misma senda liberalizadora, decididamente enfrentado a los violentos, pero poniendo más cuidado en el gasto público y en las variables macroeconómicas, lo que facilitó el ingreso del país en el euro. España había hecho sus deberes brillantemente.

Las prioridades hoy son otras. La mayor parte de la sociedad española, ya conquistada la democracia, quiere buen gobierno, honradez en la administración de los caudales públicos —descuidada tanto por el PSOE como por el PP—, y oportunidades económicas para ese 22% de personas desempleadas, incluida la mitad de los hombres y mujeres que tienen entre 20 y 30 años.

La inmensa mayoría está satisfecha dentro de la UE, no pone en duda que la OTAN es un excelente escudo protector que sirve, además, para amansar a las fuerzas armadas, y tampoco discute que el mercado, la existencia de la propiedad privada y la democracia, constituyen un modelo sociopolítico —la democracia liberal— hasta ahora insuperado. Discrepan, eso sí, como en todas partes, sobre el monto de la presión fiscal y sobre el mejor destino de la recaudación pública.

Sin embargo, una de las cuatro formaciones de las que sustituirán al bipartidismo PP-PSOE, tiene unas características diferentes. Es peligrosamente antisistema. Me refiero a Podemos, la versión española del neocomunismo, que ha irrumpido en España bajo el liderazgo de Pablo Iglesias.

El propósito de este grupo, o al menos de sus líderes más conocidos, no es mejorar la calidad de la democracia liberal, sino destruirla y sustituirla por un modelo más cercano a Venezuela o a Cuba dentro de las coordenadas populistas de quienes postulan una suerte de agresivo tercermundismo antioccidental, como demuestra el sistemático alineamiento de ese grupo en el Parlamento Europeo.

Pablo Iglesias, este político radical de cabellos largos e ideas cortas y dañinas, ha sido captado en cámara haciendo afirmaciones disparatadas, como que envidia el chavismo venezolano, proponiendo se le entreguen 650 euros mensuales de renta básica a todos los españoles, atacando a los medios de comunicación privados por antidemocráticos, afirmando que la deuda externa no se paga, defendiendo la salida de España de la OTAN y la ruptura de los pactos con EEUU, y proponiendo la instalación de la guillotina por medio de una ominosa mezcla de humor negro y amenaza real.

Cualquier pacto postelectoral que incluya a este grupo será contraproducente. Cuando los demócratas cedieron ante los fascistas y los nazis, pasó lo que pasó. Cuando los venezolanos les abrieron la puerta a los chavistas, el país se derrumbó. Esa es la pata podrida que puede desestabilizar este nuevo banco.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 37 ]

Imagen de Anónimo

"Sombras y Luces"  dicen los defensores de Stalin  y  de Franco ud . Si por la Democracia  se tiene  q romper con el Bi-Partidismo  ,pues  se rompe, no es novedad  ,no ve  el ejemplo  de Francia ,Grecia ,Alemania ,etc donde TODO  el leque de Derecha  tiene  su espacio  con derecho a manifestacion y  asiento Parlamentar   caso  DEMOCRATICAMENTE  ganen derecho ,entonces pq  insulta  la libre opcion ?   La DEMOCRACIA  NO PUEDE TENER esas sombras  de Franco  el ASESINO  como en la Cabaña  ,curioso  no ha dicho a que Ud llama de SOMBRA ?. Q yo sepa  ninguno de los 4 partidos en tiene esas "sombras"  q tuvo Franco . Uds sabe  pq esos 4 partidos van a escrutinio ? Pq  tienen  derecho a ir a ESCRUTINIO  . (rac)

Imagen de Anónimo

Están muy claros los comentarios que aquí se hacen; Pablo Iglesias y sus polítólogos están locos por hacerse con el poder, pero por suerte eso está distante, han prometido "villas y castillas" y han hecho un "Programa a la Carta" intentando sumar votantes. Pablo Iglesias representa al Castro joven de La Historia me Absolvera, con verborrea capaz de impresionar al paleto español con una incultura política tremenda, cualquiera les vende una moto sin ruedas.Yo espero que prevalezca el sentido común y se vote mayoritariamente a Ciudadanos, chicos preparados que miran a Europa y quieren una España del primer mundo lejos del Bananerismo y dejando a los políticos actuales atrás.He conocido a los seguidores de Podemos, son la gente de la ultra izquierda de siempre, los frustrados, los que odian y quieren salir a golpear y seguir viviendo de las ayudas del Estado, que lo quieren ver como el papá que se los da todo sin tirar un palo al agua.Si España juega con candela se puede quemar, esperemos que no.

