Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
ARGENTINA

Macri invoca al diálogo con Scioli para reactivar la estancada economía argentina

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, priorizó este viernes gestos políticos que refuerzan la invocatoria al diálogo y el acuerdo nacional para reactivar una economía estancada o de bajo crecimiento, al reunirse con su rival en las elecciones y candidato del kirchnerismo, Daniel Scioli, según informa la agencia AFP.

"El ingeniero", como se refieren a Macri, inauguró una obra vial en las afueras de Buenos Aires y sostuvo un encuentro con Scioli, a quien venció por poco margen el 22 de noviembre (51,33% contra 48,66%).

"Gracias por la predisposición para trabajar a partir de las coincidencias", escribió Macri en su cuenta de Twitter acompañada de una foto con su excompetidor político por la Casa Rosada.

Scioli, el primero de cuatro excandidatos a la presidencia en reunirse el viernes con Macri, apuntó que "están dadas las condiciones para abrir un debate sobre la coparticipación", es decir el reparto de los impuestos entre las provincias.

"Hay que dar muestra de madurez, de convivencia, pensando en la patria", recalcó el exgobernador de la poderosa provincia de Buenos Aires.

Macri había prometido en campaña levantar este viernes el control cambiario para ajustar el valor real del peso frente al dólar y luego controlar la inflación, que pisa el 30% anual. Sin embargo no hay señales de medidas drásticas en lo inmediato.

Este viernes se desató otra discordia, entre el Banco Central (BC, autoridad monetaria) y bancos privados, a los cuales el nuevo gobernador, Federico Sturzenegger, les comunicó que no se van a cumplir contratos de dólar a futuro pactados con la administración saliente.

Tras 12 años de gobiernos centroizquierdistas liderados por Néstor y Cristina Kirchner desde 2003, Macri hizo hincapié en mensajes de unidad nacional, pluralismo partidista y alcanzar "el arte del acuerdo" para luchar contra la corrupción, el narcotráfico y por una justicia independiente.

"El arte del acuerdo empieza hoy y el Macri político es el de este viernes reuniéndose con los excandidatos y este sábado con los gobernadores de provincias", dijo el politólogo Rosendo Fraga, a radio Mitre.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, en efecto se reunió este sábado con los gobernadores del país en busca de apoyo político para impulsar en el Congreso sus propuestas, que aspiran a reactivar la estancada economía e inyectar transparencia a su gestión, informó por su parte la agencia Reuters.

Dos días después de haber asumido, el mandatario dijo que en un almuerzo con los 24 gobernadores argentinos habló sobre la redistribución de ingresos, el empleo, el combate a la pobreza y al narcotráfico.

"Estoy muy contento de haber tenido esta reunión, resultó un intercambio de visiones", dijo Macri en una rueda de prensa tras la reunión en la quinta presidencial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires. "Les he planteado a los gobernadores (la necesidad) de trabajar en equipo, unir esfuerzos".

Después de 12 años de políticas intervencionistas del peronismo de centroizquierda y el escaso diálogo entre el Gobierno y la oposición, Macri promete hacer ajustes en la tercera mayor economía de la región sin afectar los logros sociales de la última década.

Pero tendrá que sacar a relucir su talento negociador porque su partido no tiene peso suficiente en el Congreso.

"Todos coincidimos en bajar la inflación, (reducir) el déficit (fiscal) y (disminuir) los impuestos", dijo el mandatario. "Por eso sentí que hubo una enorme madurez en esta reunión", agregó Macri.

Además de un Congreso dividido, Macri enfrenta una oposición férrea que, con su antecesora Cristina Fernández a la cabeza, ya le hizo sentir su ferocidad antes del cambio de Gobierno con una controversia sobre el protocolo para el traspaso de mando.

El presidente no dio detalles sobre cómo impulsará una economía agobiada por la escasez de inversiones, la elevada inflación y un grave déficit fiscal, y admitió que los desafíos "son enormes" y no pueden solucionarse "de un día para el otro".

Una de las medidas esperadas por los mercados financieros es una devaluación del peso argentino que incentive las exportaciones y lleve ansiados dólares a las arcas del Estado.

Mientras Macri negocia un acuerdo con bancos para elevar las reservas, economistas de su equipo ya iniciaron contactos con acreedores de deuda impaga, que con una demanda judicial en Estados Unidos mantienen a Argentina alejada de los mercados internacionales de crédito.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Se acabó el pan de piquito para la izquierda latinoamericana. Maduro y sus secuaces están relinchando. Los chavistas que no les votaron ya padecen persecuciones con lo más importante, la comida... je, je,ja.http://www.maduradas.com/apartheid-rojo-prohiben-entrar-a-pdval-a-chavis...