Imagen de Anónimo

Librenos Dios que después de pasada la dinastía Castros, que permitamos que un sucesor puesto a dedo por ellos se quede en el poder. Eso de pasar página y dejar pasarlo sin hacer justicia seria nefasto para nuestro futuro. Creo que en algunos países que salieron del bloque comunista en Europa implementaron leyes para que jamás alguien vinculado al sistema comunista jamás pueda ostentar ningún cargo público. Eso evitaría tener un Putin o un ser parásito como los reyes de españa.

Imagen de Anónimo

España es “primer mundo” por la pertenencia a la U.E. y por Alemania pero en realidad no es más que una democracia bananera y ostentosa con gastos de gobiernos redundantes (como esas que llaman comunidades autónomas y que como Cataluña, se dan el lujo de tener sus propias embajadas como si desde siempre fueran un país aparte y todo pagado por el erario público) donde la “picaresca” reina desde principios fundacionales. Se ríen de la honestidad contributiva de alemanes y daneses y cobran paro mientras trabajan por la izquierda (en pleno boom inmobiliario el paro era del 8%!). Podemos ha sido financiado con dinero de los contribuyentes venezolanos, qué duda cabe, y sólo queda esperar que más temprano que tarde, gente de esa calaña se haga del poder y entonces veremos si España realmente “no es” Venezuela o Cuba. Tiempo al tiempo.

Imagen de Anónimo

fuera Rajoy y el bipartidismo y podemos se derritiocomo una vela

Imagen de Anónimo

Los españoles se darán cuenta de lo que tienen cuando lo pierdan. Entonces será demasiado tarde. 

Imagen de Anónimo

El partido Podemos es un caballo de Troya. Lo que peor no es lo que se ve, sino lo que trae adentro, por ahora invisible. Lo siento por algunos que se hacen ilusiones con distribución justa, condonación de deuda, honradez y transparencia. El jueguito a la pseudorevolución en este continente europeo tiene consecuencias serias; pregúntenle a Tsipras y Varufakis. Al final el pueblo griego sigue pagando la patente.

Imagen de Anónimo

1/2... No puede una constitución feudal que aúpa a una casta real a cumplir lo que necesita un país europeo del siglo XxI. Creo que hay una inconformidad desde aquello de la "transición" hay aún heridas abiertas. Hay mucho clientelismo politico y mucho pícaro que no está dispuesto a trabajar, pero mucho porque siente que de nada le sirve trabajar porque créame que eso de prosperar gracias a tu trabajo, eso en España no aplica igual que en los estados unidos. Así que me parece que España lo que mejor le asienta es que derrumben esa primera transición y que aunque cueste volver a montar una segunda.... es como Venezuela que tras la derrota del chavismo esperamos que ahora construyan una Venezuela mejor que la que había antes de chavez. También a los cubanos se aplica, estos 60 años de dictadura fracasada que nos ayude a crear un sistema mejor que el de antes de batista. 

Imagen de Anónimo

Falta el factor sociocultural, la idiosincrasia del español, eso falta ser anotado en este articulo. No quisiera pensar que CAM está siendo pagado para hacer campaña para que se mantengan igual las cosas ....porque yo tuve que abandonar España por lo mal que está, quizás por culpa de no tener de donde recibir favores, porque claro es que el cae de pie se sentirá bien con el stablishment. No todos tuvimos la suerte de caer bien "colocados" en madrid.Creo que aquí lo que se está imponiendo es que el español no está contento con lo que tiene, y el que tiene algo es porque está enchufao. ...continua...1/1..

Imagen de Anónimo

Concuerdo con Montaner. La corrupcion de los partidos no es la causa del florecimiento de Podemos, Siriza, y otras extravagancias ultraizquierdistas, porque si fuera asi, nadie hoy en su sano juicio los seguiria, después que se conoce como los partidos de esa inspiracion, en el poder ayer en los paises del Este de Europa, y aun hoy en algunas otras latitudes que conocemos, hundieron y hunden a sus pueblos en la miseria, discriminacion y diferencias sociales mas grandes que hubo jamas en esos paises; ademas de ser los mayores creadores de corruptelas, favoritismo, nepotismos y clientelismo politico de que se haya tenido noticia desde la época del Renacimiento. Tiene que haber otra razon.